www.elboletin.com

El 97,4% de cotizadas recibe un informe de auditoría de cuentas favorable, según la CNMV

Sede de la CNMV
Ampliar
Sede de la CNMV

En la revisión de cuentas de 2019 prestará especial atención a los deterioros de activos en el sector energético y de extracción de petróleo y gas.

martes 03 de marzo de 2020, 14:07h

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha constatado que el 97,4% de las cotizadas obtuvieron un informe de auditoría de las cuentas anuales de 2018 favorable, frente al 98% de un año antes, según recoge su informe de supervisión de los informes financieros anuales del ejercicio.

La CNMV recibió 292 cuentas anuales auditadas de 2018 correspondientes a 152 emisoras de valores, ascendiendo el porcentaje de compañías cuyos informes de auditoría tuvieron opinión favorable al 97,4%, incluyendo en dicho grupo a todas las empresas del Ibex 35 por undécimo año consecutivo.

En total, 18 emisores introdujeron algún párrafo de énfasis, uno menos que en 2017, de los cuales 12 incorporaron dudas sobre la continuidad de los negocios, frente a 13 un año antes.

Asimismo, la CNMV ha comunicado que en 2018 se dirigieron requerimientos a 30 entidades entre las sujetas a revisión sustantiva.

Entre los motivos de estos requerimientos, se encuentran la aportación de información adicional sobre cuestiones relativas a políticas contables de reconocimiento o valoración (25 entidades), la ampliación de los desgloses de información suministrados en el informe financiero anual (30 entidades), la información relativa al estado de información no financiera (seis entidades) y otras cuestiones formales (dos entidades).

En cuanto al número de estados de información no financiera (EINF) recibidos en 2018, 43 emisores estaban obligados a incluirlo en su informe de gestión individual y 96 en su consolidado (28% y 69% respectivamente), en línea con el año pasado.

Una de las novedades introducidas por la Ley 11/2018, que estableció el alcance y el contenido de los estados de información no financiera, fue la de obligar a su verificación por parte de un prestador independiente de servicios de verificación.

Así, 13 emisores presentaron salvedades en el informe de verificación, en general, por omisiones de información. Además de estas, fueron requeridas tres entidades y se enviaron recomendaciones a un total de 25 para su consideración en la elaboración de su EINF a partir del próximo ejercicio. En las respuestas a los requerimientos los emisores aportaron la información solicitada.

La CNMV ha comunicado que ESMA y los supervisores nacionales de la Unión Europea han acordado unas prioridades comunes de revisión para los estados financieros del ejercicio 2019.

Las áreas prioritarias en las que se centrará la revisión se refieren a cuestiones específicas relacionadas con la aplicación de la NIIF 16 Arrendamientos, el seguimiento de cuestiones específicas relacionadas con la aplicación de la NIIF 9 'Reconocimiento y medición de instrumentos financieros' y la NIIF 15 'Ingresos ordinarios procedentes de contratos con clientes' y cuestiones específicas relacionadas con la aplicación de la NIC 12 'Impuesto sobre las ganancias'.

Otras áreas sobre las que los supervisores europeos también prestarán "especial atención" son los desgloses del estado de información no financiera, los aspectos específicos de la aplicación de las directrices de ESMA sobre las medidas alternativas del rendimiento, en concreto en lo que se refiere a magnitudes que se ven modificadas por la entrada en vigor de nuevas normas contables, y los impactos del Brexit.

Además, la CNMV ha decidido incluir, dentro del plan de revisión de los informes financieros anuales del ejercicio 2019, un análisis más detallado del estado de información no financiera, de los impactos derivados de la entrada en vigor de la NIIF 16 y de los deterioros de conformidad con la NIC 36 de los activos en el sector energético y de extracción de petróleo y gas.

Durante su revisión de las cuentas de 2018, la CNMV ha identificado también otras cuestiones relevantes que las sociedades cotizadas y sus auditores "deberían tener en cuenta", como la estimación del deterioro por riesgo de crédito de activos financieros en fase 1 y los juicios aplicados para determinar la existencia de control. Asimismo, ha señalado que se revisarán aquellas otras cuestiones específicas que sean relevantes a efectos de cada entidad.

Por último, la CNMV ha recordado en su informe la implantación del nuevo formato electrónico armonizado denominado Formato Único Europeo (ESEF, por sus siglas en inglés), que afectará a los informes financieros anuales, individuales y consolidados, de cotizadas cuyo ejercicio social comience a partir del 1 de enero de 2020 y que se remitirán en 2021.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios