www.elboletin.com

Los bancos trabajan ya en la vuelta a los dividendos la espera de que el BCE levante su veto

Banco Central Europeo
Ampliar
Banco Central Europeo

Los principales banqueros trasladan el mensaje al mercado de que a partir del próximo año volverán a retribuir a sus accionistas.

martes 04 de agosto de 2020, 07:00h

La semana pasada, el Banco Central Europeo (BCE) decidía extender al menos hasta el 1 de enero el veto que pesa sobre los dividendos de la banca. Un jarro de agua fría para las entidades españolas, que ven en los pagos un modo de atraer a los inversores que han huido despavoridos durante la crisis. De momento, el mensaje de los principales banqueros es similar: la prórroga será “excepcional” y se trabaja ya para retomar los pagos tan pronto como el supervisor levante su prohibición.

El sector financiero ha sido uno de los más castigados en bolsa desde el inicio de la crisis provocada por la pandemia. A un escenario de tipos ultrabajos que dificulta la rentabilidad se han sumado las perspectivas negativas sobre la economía. Y por si fuera poco, la única vía de escape para que los inversores obtuvieran rentabilidad, el dividendo, se ha prohibido por ‘recomendación’ del BCE.

A lo largo de los últimos días, los primeros espadas de los bancos cotizados han coincidido sin embargo en que este veto será “excepcional” y de carácter “temporal”. De hecho, todos trabajan ya para volver a pagar dividendos en efectivo el próximo año, aunque todavía no se sabe si para entonces el supervisor dará su permiso.

Banco Santander, que registró unas pérdidas de 10.798 millones hasta junio, ya tiene reservados 400 millones para pagar dividendos el próximo año, y en los siguientes trimestres seguirá devengando más dinero, según adelantó el consejero delegado, José Antonio Álvarez, la semana pasada. El banquero pidió al BCE una mayor “discriminación” en su recomendación a partir del próximo año, ya que a su juicio “esto no puede ser café para todos”.

A la espera de poder pagar en efectivo, el Santander propondrá con cargo a los resultados de 2019 un scrip (pagadero en acciones) correspondiente a 0,10 euros por acción.

También BBVA trabaja ya en preparar los pagos de dividendos del próximo año, que podrían verse complementadas con recompras de acciones, según señaló el director financiero, Jaime Sáenz de Tejada. También un banco de menor tamaño, Liberbank, estudia poner sobre la mesa programas de recompra, señaló su consejero delegado, Manuel Menéndez, con el objetivo de “ofrecer una remuneración atractiva a nuestros accionistas en cuanto el BCE así lo permita”.

De vuelta en los bancos del Ibex 35, Bankia espera que el supervisor levante su veto para poder llevar a cabo el pago extraordinario en principio previsto en principio para 2020 de 2.500 millones de euros. El banco rescatado (la mayor parte de sus pagos van al Estado) se libró del veto sobre su dividendo ordinario de este año debido a que ya lo había aprobado en junta de accionistas.

Algo similar le ocurrió a CaixaBank, que en abril realizó un pago de 0,07 euros por acción. La entidad confía en que el BCE levante la restricción el 1 de enero, pero aun así no volverá de golpe a su remuneración anterior a la crisis, sino que por prudencia recortará el payout (del 50% al 30%) hasta ver cómo evoluciona la situación económica.

Entre los bancos del Ibex 35, Bankinter presentó sus resultados antes de que se conociese la decisión del BCE de prolongar el veto. La consejera delegada, María Dolores Dancausa, había abogado a favor de volver a los pagos e incluso insinuado que el banco podría tomar una decisión en octubre, cuando en principio finalizaba la prohibición. Mientras, el Sabadell mantiene la prudencia y tomará una decisión en cuanto el BCE haga lo propio, señaló Jaime Guardiola.

El último banco cotizado en presentar resultados ha sido Unicaja, que ayer mismo afirmó que su “fuerte” posición de solvencia le permitirá retomar el dividendo en cuanto se levante el veto.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios