www.elboletin.com

El Gobierno asegura que se dan las condiciones para una ‘vuelta al cole’ presencial

Isabel Celaá, Salvador Illa y Carolina Darias en la conferencia multisectorial con los consejeros de Educación y Sanidad.
Ampliar
Isabel Celaá, Salvador Illa y Carolina Darias en la conferencia multisectorial con los consejeros de Educación y Sanidad. (Foto: Pool Moncloa / José María Cuadrado)

Los niños deberán llevar mascarillas a partir de los seis años y se les tomará la temperatura antes de las clases.

jueves 27 de agosto de 2020, 15:03h

El inicio de curso se realizará de manera presencial y las mascarillas serán obligatorias para todos los niños a partir de seis años. Esas son algunas de las medidas acordadas por el Gobierno y los responsables autonómicos de Educación y Sanidad, según han anunciado hoy en una comparecencia conjunta la ministra de Educación, Isabel Celaá, el titular de Sanidad, Salvador Illa, y la responsable de Política Territorial, Carolina Darias.

“Acuerdo total” entre el Gobierno y las comunidades autónomas sobre 29 medidas y cinco recomendaciones de cara al inicio de curso tras la reunión celebrada hoy, según ha explicado Celaá, que ha destacado la intención de que haya presencialidad “en todos los alumnos, todos los niveles y grupos”, si bien será obligatorio el uso de la mascarilla a partir de los seis años “con independencia” de la distancia. En los niños más pequeños, de infantil y primaria, se establecerán “grupos de convivencia estable” para minimizar en lo posible el riesgo de contagios.

Otra de las claves de la vuelta al cole segura será la higiene de manos cinco veces a lo largo de la jornada, y sobre todo a la entrada y salida del centro. Es un “factor esencial”, ha explicado el ministro Illa, que señalado además que habrá que mantener una distancia de 1,5 metros entre los alumnos en las aulas. Estas aulas deberán ser ventiladas de manera “frecuente”, al menos al inicio y final de las clases y en el recreo, si bien Illa ha pedido mantener la actividad con las ventanas abiertas siempre que sea posible.

También será obligatoria la toma de temperatura antes de la jornada, ya sea en el domicilio o la entrada del centro, y se intentará minimizar el contacto entre grupos. “No concibo que unos padres lleven a un niño con fiebre”, ha afirmado Illa al ser preguntado sobre posibles sanciones en caso de que no se cumpla esta medida. “Cada comunidad autónoma tiene su régimen sancionador al respecto, pero no concibo que esto ocurra, de todo hay, pero no lo concibo, vamos a ver si somos todos un poco serios”, ha insistido. “Si hay que sancionar esto, en fin…”, ha dejado en el aire.

En cuanto al uso de transporte para ir al colegio, el ministro de Sanidad ha abogado por ir siempre que sea posible andando o en bicicleta y si hay que usar el transporte colectivo será obligatoria la mascarilla.

No se aborda finalmente en el acuerdo la reducción de ratios de alumnos por aulas, como había solicitado Unidas Podemos, aunque la ministra Celaá ha asegurado que “las ratios se reducen de manera real con la nueva contratación que las comunidades autónomas han previsto dentro de sus protocolos”.

En cuanto al absentismo, después de que algunos padres hayan manifestado su intención de no llevar a sus hijos al colegio debido a la pandemia, la titular de esta cartera ha recordado que “la educación es un derecho fundamental y la obligatoriedad se extiende de los 6 a los 16 años”. El Gobierno ha solicitado un informe jurídico al respecto que saldrá a la luz la próxima semana. A la espera de que se conozca, por el momento no habrá medidas coercitivas, ha explicado Celaá, que se ha mostrado convencida de “las familias son responsables y conocen el derecho de sus hijos a la educación”.

“Hay que ir a clase”, ha insistido, pero “por si acaso hay alguien que tiene más miedo he de decirles que estamos trabajando por un entorno escolar seguro”. “Obviamente no existe el riesgo cero, pero la escuela en este momento es mucho más segura que otros ámbitos”, ha sostenido.

Respecto a los posibles brotes que afecten a los centros educativos, Illa ha explicado que si aparece un caso que se confirma positivo en grupo de convivencia estable, el grupo entero entrará en cuarentena. Si el caso forma parte de un aula se analizarán los contactos estrechos y solo ellos deberán estar en cuarentena. Por último, si hay brotes en varias aulas con vínculos epidemiológicos “habría que estudiar” el posible cierre temporal del centro, ha explicado el titular de Sanidad, aunque sería solo el caso extremo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios