www.elboletin.com

Los trabajadores de Nissan Barcelona avisan a los de Cantabria de que "no se fíen" de la empresa

Trabajadores de Nissan Barcelona levantan el brazo como signo de protesta en la concentración convocada por el cierre de las plantas catalanas ante la fábrica de la compañía en Los Corrales de Buelna, Cantabria (España)
Ampliar
Trabajadores de Nissan Barcelona levantan el brazo como signo de protesta en la concentración convocada por el cierre de las plantas catalanas ante la fábrica de la compañía en Los Corrales de Buelna, Cantabria (España) (Foto: Juan Manuel Serrano Arce - Europa Press)

Aseguran que no buscan enfrentamiento, sino estar "unidos" y defender los puestos de todos

miércoles 01 de julio de 2020, 13:36h

Los trabajadores de Nissan Barcelona que han llegado esta mañana a Los Corrales de Buelna para protestar contra del cierre de las plantas catalanas han avisado a los cántabros de que la dirección de la empresa "es una mentirosa" y de que "no se fíen" aunque por el momento su fábrica se mantenga.

Así lo han dicho durante la marcha que han realizado desde el aparcamiento en el que han dejado sus vehículos, en los que han llegado en caravana desde Torrelavega, hasta la entrada a la fábrica, entre gritos de "Nissan mentirosa".

Además, les han dicho que "tengan cuidado" porque los responsables de Nissan "son muy mentirosos".

En esta línea, el presidente del comité de Nissan en la Zona Franca, Juan Carlos Vicente, ha manifestado en declaraciones a la prensa que es lo que "a ellos les han demostrado" tras haber prometido el año pasado una inversión de 70 millones de euros y una planta de pintura en ahora tomar la decisión "errónea" de cerrar.

"A ellos les están ofreciendo una inversión para tener un futuro pero yo creo que no se pueden fiar", ha dicho refiriéndose a los trabajadores de Los Corrales, que llegaron la semana pasada a un acuerdo con la dirección.

"De momento, ellos se quedan, mañana no sé", ha apostillado tras insistir en que "si Nissan se va de Europa, se va de Europa". Por ello, Vicente ha destacado la importancia de estar unidos, ya que si la "casa mater" que es la Zona Franca se queda, "ellos tienen el futuro más asegurado".

Han sido unos 200 los trabajadores de la capital catalana que han llegado a la fábrica de la compañía en Los Corrales de Buelna acompañados de por sus familiares y al grito de "Nissan no se cierra".

Han comenzado a llegar en torno a las 10.25 entre pitos y gritos desde dentro de sus vehículos, cuyos ocupantes llevaban camisetas con el mensaje de "#FuturoparaNissanya" y No al cierre de Nissan'.

A continuación, han estacionado los coches en el aparcamiento cercano a la fábrica ubicado en dirección San Felices de Buelna, donde han prendido una traca de petardos y han gritado frases como "somos obreros, no terroristas", #Cantabria escucha Nissan esta en la lucha", "Frank, rata, sal de la cloaca", la Nissan somos todos", "si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra" y "si no se apaña, caña, caña, caña".

Desde ahí han iniciado la marcha hasta la entrada de la fábrica, encabezada por dos grandes pancartas con los mensajes de "No al cierre de Nissan, lucharemos por un futuro", y "No al cierre de Nissan por el futuro industrial", y otra más pequeña con "más de 25.000 familias a la calle, no hay otro camino que la lucha.

"NO BUSCAMOS ENFRENTAMIENTO"
A su llegada a la fábrica, vigilada por una gran presencia de Policía Local y sobre todo Guardia Civil, incluso con un helicóptero sobrevolando la zona, el presidente de la sección sindical de Sigen-Usoc, Miguel Ruiz, ha explicado que el motivo de su visita a Cantabria es "que la lucha obrera se oiga en todos los lugares de España" y ha aclarado que no buscan enfrentamiento con los empleados cántabros, sino defender los puestos de trabajo de "todos".

Al decir esas palabras se ha dirigido hacia los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, lamentando, al igual que lo ha hecho Vicente, el "gran dispositivo" montado para una movilización "pacífica". "Somos obreros, no terroristas", han gritado los trabajadores en ese momento.

De hecho, se encuentran en el exterior de la fábrica a la espera de que salga a las 14 horas el primer turno de empleados, a quienes han dicho que van a recibir entre aplausos.

También se ha quejado de que su intención era concentrarse en la fábrica y no cortar la vía, como finalmente ha terminado haciéndose al no poder pasar por la presencia de la Guardia Civil, que ha colocado vallas a ambos lados de la entrada.

No obstante, Ruiz ha agradecido al Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna que les hayan cedido un espacio para instalarse y comer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios