www.elboletin.com

Repsol, Vidrala o Sanofi, apuestas de los analistas para una bolsa que sigue en estado de alarma

Bolsa de Madrid
Ampliar
Bolsa de Madrid (Foto: Jaime Pozas)

Los expertos recomiendan alejarse del sector financiero en general y de Banco Santander en particular.

domingo 24 de mayo de 2020, 07:00h

La bolsa sigue sin lograr levantar el vuelo. A la incertidumbre sobre la recuperación una vez que se reinicie la economía se une además una creciente tensión entre EEUU y China que amenaza con echar por tierra los avances de principios de año para zanjar la guerra comercial. Ante esta situación, los analistas consultados por EL BOLETÍN aconsejan centrarse en compañías con buena posición de liquidez o que han demostrado soportar más o menos bien la paralización de la actividad. Compañías como Repsol y Vidrala o las europeas Sanofi y Unilever destacan entre las apuestas de los expertos, que recomiendan alejarse del sector financiero.

El analista independiente José Ramón Sánchez Galán incluye en sus apuestas a Repsol después de que sus últimos resultados, “dada la actual situación, hayan reflejado la fortaleza de la compañía”. A pesar de que el beneficio cayó un 27,7%, la empresa “mantiene una liquidez saneada y un Plan de Contingencia ante la posibilidad de que la situación se mantenga o empeore”. “Las caídas del crudo, (Brent y WTI en un 21% y un 17%, respectivamente, respecto a los primeros tres meses de 2019), así como el Covid- 19, han mermado los beneficios, pero no con el impacto que se esperaba, y eso el mercado lo premia”.

Desde un análisis técnico, el experto destaca que el valor “se encentra en un movimiento secundario al alza, que hace pensar en una posterior consolidación. El dibujo de la tendencia parece que va conformándose, con base en la zona de los 8,34 euros y altura en el entorno de los 9 euros”. “La posibilidad de superar una media a largo en los 9,12 euros, daría alas al valor”, señala, aunque “hay que mantener la prudencia, toda vez que el volumen y los osciladores de tendencia no están dando todavía visos claros del movimiento”.

Otra empresa con resultados mejores de lo esperado y “aplaudidos por un mercado necesitado de buenas noticias” es Vidrala. “No sólo por el hecho que la compañía haya presentado buenos resultados (beneficio de 29,8 millones, un 7% más), sino porque ha reducido deuda en un 27%” y ha realizado “una provisión de liquidez por encima de los 400 millones ante el inevitable impacto del Covid- 19. No obstante, “las previsiones del negocio son optimistas ya que en divisas, la facturación de Vidrala registró un crecimiento orgánico del 1,1%”.

En el análisis técnico destaca que “después de dos figuras alternativas de vuelta, el valor opta por un movimiento al alza, que tendrá confirmación en el nivel de los 84 euros, según parece con ciertos problemas”. “Por el momento, existe algo de sesgo optimista ya que el volumen se sostiene, así como el valor, por encima de sus tres medias a plazos”, concluye.

“El foco de mercado está puesto en la liquidez de las compañías y la capacidad de soportar la paralización de los negocios y la caída de demanda”, apunta por su parte Susana Felpeto, directora de renta variable de Atl Capital. La experta dirige sus ojos fuera de España para poner sus ojos en la francesa Sanofi. “Todo el sector farmacéutico y de salud está orientado a la investigación de una vacuna o medicamento contra el Covid-19 y pensamos que estar en una de las grandes farmacéuticas europeas debería dar estabilidad a la cartera”, explica.

Fepeto cita también a Unilever y Danone. “El consumo de productos de cuidado personal básicos y de alimentación se mantendrá, y aunque el consumo a nivel macro por la recesión a la que nos enfrentamos sea fuerte se trata de un sector defensivo”.

Por el contrario, la experta de Atl Capital sitúa al sector de las socimis entre sus apuestas bajistas. “El parón y cierre de las oficinas, comercios y hoteles hace que los empresarios estén renegociando condiciones en los alquileres, por tanto vemos complicado que los próximos meses el sector tenga un buen comportamiento, bien porque haya tenido que aceptar renegociaciones de alquileres ya sea incrementando el plazo de los contratos o reduciendo el alquiler, o por posibles impagos”.

También está bajo una fuerte presión bajista sobre la banca. “El sector financiero europeo está en mínimos históricos, y a no ser que se tenga un perfil de riesgo alto, y con una estructura de inversión táctica, es decir puntual y de corto plazo, de manera estratégica nos estaríamos en bancos europeos”. “Se espera un incremento de morosidad que ha hecho que ya en la publicación del primer trimestre el sector haya aumentado las provisiones”, recuerda Felpeto.

Dentro de la banca, Sánchez Galán cita en particular a Banco Santander, que ganó 331 millones hasta marzo, un 82% menos. “Es de esperar que la entidad afronte un año complicado”, considera el analista. “De hecho, se ha visto obligada a diversificar su cartera productiva con la venta de activos no líquidos a inversores institucionales. Se centrará especialmente en fondos de deuda privada y fondos de infraestructuras, para ganar mercado compensando el de hasta ahora, mermado por la pandemia, a la espera de una mejoría poco probable en el sector que podría llegar hasta 2021”.

En el análisis técnico, “a pesar de intentos correctivos al alza, más por encontrarse muy sobrevenido que por otra cosa, el valor sigue siendo castigado por el mercado y no sale de un canal bajista iniciado el pasado 25 de marzo, que le sigue llevando a zonas de mínimos de hace años”. No hay visos de recuperación fehacientes, por lo que no es momento de entrar en el valor o, bien, aprovechar para recortar pérdidas en caso de ciertos rebotes”, explica el experto.

Su última advertencia bajista es IAG, dentro de un sector de las aerolíneas en el que “no se atisban perspectivas optimistas”. Además, la agencia de rating, S&P ha rebajado la nota de la deuda de la compañía hasta bono basura. “Según esta agencia, en 2020 duplicará su deuda y su EBITDA será negativo pese a las medidas que ha adoptado para reducir sus gastos. Ya en este primer trimestre, el grupo perdió 1.683 millones de euros por los efectos del coronavirus. Asimismo, aunque se espera un repunte en la actividad de las aerolíneas, la facturación del sector en su conjunto se quedará un 30% por debajo de los niveles de 2019”.

En el análisis técnico Sánchez Galán destaca que el valor “está haciendo un ‘pull back’, es decir, una figura que supone un breve movimiento al alza, para después retroceder de nuevo al soporte, en la zona de los 2 euros. De hecho, la tendencia principal sigue su curso descendente por lo que no se descarta una búsqueda hacia el nivel mencionado”. El experto llama a “aprovechar correcciones al alza para deshacer posiciones”.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios