www.elboletin.com

Los empresarios catalanes piden que el Estado asuma el 75% del coste del permiso retribuido

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, en una visita la sede de Foment
Ampliar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, en una visita la sede de Foment

Foment defiende que el Estado afronte el 75% de los costes laborales del permiso retribuido recuperable en el caso de las empresas que no tengan liquidez.

lunes 30 de marzo de 2020, 09:46h

Las medidas aprobadas por el Gobierno este domingo para endurecer el confinamiento de los ciudadanos no gustan a los empresarios, que advierten de que “difícilmente podrán contar con la contribución de las empresas” si no se acompañan de iniciativas que promuevan la liquidez para “hacer frente a los costes laborales”. Así lo afirma Foment del Treball, que pide que el Estado asuma gran parte de la factura que supone el permiso retribuido.

En concreto, la patronal catalana propone que el Estado “asuma el 75% de los costes laborales del permiso retribuido recuperable durante este periodo en el caso de las empresas que no tengan la liquidez necesaria”. “Si bien es cierto que las horas de trabajo se recuperarán a lo largo del año 2020, una vez superada la crisis por la pandemia, el problema es atender los costes laborales en las próximas semanas, cuando la actividad y la facturación caen a mínimos”, apunta Foment en una nota en su web.

Los empresarios de Cataluña se preguntan “cómo van a asumir las empresas los permisos retribuidos de los trabajadores si se restringe su actividad y por tanto sus ingresos, si no se aplazan las liquidaciones tributarias ni las cuotas a la seguridad social y si la liquidez sigue sin llegar”. De ahí que defiendan que el Estado “debe responder ante las necesidades agudas de liquidez y apoyar a las empresas amenazadas de quiebra por el Covid-19”.

Asimismo, insiste en que las empresas “requieren la suspensión del pago del IVA, el IRPF, el Impuesto de Sociedades y las cotizaciones sociales porque eso representa capacidad de tesorería y liquidez”.

Foment ha lamentado la “improvisación y precipitación” de estas medidas anunciadas durante un fin de semana y de aplicación inmediata en 24 horas, “sin proporcionar el margen suficiente a las empresas para organizar y atender todas sus obligaciones con empleados, proveedores y clientes”. Una crítica compartida por la pequeña y mediana empresa.

“La medida es improvisada, poco responsable y de nula sensibilidad empresarial”, ha denunciado PIMEC, que ha asegurado que con medidas como esta “no saldremos bien de esta crisis y condicionaremos de manera preocupante a nuestro futuro económico”.

Asimismo, el presidente de los empresarios madrileños (CEIM), Miguel Garrido, ha criticado “la enorme improvisación” del Gobierno central y ha asegurado que está cometiendo “muchos errores”, que pueden tener al final como consecuencia “la desaparición definitiva del tejido empresarial y los empleos” tras la crisis sanitaria del coronavirus.

En una entrevista en 'Radio Intereconomía', recogida por Europa Press, ha asegurado que en las medidas llevadas a cabo, así como en general en todo lo que está ocurriendo en las últimas semanas, “no se está teniendo en cuenta el efecto económico y que va a tener en las empresas y en el empleo”. Prohibir los despidos es, según ha sostenido, “una barbaridad” porque “atenta contra la libertad de las empresas y sobre todo porque carece de todo sentido”.

“Si alguien cree que dentro de un mes o dos meses, como dijo ayer la Ministra de Trabajo -Yolanda Díaz-, todo volverá a como estaba, es desconocer la realidad”, ha remachado.

“Ahora habrá que interpretar el decreto”

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha reprochado este lunes al Gobierno su “precipitación” en la paralización de las actividades no esenciales y el hecho de que ayer, a las doce menos diez de la noche, no se supiera muy bien qué tenían que hacer determinadas empresas.

“Ahora habrá que interpretar el decreto. Hay fábricas donde los turnos empezaban a las diez de la noche. Pensamos que ha habido cierta precipitación. Se nos consultó, pero el sábado a la tarde, y se nos podía haber preguntado cómo se podía hacer y de qué manera. Se podría haber hecho mejor”, ha asegurado.

Garamendi, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha recordado al Ejecutivo que hay empresas industriales que esta misma semana tienen que entregar pedidos en el extranjero. “La empresa española está internacionalizada. ¿Se ha preguntado alguien que (la suspensión de actividades no esenciales) va a tener consecuencias para esa empresa, para su facturación y la confianza de esa empresa con sus clientes?”, ha cuestionado.

El presidente de la CEOE ha alertado de que si el país está parado, habrá paro, pero no porque las empresas quieran despedir, sino porque “se han empobrecido”. En este sentido, ha pedido que no se olvide que las empresas privadas tienen que cuidarse “entre algodones” porque son las que crean empleo y ha reclamado más medidas para ellas, también para los pequeños empresarios y autónomos.

“Hablamos siempre de lo público, pero lo público se paga a través de impuestos y los impuestos los pagan también las empresas y los trabajadores. Y en estos momentos no hay dinero. Y luego pensemos en una tienda con tres empleados. Es que tiene que estar pagando ahora las cotizaciones sociales, ahora tiene que empezar a pagar los impuestos, si es que no le llega. Y cuando hablamos de que todo el mundo esté protegido, esa gente no lo está. El día que se vayan al paro se quedan sin nada, incluso sin la casa que tenían hipotecada”, ha denunciado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios