www.elboletin.com

La ‘jubilación’ de Mersch abre la puerta a una cúpula del BCE paritaria

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
Ampliar
La presidenta del BCE, Christine Lagarde (Foto: BCE)

Si una mujer releva a Mersch, por primera vez el Comité Ejecutivo del BCE tendría igual número de hombres que de mujeres.

miércoles 02 de septiembre de 2020, 07:00h

El Banco Central Europeo (BCE) se enfrenta en los próximos meses a una decisión que podría dar un fruto histórico: por primera vez desde la creación del responsable de la política monetaria de la eurozona hace dos décadas, la mitad de los asientoss del máximo órgano de la institución podrían estar ocupados por mujeres.

El luxemburgués Yves Mersch finalizará en diciembre su mandato de ocho años en la institución y su relevo abre la posibilidad a elegir una mujer para el cargo, con lo que se lograría la paridad en el Comité Ejecutivo, el órgano que gestiona el funcionamiento diario de la institución. El Comité Ejecutivo del BCE está formado por seis miembros, que a día de hoy son la presidenta, Christine Lagarde, el vicepresidente, Luis de Guindos, y cuatro consejeros: el irlandés Philip Lane, el italiano Fabio Panetta, la alemana Isabel Schnabel y el luxemburgués Yves Mersch.

Lagarde no ha ocultado su impulso por una mayor diversidad en el BCE, según publica Bloomberg. Sin embargo, no está claro si la banquera central francesa está presionando en privado para lograr esta paridad. La selección del equipo ejecutivo no depende de ella, sino de los ministros de finanzas del bloque comunitario, y las prioridades podrían ser diferentes.

“Si ella quiere, Lagarde tiene una posición para presionar mucho a los gobiernos a que encuentren una mujer para el trabajo, lo que los obligaría a considerar sus prácticas de contratación”, apunta a la agencia estadounidense Christian Odendahl, economista jefe del Centro para la Reforma Europea.

Al igual que con el propio nombramiento de Lagarde el año pasado, la alta política determinará el reemplazo de Mersch. Dado que los ciudadanos de las cuatro economías más grandes del euro ya forman parte del consejo, la vacante crea una oportunidad para que los países más pequeños, como los de Europa del Este, ganen ese premio por primera vez. Sin embargo, esto complicaría la posibilidad de encontrar una mujer para el cargo, debido a las pocas candidatas posibles.

Ningún gobernador de los 19 miembros de la eurozona es a día de hoy una mujer, lo que significa que las únicas mujeres en el Consejo de Gobierno son Lagarde y Schnabel. Pero si se mira a Europa del Este, la diversidad es aún más escasa: la dirección de los cinco bancos centrales nacionales es predominantemente masculina, y de hecho la junta de Eslovaquia está formada únicamente por hombres.

Como resultado, entre los candidatos a relevar a Mersch lo cierto es que tan solo suena una mujer, la neerlandesa Joanne Kellermann, cuya carrera ya abrió nuevos caminos cuando se convirtió en la primera en sentarse en la junta directiva del banco central holandés.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios