www.elboletin.com

“Hacer frente al cambio climático requerirá una revolución”

“Hacer frente al cambio climático requerirá una revolución”
Ampliar
(Foto: @UCatCOP/Schmidt Ocean Institute)

Esta bióloga marina ya está de vuelta en La Jolla, California, donde estudia el efecto del calentamiento sobre los océanos. En la cumbre del clima de Madrid alertó sobre la pérdida de oxígeno en los mares, defendió la importancia de los fondos marinos y se reunió con políticos de su país, como Nancy Pelosi.

viernes 20 de diciembre de 2019, 09:39h

Lisa Levin es una de los cientos de científicas y científicos que han asistido a la cumbre del clima, la COP25. “Fui a Madrid para crear conciencia sobre la importancia que tienen los océanos en el clima y viceversa, así como su conexión con la biodiversidad”, comenta a SINC esta investigadora del Instituto Scripps de Oceanografía, adscrito a la Universidad de California en San Diego.

Levin asistió a once eventos relacionados con el medio marino, especialmente su zona más profunda: “Esta constituye la mayor parte de los océanos y absorbe mucho calor y carbono. Es un importante repositorio de biodiversidad y recursos como la pesca y la minería”.

Los fondos marinos y sus especies apenas se conocen, pero son vulnerables al cambio climático y a la perturbación humana por las extracciones

“La mayor parte de las profundidades oceánicas todavía no se han explorado –recuerda– y la mayoría de las especies no se han descrito, pero son vulnerables al cambio climático y a la perturbación humana por las extracciones. Debemos tener cuidado a la hora de intervenir en lo que aún hay que describir y comprender. Es decir, debemos aplicar el principio de precaución”.

Estas advertencias las planteó en la COP25 en diversos escenarios, como el debate sobre el último informe especial del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) relativo a la situación de los oceános y la criosfera (las partes de la superficie terrestre donde el agua está congelada).

Este documento se presentó en septiembre en Mónaco, el mismo país que el mes pasado concedió a Levin la Gran Medalla Príncipe Alberto I por sus investigaciones en oceanografía y sus esfuerzos para que los sectores políticos, tecnológicos y económicos trabajen junto a los científicos en este ámbito.

Pero si hay un informe que Levin quiere destacar especialmente de esta cumbre es el de la desoxigenación de los océanos elaborado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y en cuya presentación intervino la oceanógrafa.

La desoxigenación de los océanos es como la pérdida de hábitat, ya que el oxígeno afecta a los ecosistemas marinos y cada uno de sus plantas y animales, dijo Lisa Levin en la COP25. / @UCatCOP

“La pérdida de oxígeno en los océanos es el resultado del calentamiento, que reduce la solubilidad de esta molécula en el mar y su mezcla de forma vertical –explica–. Afecta a todos los procesos vitales y conduce a la pérdida de biodiversidad, cambios en los ecosistemas, redes alimentarias, pesquerías, etc”. Las emisiones de gases de efecto invernadero que calientan los mares están detrás de esta reducción.

La pérdida de oxígeno en los océanos es el resultado del calentamiento y produce cambios en los ecosistemas marinos, redes alimentarias y pesquerías

“Me emocionó mucho cuando Al Gore mencionó la desoxigenación de los océanos en su charla, y también lo hizo varias veces Peter Thompson (expresidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y actual representante de Fiyi ante este organismo)", recuerda Levin.

La investigadora subraya que la desoxigenación está poco reconocida como un impacto climático relevante, pero afecta a muchos países, "aunque confío que el informe cambie esto, y que este problema aparezca en las NDC nacionales del próximo año”.

En el marco del Acuerdo de París, las llamadas contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés) son unas aportaciones voluntarias a través de las que cada nación presenta sus planes para conseguir que no se superen los 2 ºC a (mejor si es 1,5 ºC) a escala global con respecto a los niveles preindustriales.

La oceanógrafa considera que hacer frente al cambio climático “va a requerir una revolución” y figuras como Greta Thunberg, la activista sueca que ha acaparado la atención de los medios durante la cumbre, “puede ser uno de los líderes que contribuyan a esto, movilizando a los jóvenes para que voten y sean escuchados”.

El vicepresidente de EE UU Al Gore y la activista sueca Greta Thunberg en la cumbre del clima de Madrid. / @algore/@pablorros_

Otra de las actividades de Levin durante la COP25 ha sido hablar con diversos representantes políticos: “Me reuní con representantes del Congreso de los EE UU. En concreto, con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi –ahora muy involucrada en el impeachment a Trump–, y con nuestros representantes de California, Mike Levin y Scott Peters”.

Crear un planeta habitable no debería ser un problema político, pero parece que se ha convertido en esto

“Fue emocionante poder hablarles sobre el océano y la importancia que tiene la ciencia oceánica para ellos”, comenta la bióloga marina, quien recuerda que no todos los estadounidenses apoyan las decisiones de su presidente respecto al cambio climático y el Acuerdo de París: “Por eso algunos representantes [demócratas] vinieron a la COP25”.

Junto a ellos visitó el estand que el instituto Scripps y la Universidad de California montaron en la cumbre, presidido por una boya del programa Deep Argo capaz de sumergirse hasta 6.000 metros para medir la temperatura, la salinidad y la presión. Sus datos ofrecen valiosa información para comprender la absorción de calor, la circulación y el aumento del nivel del mar en los océanos, y para hacer predicciones.

En la foto de grupo que se hicieron junto al estand faltó el actor y exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, que no pudo viajar a Madrid como tenía previsto debido a causas meteorológicas y personales. Lo que sí mandó fue un videomensaje junto a John Kerry –que sí acudió a la cumbre– en el que invitaba a actuar frente a la emergencia climática y a ser terminators de la contaminación.

Foto de grupo con Lisa Levin y los representantes de EE UU Mike Levin y Scott Peters junto a la boya sumergible que ha presentado el Instituto Scripps de Oceanografía en la COP25. El segundo por la derecha es el español Pablo Rodríguez Ros, investigador predoctoral Fulbright en este instituto. / @Scripps_Ocean

Levin hizo varias recomendaciones a los políticos, que no son muy diferentes a las que nos plantea al público en general: “El océano es el mejor mitigador climático de la Tierra y necesitamos que esté saludable para mantener la vida en el planeta. Todas nuestras actividades en los mares deben tener esto en cuenta. La conciencia climática debe integrarse en aspectos como el diseño de áreas protegidas, la ordenación territorial, la evaluación de impactos y las observaciones científicas”.

El océano es el mejor mitigador climático de la Tierra y necesitamos que esté saludable para mantener la vida en nuestro planeta

La preservación de los océanos y las regiones heladas iba a ser uno de los principales temas a tratar en esta cumbre, que incluso se llegó a bautizar como blueCOP cuando se presentó en Chile. Sin embargo los resultados no han sido los esperados, según Levin.

“Desde la perspectiva de una oceanógrafa, me alegró ver tanto reconocimiento del océano y su papel crítico en eventos paralelos y propuestas, pero el texto final ha sido muy limitado respecto a este ámbito”, se lamenta, “a pesar de que muchos países, como Indonesia, Costa Rica, Fiyi y Seychelles, trabajaron muy duro para introducir la importancia de los océanos en los documentos”.

En general, respecto a ese texto de la COP25 que costó tanto acordar, la investigadora se siente bastante decepcionada de que no se haya logrado mayor ambición a la hora de reducir las emisiones de CO2: “Crear un planeta habitable no debería ser un problema político, pero parece que se ha convertido en esto”.

“Aun así, se abre la puerta para un mayor debate –concluye– dentro de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y en eventos previstos para 2020, como la Convención sobre Biodiversidad en China, el Congreso sobre los Océanos en Lisboa y, sobre todo, la COP26 que se celebrará en Glasgow el año que viene”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.