www.elboletin.com

El drama del taxi en Madrid: “Cinco servicios, 60 euros de beneficio y una multa de 200”

Taxi
Ampliar
Taxi

Los taxistas denuncian su desamparo mientras las administraciones se pasan la pelota de una a otra.

sábado 28 de noviembre de 2020, 07:00h

El 14 de marzo de 2020 España se declaraba en estado de alarma por la pandemia de la covid-19. Ante la emergencia sanitaria, muchas personas han visto como sus negocios se desmoronaban tras el cierre total de la economía. Hosteleros, hoteleros, autónomos… múltiples han sido los sectores que se han visto sumamente perjudicados por el parón del país. Entre ellos se encuentra el sector del taxi, quiénes llevan desatendidos por las administraciones desde este día negro para todos.

Taxi Madrid, a través de la Federación Profesional de Taxis de Madrid (FPTM), ha manifestado en reiteradas ocasiones la falta de ayudas a su sector. Los taxistas han recibido ayudas como autónomos, pero de los 250 millones que se le otorgaron a la Comunidad de Madrid para transporte urbano, nada ha ido destinado a este sector, denuncia Jesús Fernández, vicepresidente de la FPTM, en declaraciones a EL BOLETÍN.

Desde el mes de marzo, el sector del taxi ha tenido que utilizar sus propios recursos, buscando mamparas para la separación dentro de vehículo, obteniendo mascarillas y un largo etcétera.

En un inicio, la Comunidad de Madrid delegó la responsabilidad de regulación de los taxis en los ayuntamientos tras la aprobación de la Orden 668, para más tarde dejar al sector en una situación de desamparo. Esta situación no mejora, y es que el Ayuntamiento le pasa la pelota al Ministerio de Fomento, tal y como afirman desde la FPTM, sin tener este competencias algunas en el ámbito del transporte urbano.

Según la regulación natural, los taxistas deben trabajar una media de siete horas diarias, con un 80% de la plantilla trabajando durante la semana y un 50% el fin de semana. Dicha regulación puede ser modificada por el consistorio en función de la oferta-demanda. Actualmente, tal y como confirman desde la FPTM, “el taxista hace una media de cinco servicios”.

La situación de precariedad ha llevado a las más de 25.000 familias que dependen de este sector a trabajar una media de entre 12 y 13 horas diarias para cubrir los gastos de su actividad, como afirma el vicepresidente de la FPTM. Además, cabe destacar que dicho sector supone una parte importante del capital de la Comunidad de Madrid.

El sector exige una regulación, ya que actualmente hay 13.000 taxis en Madrid que tienen que estar trabajando y tan solo 3.000 plazas de aparcamiento para estos.

En consecuencia, hay taxis vagando por la ciudad, contaminando, incrementando los gastos del sector y sin demanda.

La excesiva presencia de taxis ocasiona las largas filas ,que se observan en las calles de Madrid, y por las que la autoridad local tiene potestad de multar, ya que en este caso los taxis están entorpeciendo la circulación. De esta manera, el taxista no solo no obtiene beneficio, sino que “finalizas la jornada con cinco servicios, 60 euros de beneficio y una multa de 200 euros. Por lo que ya no es solo que salgas perdiendo, es que tendrías que trabajar tres días gratis para el Ayuntamiento”, confirma Jesús Fernández, vicepresidente de la FPTM.

Lo que pretende el sector es conseguir una regulación para que, “en lugar de que presten el servicio los 13.000 taxis, pues que presten el servicio un número más reducido de acuerdo con la demanda que hay actualmente”. “El Ayuntamiento nos obliga a estar tantos taxistas ocupando las paradas y causando problemas a la circulación”, zanja el vicepresidente.

De este modo, el sector no solo reduciría sus costes de actividad, si no que organizaría mejor el servicio, contaminaría menos, entorpecería menos la circulación y demás. Algo que provoca “cero coste económico” al Ayuntamiento de Almeida. Dicha situación enfada especialmente al sector, ya que observan como en otras comunidades sí se ha llevado a cabo esta regulación.

Fernández califica de “absurda” la presencia de tantos taxis cuando realmente no se necesitan con las restricciones de movilidad que hay establecidas ante la situación sanitaria que se vive en España actualmente. El vicepresidente destaca que “así como se hacen aumentos de la plantilla en las navidades porque se entiende que van a producirse más desplazamientos, lo lógico sería que ahora se diese un incremento, dado que, por desgracia, no hacemos falta todos en la calle”. “El Ayuntamiento tiene una negativa absoluta para reducir la actividad del taxi que no nos ha argumentado”, reclama el vicepresidente.

