www.elboletin.com

El asesor sanitario de Ayuso acusa a la Atención Primaria de abandonar a los mayores

Paciente
Ampliar
Paciente

Antonio Burgueño, ideólogo de la privatización de la Sanidad, lamenta que su plan para que los mayores fueran atendidos en residencias en Madrid no se llevara a la práctica.

martes 23 de junio de 2020, 09:43h

El principal asesor de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la lucha contra el Covid-19 lamenta que su plan para medicalizar las residencias no se llevara a cabo y acusa a la Atención Primaria de dejar a “los enfermos mayores abandonados”. “Yo creo que en toda España quedaron abandonados a su suerte, incluido Madrid”, asegura Antonio Burgueño, el ideólogo de la privatización de la Sanidad con Esperanza Aguirre.

Así lo señala en una entrevista este martes en El País en la que lamenta que su plan de 270 puntos que le pidió Ayuso fuera llevado a cano por “empresas de tercera división”. Burgueño alude a la conocida como ‘operación bicho’, término que empleó su hija Encarnación, sin experiencia alguna en gestión sanitaria, para desarrollar durante 12 días una caótica actividad de medicalización de residencias, destaca el mencionado diario.

Respecto a su hija, rechaza que se hiciera con el encargo de curar a los mayores de residencias gracias a sus contactos y niega que haya cobrado por su labor. “Yo no estaba para eso. Yo colaboro con mi país, pero sin pasar factura”.

Preguntado por si cree que atender a los mayores en las residencias era una buena idea, Antonio Burgueño destaca que “es algo que ya había pensado antes”. “Antes de la Covid los hospitales ya se veían colapsados frecuentemente”, apunta antes de explicar que “cuando estuve de director de hospitales de la Comunidad de Madrid, los viernes por la tarde se llenaban las urgencias de viejecitos de la tercera edad”.

“En las residencias no había médico los fines de semana” y “los hospitales no están para ser un cementerio”. “No tienen que recibir a los mayores en situación de agonía”, asegura, ya que “tienen que morir en una residencia, en su casa o en una unidad de paliativos, pero no en un hospital de agudos”. Dicho esto, deja claro que él propuso a la Comunidad de Madrid en 2012 “un plan para poner médicos y enfermeros de la sanidad pública en las residencias”.

Para el asesor sanitario del Gobierno regional “la persona dependiente con un proceso agudo desde luego que vaya al hospital, pero si está en un proceso terminal desde luego que no” y desconoce si el consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, va a dimitir por esta situación. Tampoco si habrá quien vaya a la cárcel.

“Yo solo siento mucho que mi amigo Enrique no exigiera que el que había hecho el plan lo gestionara, porque en estos momentos el crucificado sería Antonio Burgueño”. “O a lo mejor en la cárcel”, remarca después en esta entrevista al mencionado diario. En su opinión, “hay que tomar decisiones y alguna puede que no guste o que no sea racional”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios