www.elboletin.com

Abanca sitúa a José María Benavent al frente de Nueva Pescanova

Abanca
Ampliar
Abanca (Foto: Jaime Pozas)

Ignacio González se mantiene como CEO de Nueva Pescanova.

lunes 13 de abril de 2020, 17:29h

La empresa gallega Nueva Pescanova ha iniciado este lunes una nueva etapa, con la toma de control formal por parte de Abanca que, con el 80,46% de las acciones, ha impulsado la renovación del Consejo de Administración, situando al frente de la empresa a José María Benavent, y manteniendo como consejero delegado a Ignacio González.

Según ha informado la empresa a través de un comunicado, la Junta de Socios reunida este lunes en las instalaciones del grupo en Chapela-Redondela (Pontevedra) ha nombrado un nuevo consejo de administración, formado por cinco miembros, frente a los 12 que componían este órgano hasta ahora.

De la anterior cúpula directiva de Nueva Pescanova, se mantienen en el consejo Ignacio González, que seguirá siendo el consejero delegado del grupo; José María Benavent, que pasa de ser consejero de la comisión de auditoría, control y finanzas a ser el presidente ejecutivo de la empresa; y Marco Nieto, director de seguimiento del crédito en Abanca y miembro del consejo desde 2019, en representación de Corporación Empresarial y Financiera de Galicia.

Además de estas tres personas, se ha nombrado a otros dos miembros del Consejo de Administración: Javier Carral, director de Participadas de Abanca desde 2014; y José Fafián Seijo, que trabaja en la pesquera desde la década de los 70 y, desde 2016, es director de Transformación Industrial y miembro del comité ejecutivo de la compañía.

Los nuevos consejeros han trasladado al anterior equipo directivo, presidido por Jacobo González-Robatto, su "agradecimiento por el trabajo" de los últimos cuatro años y por su contribución a la viabilidad de las empresa.

El nuevo presidente ejecutivo de Nueva Pescanova, José María Benavent (licenciado en CC.Económicas y Empresariales, y con títulos de IESE y del MIT Business School de Cambrigde), inició su carrera profesional en el Banco de España a finales de la década de los 80. Tras pasar por Caixabank, fue director financiero en Telco R-Cable hasta 2015, cuando inició una etapa como director financiero del grupo Euskaltel.

Desde 2018, es consejero independiente en el Consejo de Administración de Abanca y, desde junio de 2019, consejero y miembro de la comisión de auditoría, control y finanzas de Nueva Pescanova.

En las últimas semanas, cuando se hizo público el acuerdo entre Abanca y las entidades Caixabank y Sabadell, que permitió a la primera hacerse con el 80,46% de las acciones, el banco gallego avanzó que su intención es reforzar la estructura financiera de la compañía y mejorar prácticas de gobierno corporativo así como de gestión, para "fortalecer su posicionamiento competitivo y potenciar su crecimiento".

Abanca también anunció que mantendrá "una participación importante" en el accionariado para "avanzar en la búsqueda de un socio industrial, que permita construir un proyecto de valor a largo plazo desde Galicia". Entre los objetivos marcados por la entidad financiera está el de "devolver los órganos de decisión de la compañía a Galicia" y reforzar su apoyo al complejo mar-industria de la comunidad gallega.

La entidad financiera ha señalado este lunes que el nuevo Consejo de Administración de cinco miembros permitirá "afianzar las mejores prácticas de gobernanza" y definir una nueva "cultura corporativa". Asimismo, ha señalado que este cambio servirá para "acelerar la toma de decisiones corporativas, financieras y comerciales", y ha subrayado que los cinco consejeros están avalados por una trayectoria y capacidad de gestión "contrastados".

Se inicia, desde este lunes, una nueva etapa en la multinacional pesquera gallega, que ha pasado por diversas vicisitudes desde que, en 2013, inició una particular 'travesía por el desierto' tras solicitar el preconcurso de acreedores y desvelarse su elevada deuda.

En 2015, y con la anterior cúpula procesada por falsear las cuentas y llevar a la empresa a la quiebra, el grupo inició un nuevo camino, con otro nombre (Nueva Pescanova) y otros dueños (un grupo de entidades financieras), con un equipo presidido por Jacobo González-Robatto y dirigido por un nuevo consejero delegado, Ignacio González Hernández.

Abanca toma el timón de Nueva Pescanova tras un año, el 2019, en el que ha habido un incremento de ventas que, no obstante, no ha estado acompañado por los resultados. El grupo pesquero aún no ha presentado las cuentas de 2019, aunque sus cifras han quedado reflejadas en el informe anual de la propia Abanca, que apuntaba unas pérdidas de al menos 32,2 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios