www.elboletin.com

Repsol recomprará bonos híbridos por 594 millones, tras aceptación de casi el 60% al que se dirigía su oferta

Repsol
Ampliar
Repsol (Foto: Jaime Pozas)

El pasado 2 de junio Repsol anunció esta operación de recompra y la colocación de bonos híbridos por 1.500 millones de euros.

miércoles 10 de junio de 2020, 14:55h

Repsol recomprará títulos híbridos por 593,72 millones de euros, tras recibir una aceptación de casi el 60% del máximo por 1.000 millones de euros al que se dirigía la operación lanzada la semana pasada por la compañía.

Según informó la petrolera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la oferta de recompra, que finalizó este martes y se dirigía a una emisión de 2015 de bonos de valores perpetuos a seis años, se ha realizado a un precio del 101,20% del nominal.

El pasado 2 de junio, la compañía presidida por Antonio Brufau anunció esta operación de recompra y, en paralelo, la colocación de bonos híbridos por 1.500 millones de euros, ampliando así su objetivo inicial de 1.000 millones de euros, tras recibir una demanda de más de 12.000 millones de euros.

En concreto, Repsol colocó estos 1.500 millones en dos tramos de bonos por un importe de 750 millones de euros cada uno. Con esta operación, el grupo reforzaba su fortaleza financiera en la actual situación de crisis por la pandemia del coronavirus, que ha llevado a un desplome en los precios del crudo.

Los bonos híbridos son un producto financiero que computa como capital en un 50%, de acuerdo con la metodología de las principales agencias de calificación crediticia.

A principios de abril, en el momento más álgido de la crisis del Covid-19, Repsol ya captó en los mercados 1.500 millones de euros tras realizar emisiones a cinco y 10 años.

En concreto, la petrolera colocó un total de 750 millones de euros a cinco años, con un diferencial de 220 puntos básicos sobre el 'midswap' y un cupón del 2% anual, y otros 750 millones de euros a 10 años, con 265 puntos básicos sobre es referencia y un cupón del 2,6% anual.

Repsol no acudía a los mercados de deuda desde julio del año pasado, cuando colocó una emisión por 750 millones de euros a ocho años, con una demanda final cercana a los 4.000 millones de euros. Entonces, la compañía cerró la operación con un precio del 99,684% y un cupón fijo anual del 0,25%, el más bajo alcanzado por el grupo en una emisión pública en toda su historia.

Para hacer frente al complicado entorno económico por el Covid-19, Repsol adoptó un Plan de Resiliencia para este ejercicio que contempla reducciones añadidas de más de 350 millones de euros en los gastos operativos y de más de 1.000 millones en las inversiones, así como optimizaciones del capital circulante próximas a 800 millones respecto a lo inicialmente presupuestado al inicio del año.

A cierre de marzo, la deuda neta del grupo se situaba en 4.478 millones de euros, frente a los 4.220 millones del pasado mes de diciembre. En línea con su 'hoja de ruta' para este 2020, la compañía estima que la deuda neta de la compañía no se incremente a cierre del ejercicio con respecto a 2019.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios