www.elboletin.com

La banca europea, ante el reto de guardar fondos pata afrontar la crisis del coronavirus

Banco Central Europeo
Ampliar
Banco Central Europeo

La gran banca estadounidense provisionó 25.000 millones en el primer trimestre para hacer frente a los impagos.

martes 21 de abril de 2020, 07:00h

En los próximos días, la temporada de presentación de resultados trimestrales alcanzará a la gran banca europea y existe cierta curiosidad en el mercado sobre cómo tienen pensado gestionar el incremento de la morosidad derivado del parón económico por el coronavirus. Mientras el BCE ya estaría proponiendo la creación de un banco malo, parece poco probable que las entidades vayan (o puedan) hacer un esfuerzo tan elevado como el realizado por los gigantes de Wall Street.

Algunos de los principales bancos europeos publicarán sus resultados en los próximos días: El primero en saltar a la palestra será Credit Suisse, que presentará resultados el 23, el mismo día que Bankinter en España. UBS ha escogido de fecha el día 28 de abril, al igual que Banco Santander. El 29 será el turno de Deutsche Bank, así como de Bankia, y el 30 de Sabadell, BBVA y CaixaBank. Un poco más se harán esperar los franceses BNP Paribas y Société Générale, que presentarán el 5 y 6 de mayo, respectivamente.

La semana pasada fue el turno de los grandes bancos estadounidenses, que sorprendieron con un aumente de las provisiones hasta una cifra de 25.000 millones de dólares. Solo JP Morgan, el mayor banco del país, guardó 8.290 millones para posibles pérdidas crediticias. Se trata de la cifra más alta en al menos una década, duplicando además las previsiones del mercado.

La pelota pasa ahora al campo de la banca europea, y todo parece indicar que los colchones para futuros impagos serán más modestos. Según publica Bloomberg, que cita a banqueros y reguladores que prefieren mantener el anonimato, los aumentos de las provisiones serán comparativamente más pequeños pero contarán con el visto bueno de los supervisores. La intención es repartir las provisiones por un período de 18 meses.

Los bancos estarían en conversaciones con auditores y rivales para determinar qué previsiones económicas pueden justificar que se evite un fuerte aprovisionamiento, señala la agencia estadounidense. El uso de pronósticos menos severos reduciría la cantidad que necesitan reservar, mientras que las garantías masivas de los gobiernos (como los avales del ICO) también facilitarían que asuman menos riesgos.

“Los reguladores han dicho a los bancos que no apliquen las normas de contabilidad de forma demasiado estricta”, señala a Bloomberg Alexandra Annecke, de Union Investment. “Nos preguntamos hasta qué punto los resultados se corresponderán con la realidad”.

“Hay suficiente visibilidad sobre el deterioro económico esperado para 2020 que los bancos podrían (de hecho, deberían) empezar a construir reservas de provisiones adicionales” en el primer trimestre, escribió Daragh Quinn, analista de Keefe, Bruyette & Woods, en un informe sobre los bancos españoles. “Aunque pensamos que es más probable que el pico de provisiones venga en la segunda mitad de este año o en 2021”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios