www.elboletin.com

Gestha pide a los partidos un acuerdo de reforma fiscal para que paguen más las grandes empresas y fortunas

El presidente de Gestha, Carlos Cruzado
Ampliar
El presidente de Gestha, Carlos Cruzado (Foto: Europa Press)

Pide que la AEAT aumente los plazos de la Renta, se centre en las grandes bolsas de fraude y aumente efectivos.

domingo 19 de abril de 2020, 11:23h

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han reclamado a los partidos un "esfuerzo" para alcanzar un acuerdo en la mesa de diálogo del Pacto de Reconstrucción por la crisis del Covid-19 sobre una reforma tributaria "completa" que incremente la progresividad fiscal e impulse la imposición directa y aumente la contribución de grandes empresas y grandes fortunas ante la necesidad de un mayor gasto público para reforzar el Estado de bienestar.

También reclaman que la Agencia Tributaria ponga la lupa en las grandes bolsas de fraude y un mayor número de efectivos para combatir la elusión fiscal.

Así lo ha señalado el presidente de Gestha, Carlos Cruzado, en una entrevista a Europa Press, en la que ha pedido a las formaciones políticas que consensúen una reforma fiscal para avanzar en progresividad y que las empresas y contribuyentes aporten conforme a su capacidad económica, ante el arranque de la mesa de diálogo del Pacto de Reconstrucción económica y social por la crisis del Covid-19 impulsada por el Gobierno, sobre lo que este lunes tratarán el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado.

Cruzado ha instado a los partidos a que, de cara al eventual Pacto de reconstrucción económica y social, acuerden medidas para resolver los problemas de suficiencia que ya presentaba el sistema tributario antes de la pandemia y que ahora se agudizan ante la necesidad de un mayor gasto público.

En concreto, ha abogado por un acuerdo sobre una reforma fiscal "completa" para conseguir una fiscalidad "más justa y progresiva" que impulse la imposición directa y potencie la contribución fiscal de las grandes fortunas y grandes rentas, de forma que compañías y contribuyentes que pagan menos por recurrir a las medidas de elusión y las posibilidades de ingeniería fiscal que propicia el sistema paguen conforme a su capacidad adquisitiva.

En este sentido, ha recordado que los barómetros del CIS reflejan que la mayoría de ciudadanos piensan mayoritariamente que hay una necesidad de mayor recaudación para cubrir el gasto público, por lo que Cruzado ha insistido en potenciar más los impuestos directos y tapar los "agujeros" en relación a la contribución de las grandes impuestos.

Dada la necesidad de un mayor gasto público para reforzar el Estado de bienestar, ha recordado también que están pendientes los impuestos a determinados servicios digitales ('Tasa Google'), a transacciones financieras ('Tasa Tobin') o una imposición en Sociedades mínima a grandes compañías, que ahora cobra "mayor importancia" ante la crisis del Covid-19.

La reforma que se consensúe tendrá que dar "suficiencia" al sistema para aumentar la recaudación ante el diferencial de 60.000 millones menos de ingresos respecto a la media de la UE que "hay que corregir", ha sentenciado Cruzado.

MEDIDAS APROBADAS, RENTA Y 'TASA COVID'

A su juicio, las medidas de choque que ha implementado hasta la fecha el Gobierno son "razonables", ya que los afectados por ERTE están pudiendo acceder a una prestación por desempleo y los autónomos a ayudas, aunque apunta que habrá que seguir analizando el impacto y tomando medidas de apoyo, especialmente para las pequeñas empresas damnificadas.

En cuanto al aplazamiento de las liquidaciones trimestrales del IVA, IRPF y pago fraccionado de Sociedades al 20 de mayo aprobado por el Gobierno para autónomos y pymes con una facturación inferior a 600.000 euros, Cruzado valora la medida y ve "suficiente" el plazo, dependiendo de la evolución de la crisis sanitaria, ya que las grandes y medianas empresas cuentan con departamentos de asesoría fiscal y en principio no tendrán dificultades.

No obstante, Gestha sigue reclamando la prolongación del fin del plazo de la Campaña de la Renta del 30 de junio fijado al 30 de septiembre, ante las dificultades para la confección de las declaraciones, y advierte de que el inicio de la atención presencial el 13 de mayo es "difícil" que arranque con seguridad para contribuyentes y trabajadores.

A este respecto, Cruzado recuerda que casi dos millones de contribuyentes recurrieron al servicio presencial el año pasado y que la mayoría son personas mayores con dificultades para acceder a Internet o al servicio del Plan 'Le llamamos' para la confección vía telefónica.

Preguntado por la llamada 'tasa Covid' planteada por algunos partidos en el Congreso, Cruzado dice que este tipo de propuestas se deberán de tratar en la mesa de diálogo del Pacto de reconstrucción, y aunque esta iniciativa ha sido planteada por "pocas fuerzas políticas", ha recordado que hay "antecedentes" de medidas similares tras la I y II Guerra Mundial.

En cualquier caso, ha hecho hincapié en que "lo primero" es que las grandes fortunas tributen de acuerdo a su capacidad económica y se les cierren todas las vías de elusión, así como que las grandes compañías tengan un mayor tipo impositivo.

MÁS EFECTIVOS Y MEDIOS PARA COMBATIR LA ECONOMÍA SUMERGIDA

En cuanto a la economía sumergida, Cruzado ha abogado en la entrevista a Europa Press por que la Agencia Tributaria ponga la "lupa" en las grandes fortunas y las grandes compañías que eluden el pago de impuestos y recurren a la ingeniería fiscal.

Con motivo de la restricción generalizada de buena parte de la actividad económica, señala que la economía 'B' también se ha reducido, si bien ha reclamado un reforzamiento de efectivos en la Agencia Tributaria, que a medio y largo plazo cree que debería duplicar la cifra actual de 25.000 efectivos, para proceder al reparto de responabilidades para combatir las "grandes bolsas de fraude".

Además, ante la necesidad de un mayor gasto público, cree que el control del mismo debe ser más efectivo, por lo que pide reforzar los órganos de control, la Intervención General del Estado y los de los ayuntamientos y CCAA, así como el Tribunal de Cuentas.

Por último, sobre las medidas de seguridad y protección de los empleados públicos de la Agencia Tributaria ha explicado que la mayor parte de la plantilla está teletrabajando, y aunque hubo problema de adaptación los primeros días, se está trabajando "razonablemente bien", aunque con procedimientos y controles de inspección y plazos "en cierta medida paralizados", ya que no se pueden hacer requerimientos ni trasladar a la Fiscalía posibles delitos fiscales.

El presidente de Gestha ha indicado que la mayoría de trabajadores de la AEAT está trabajando "con sus propios medios", aunque la Agencia Tributaria "parece que quiere hacer un esfuerzo en facilitar medios en la medida de posibilidades".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios