www.elboletin.com

Naturgy revisará su plan estratégico por el Covid-19 pero sin tocar el dividendo

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Ampliar
Francisco Reynés, presidente de Naturgy (Foto: Naturgy)

Reynés afirma que el grupo cuenta con liquidez para "poder bailar" en los futuros movimientos del sector.

martes 26 de mayo de 2020, 13:36h

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha afirmado que la compañía revisará "los números" de su plan estratégico "lo antes posible", ante el desafío que ha supuesto la crisis económica por el coronavirus, aunque ha reiterado el compromiso con el dividendo a sus accionistas marcado en la 'hoja de ruta' 2018-2022 que fue presentada al mercado hace casi dos años.

"Lo más importante de nuestro plan, que es el dividendo, no lo tocamos", recalcó Reynés en rueda de prensa tras la junta general de accionistas del grupo, subrayando que el compromiso con los accionistas "es firme".

El directivo reconoció que la pandemia mundial ha llevado a estar "en medio de una tormenta", en la que el primer objetivo es revisar "los objetivos gordos, adaptar la estructura comercial, la ambición de renovables y seguir mejorando la compañía", por lo que "los números a largo" se darán cuando sean revisados.

Así, Reynés se comprometió a explicar esta revisión "con todo lujo de detalle" cuando corresponda, aunque señaló que en estos momentos "es demasiado pronto", ya que el tamaño del problema económico mundial que hay enfrente "es incierto y la velocidad de la salida también es incierta". "Especular con escenarios amplios y relevantes es prematuro", dijo.

En lo que se refiere al dividendo, la junta de Naturgy aprobó este martes un retribución total en efectivo de 1,37 euros por acción a cargo de los resultados de 2019, un 5% más que en 2018, y Reynés reiteró el compromiso del abono de 1,44 euros por título para sus accionistas en 2020, a pesar del impacto por el Covid-19, que, eso sí, llevó a la compañía a interrumpir su programa de recompra de acciones, tras destinar en casi dos años unos 700 millones de euros al mismo.

Referente a este programa de recompra de acciones, que en el fondo representa otra vía de retribución al accionista, Reynés estimó que ahora "no es la prioridad", aunque añadió que decir que su suspensión es "para siempre" es "anticiparse a futuros impredecibles".

Para abordar esta transformación de la compañía ante el nuevo escenario por el Covid-19 y la transición energética, Reynés anunció una remodelación del organigrama del grupo con la creación de las unidades de negocio de Gestión de la Energía y Redes; Renovables, Innovación y Nuevos Negocios, y Comercialización Minorista, para las que la compañía ha 'fichado' como nuevos directivos a Pedro Larrea, Jorge Barredo y Carlos Vecino.

Reynés señaló que estas tres nuevas unidades reportarán directamente a él, mientras que las cuatro áreas existentes hasta ahora (Gas & Power, dirigida por Manuel Fernández; Infraestructuras en España, con Rosa María Sanz al frente; Latinoamérica Norte, a cargo de José G. Sanleandro y; Latinoamérica Sur, encargada a Antonio Gallart) estarán "bajo el paraguas" de Larrea.

Por otra parte, el directivo aseguró que la compañía cuenta con la liquidez suficiente para "poder bailar" y ser "proactiva" en los futuros movimientos corporativos que se den en el sector energético.

Reynés indicó que la liquidez actual de más de 10.000 millones de euros del grupo le permiten, en primer lugar, "dormir tranquilo", sin necesitar "somníferos", pero también le garantizan "tickets para poder bailar" ante la posibilidad de una operación corporativa.

"Pero eso no significa que vayamos a bailar seguro, ni que vayamos a bailar con nadie en concreto, pero nos hace seguir siendo proactivos en el análisis y la valoración de alternativas", añadió.

El directivo se mostró convencido de que de la actual crisis por el coronavirus van a surgir "oportunidades" en el sector, en las que Naturgy podrá decidir si quiere ser protagonista o no gracias a ese respaldo financiero que posee.

No obstante, manifestó que cualquier operación deberá respetar "la religión" marcada en la 'hoja de ruta' del grupo, que es "la disciplina financiera, priorizando la creación de valor al tamaño".

Respecto a la renegociación de los contratos de aprovisionamiento de gas abierta con países como Argelia, el principal suministrador y accionista de Naturgy a través de la estatal Sonatrach, Reynés insistió en que la prioridad es llegar a acuerdos, aunque no descartó, como último extremo", acudir al arbitraje. "El objetivo es la negociación y rápida, ya que el escenario lo exige", dijo.

Asimismo, el presidente de Naturgy, que indicó que la compañía ha concedido durante la crisis del coronavirus el aplazamiento de los recibos a unas 125.000 familias, descartó cualquier ajuste de plantilla a través de un ERTE o ERE.

"Nosotros primamos los acuerdos entre personas y compañía, sin hacer ninguna acción unilateral por parte de la empresa, así lo reconocen los sindicatos", dijo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios