www.elboletin.com

El deshielo en Groenlandia es siete veces más rápido que hace treinta años

Glaciares que se derriten y dan lugar a icebergs en las aguas del fiordo de Mogens Heinesen, al suroeste de Groenlandia
Ampliar
Glaciares que se derriten y dan lugar a icebergs en las aguas del fiordo de Mogens Heinesen, al suroeste de Groenlandia (Foto: Benoit Lecavalier)

Un equipo de casi un centenar de científicos ha logrado la imagen más completa de la pérdida de hielo de la gran isla nórdica y revela que la tasa se ha multiplicado por siete respecto a la década de los 90. Este fenómeno afectará a unos 360 millones de personas a finales de siglo debido a las inundaciones provocadas por el aumento de hasta 60 centímetros del nivel del mar.

martes 10 de diciembre de 2019, 18:19h

La capa de hielo de Groenlandia contiene suficiente agua como para elevar el nivel global del mar en 7,4 metros. El aumento de las temperaturas del aire y el océano ha alterado la superficie de esta enorme isla que sufre desde hace al menos 30 años mayor escorrentía, formación de lagos supraglaciares y desprendimientos de icebergs, entre otras consecuencias.

En 2013, el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), la organización de científicos de Naciones Unidas que asesora sobre el cambio climático, ya predijo en uno de sus informes que el deshielo provocaría un aumento del nivel mundial del mar en 60 centímetros para finales de siglo, lo que impactaría en la vida de 360 millones de personas.

Ahora, un grupo de 89 científicos de unas 50 instituciones internacionales ha utilizado datos de once misiones satelitales diferentes para calcular los cambios en la masa de la capa de hielo de Groenlandia de 1992 a 2018. Los resultados, publicados en la revista Nature, siguen la línea de los del IPCC: esta isla ha perdido 3,8 billones de toneladas de hielo desde principios de los años 90, lo que eleva el nivel del mar en 1,06 cm.

Según las mediciones de las alteraciones en la capa de hielo, el volumen, el flujo y la gravedad, la tasa del deshielo se ha multiplicado por siete en las tres últimas décadas, pasando de un deshielo de 33.000 millones de toneladas por año en los 90 a 254.000 millones de toneladas por año en la última década. La tasa del deshielo es incluso más rápida que lo predicho por el IPCC, y conduce al escenario más cálido con un incremento posiblemente de siete centímetros más de lo previsto.

Estos son dos de los datos que más preocupan a los autores del estudio, liderado por Andrew Shepherd, investigador en la Universidad de Leeds (Reino Unido). “Si las pérdidas de hielo continúan, el nivel del mar aumentará entre 5 y 12 cm adicionales para 2100", indica a Sinc el científico. Por regla general, por cada aumento de un centímetro en el nivel del mar global, unas seis millones de personas más están expuestas a inundaciones costeras en todo el planeta.

Según las tendencias actuales, el derretimiento del hielo de Groenlandia provocará que cada año unas 100 millones de personas sufran inundaciones para finales de siglo. En total serán “unas 400 millones en total debido al aumento del nivel del mar”, añade Shepherd, para quien estas consecuencias serán devastadoras en las comunidades costeras.

Además, debido al calentamiento producido en el pasado, el aumento del nivel del mar es prácticamente inevitable. “La única forma de revertir el proceso es enfriar la capa de hielo, pero esta no es una perspectiva realista”, confiesa el investigador.

¿Qué causa el deshielo?

El estudio, resultado del Ice Sheet Mass Balance Inter-Comparison Exercise (IMBIE) y que ha contado con la colaboración del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) de EE UU, permitió usar modelos climáticos regionales para explicar las causas del deshielo.

Los datos mostraron que la mitad de la pérdida de hielo se debió al deshielo de la superficie a medida que aumentaron las temperaturas del aire. La otra mitad corresponde al aumento del flujo de los glaciares, provocado por el aumento de la temperatura del océano.

De 1992 a 2013, la tasa de pérdida de hielo se aceleró, pero después de 2013 se frenó, coincidiendo con un período de temperaturas más bajas en el océano y la atmósfera. El deshielo alcanzó un máximo de 335.000 millones de toneladas por año en 2011, diez veces la tasa de la década de 1990, durante un período de intensa fusión de la superficie.

En los años siguientes, la tasa de pérdida de hielo cayó a un promedio de 238.000 millones de toneladas por año. Sin embargo, los autores indican que este deshielo sigue siendo siete veces mayor y no incluye todo 2019, lo que podría establecer un nuevo máximo debido al derretimiento generalizado en verano.

“Nuestro estudio proporciona pruebas contundentes de que las pérdidas de hielo en Groenlandia están ocurriendo más rápido de lo esperado, y con suerte eso conducirá a revisiones de las proyecciones climáticas”, zanja a Sinc Shepherd.

El estudio muestra la importancia de las observaciones satelitales del hielo polar para monitorizar y predecir cómo el cambio climático podría afectar a las pérdidas de hielo y al aumento del nivel del mar. “Estas mediciones satelitales proporcionan evidencias irrefutables”, concluye Erik Ivins, coautor del trabajo e investigador en el laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Capa de hielo de Groenlandia. / Ian Joughin, Universidad de Washington

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.