Los taxistas de Madrid han estado todos estos meses esperando una respuesta a los 12 escritos que han presentado en el Ayuntamiento dirigido por Martínez Almeida. En esas doce ocasiones, no han obtenido ni una respuesta.

Jesús Fernández denuncia que “en uno de los escritos se le pide al Ayuntamiento un procedimiento de higiene, ya que ellos cuentan con técnicos de salud que nos podrían, al menos, guiar en lo que tenemos que hacer. Pues ni a eso nos han contestado”.

Una de las preocupaciones de los taxistas este verano respectaba al aire acondicionado, ya que por obligación deben de llevarlo puesto, pero ante las circunstancias de la covid-19 les rodeaba la incertidumbre. Tras manifestar dicha preocupación al Ayuntamiento, este todavía no ha proporcionado una respuesta al sector.

Desde FPTM aseguran que la solución pasa por la Orden 668 de la Comunidad de Madrid durante el estado de alarma, concretamente en su punto número 69, como confirma el vicepresidente de la federación. Se trata de la resolución que limita el aforo de los bares al 50%, en terrazas al 75%, los aforos en museos y demás lugares donde se puedan reunir una considerable cantidad de personas. Es esta orden la que permite a los ayuntamientos en función de la oferta y la demanda a regular la actividad de los taxis.

Actualmente 15.000 taxistas están obligados a trabajar a pesar de que su actividad les ocasione pérdidas. Medida mencionada por el presidente de la FPTM, quién recalcaba que se había puesto encima de la mesa el “volver al trabajo al 40%”, como en el estado de alarma, pero Almeida no proporciona respuestas.

La semana pasada se convocaba una manifestación para este pasado miércoles 25 de noviembre en la que participaron más de 3.500 taxis, con el objetivo de hacerse visibles para el Ayuntamiento de Almeida y poder obtener una solución.

La concentración de taxis empezó en la Plaza de Colón y finalizó a las puertas del consistorio. Tras la concentración, desde la FPTM avisaron que habría una reunión con delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Borja Carabante, y el coordinador general de Movilidad, Federico Jiménez de Parga. Finalmente, el vicepresidente de la federación confirma que la reunión se producirá el próximo viernes día cuatro de diciembre.

El objetivo principal de esta reunión será pedir la regulación de los taxis, ya que como comenta el vicepresidente Jesús Fernández, “hay compañeros del turno de noche que ya se han ido al turno de día, dado que con el toque de queda la gente no se puede mover y además el 90% de los hoteles se encuentran cerrados. Por lo tanto, estamos siendo todavía más durante el día”.

El vicepresidente afirma que desde la FPTM solo piden que se les tenga en cuenta, que a la hora de “la llegada de la millonada del Fondo Social de Cohesión Europeo”, se cuente con el sector del taxi.

Fernández aprovecha la ocasión para matizar las palabras del Ayuntamiento de Madrid, ya que el consistorio afirma que el 2020 ha sido el año con más ayudas para los taxis. Pero “desde el año 2012 los taxistas tenemos el compromiso de que ningún taxi se matricule si no es ‘eco’ o ‘0’. Desde 2012 hasta 2020 había una serie de fondos, unas ayudas, para cambiar la flota, que han ido desde los 300 euros hasta los 2.000, para cambiar de coche”, asegura el vicepresidente.

Pero dicho acuerdo es del año 2012, es decir, aunque este año no hubiese aparecido la pandemia del coronavirus, esos fondos se iban a recibir igualmente, afirma el vicepresidente. Desde la FPTM destacan que los fondos vienen ya desde 2019, año en el que no estábamos todavía en plena pandemia.

A la espera de los frutos que pueda dar la reunión del próximo día cuatro, los taxistas anticipan nuevas concentraciones durante todo diciembre para “dar visibilidad al taxi” y “trasladar su malestar”. Fernández afirma que, “ya que parece que para el Ayuntamiento somos invisibles, pues vamos a hacer que nos vean”. Desde la FPTM consideran, tras la dejadez del Ayuntamiento, que la solución pasa por manifestarse, ya que a los escritos no reciben respuesta alguna.

De cara a la recuperación del sector, Jesús Fernández considera que el sector se va a recuperar en cuanto se recupere la movilidad de las personas. “Por muchas medidas y procedimientos que queramos implementar, tenemos que seguir un procedimiento de higiene en el que el consistorio tampoco ha colaborado”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios