www.elboletin.com

El covid pasa factura a las tareas de prevención del cáncer de mama

El covid pasa factura a las tareas de prevención del cáncer de mama
Ampliar

La enfermería defiende que la pandemia no puede provocar “un retroceso en el control” de un cáncer que supone la primera causa de muerte entre las mujeres.

lunes 19 de octubre de 2020, 10:35h

La pandemia del covid-19 también tiene consecuencias sobre el resto de enfermedades. Tal y como vienen alertando los expertos en las últimas semanas, todo lo que no sea coronavirus, como revisiones o pruebas, ha quedado en un segundo plano, ya sea por la reorganización asistencial, la falta de personal o el miedo de los propios pacientes. Así está pasando con la lucha contra el cáncer de mama.

“No podemos permitirnos un retroceso en el control de otras enfermedades como el cáncer de mama, que supone la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres”, defiende Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería con motivo este lunes de la celebración del día mundial contra este tipo de cáncer. Y es que, ante la segunda ola de la pandemia “las instituciones sanitarias se han visto obligadas a reubicar y reorganizar la asistencia a todos los niveles”.

“Esta situación, debida a la escasez de profesionales que venimos denunciando desde hace años, ha hecho que muchas revisiones se vean alteradas o canceladas, poniendo en peligro la salud de nuestra población”, denuncia el máximo responsable de este colectivo. Ante esto, ha lanzado una infografía y un vídeo animado en el que da las pautas que se deben seguir para la detección precoz de la enfermedad en un momento en el que “se han reducido enormemente las consultas presenciales y es primordial la autoexploración”.

El temor a un posible contagio está detrás de muchas de las decisiones de esta situación, tal y como explica Gema Usano, enfermera gestora de casos de cáncer de mama del Hospital 12 de Octubre de Madrid. “Es cierto que el miedo de las pacientes a acudir a centros hospitalarios, que todavía persiste, puede ser una de las causas de que hayamos notado una disminución de la incidencia de diagnósticos de cáncer de mama en centros públicos. También puede haber existido una migración a centros privados, menos saturados en estos momentos”, subraya en un testimonio que recoge el propio Consejo General de Enfermería.

Para la Organización Colegial la autoexploración es clave “porque nos permite detectar un porcentaje de casos de cáncer”. “Aparte de las pruebas diagnósticas, explorarse una vez al mes hace que muchos pacientes acudan a una consulta porque se han detectado un nódulo”, y gracias a esta práctica “se pone en marcha todo el proceso de diagnóstico”.

“Teniendo en cuenta que por la pandemia han sufrido demoras las citas, es cierto que hay que darle más prioridad a la autoexploración para actuar de forma precoz”, destaca Usano, que recalca que “conociendo nuestras propias mamas podemos identificar fácilmente si existe algún cambio o modificación”.

El Consejo de Enfermería aboga por hacerlo una vez al mes después de la menstruación, no interrumpirlo durante el embarazo ni la lactancia y siempre de la misma forma, buscando el momento y situación que a cada persona le resulte más cómoda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios