www.elboletin.com

Lagarde abre la puerta a incluir objetivos ‘verdes’ en las compras de bonos del BCE

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
Ampliar
La presidenta del BCE, Christine Lagarde (Foto: BCE)

La presidenta del BCE quiere “explorar todas las vías disponibles para combatir el cambio climático”.

miércoles 08 de julio de 2020, 10:29h

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha abierto la puerta a utilizar el agresivo programa de compra de activos de la institución, para alcanzar objetivos medioambientales. “Quiero explorar todas las vías disponibles para combatir el cambio climático”, ha señalado en una entrevista a Financial Times. “Esto es algo que defiendo con mucha fuerza”.

Es la primera vez que la presidenta del BCE se compromete a examinar cambios “más verdes” en todas las operaciones del banco central, incluidas las compras de activos. De concretarse, el BCE se convertiría en el primer banco central en utilizar sus compras de bonos para perseguir objetivos ecológicos.

El BCE “tiene que analizar todas las líneas de negocios y las operaciones en las que estamos involucrados para abordar el cambio climático, porque al final del día, el dinero habla”, ha añadido Lagarde.

Activistas y organizaciones han pedido al BCE que cambie su programa de compra de activos, vendiendo los bonos “marrones” emitidos por compañías intensivas en carbono y aumentando las compras de bonos verdes. Sin embargo, otras voces han criticado que debería depender de los gobiernos y los partidos políticos, y no de los bancos centrales, decidir a qué empresas favorecer y a cuáles penalizar.

El BCE considerará formas de abordar el cambio climático como parte de la revisión estratégica que Lagarde lanzó a principios de año y que acaba de reiniciarse tras haber quedado en suspenso debido a la pandemia.

Preguntada sobre si la pandemia podría diluir la relevancia de los asuntos medioambientales, la banquera central francesa avisa que “aquellos que se sientan tentados por esa opción vivirán para lamentarla”. “Tengo hijos, tengo nietos. Simplemente no quiero enfrentarme esos hermosos ojos, preguntándome a mí y a otros: ‘¿Qué has hecho?’”

Respecto a las repercusiones de la pandemia en el comercio mundial, Lagarde ha reflexionado que “puede ser que esta crisis en particular transforme nuestra percepción de globalización, proximidad, cadenas de suministro cortas [y] control sobre nuestro propio destino”. “Habrá que revisar todo el conjunto de relaciones y modelos de negocio de los países”, señala la presidenta, que alerta de que “los países no pueden ser impulsados ​​y respaldados exclusivamente por el comercio y solo el comercio”.

Por otro lado, Lagarde parece confirmar las expectativas de los analistas de que es poco probable que el BCE anuncie nuevas medidas de relajación en su reunión de política monetaria de la próxima semana. “Hemos hecho tanto que tenemos bastante tiempo para evaluar [los datos económicos entrantes] cuidadosamente”, ha señalado.

Respecto al fondo de recuperación propuesto por la Comisión Europea y que los líderes europeos negociarán la próxima semana, la presidente del BCE considera que es un “game changer”, especialmente si una gran parte de las ayudas viene en forma de subvenciones en lugar de préstamos. Sin embargo, “no haría todas mis apuestas el 18 de julio”, ha señalado respecto a la fecha de la Cumbre. “Daría hasta fin de mes para asegurarme de que tengamos un resultado favorable”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios