www.elboletin.com

“Queremos multiplicar el IBI a quienes alquilen casas a precios desorbitados”

“Queremos multiplicar el IBI a quienes alquilen casas a precios desorbitados”

Entrevista a Eduardo Gutiérrez, diputado de Más Madrid y encargado de las tesis económicas de Más País, el partido de Iñigo Errejón.

domingo 20 de octubre de 2019, 05:00h

Eduardo Gutiérrez (Madrid, 1954), diputado de Más Madrid, es la respuesta a las tesis económicas de Más País. Iñigo Errejón le nombró en antena como tal pese a que él prefiere vivir en un segundo plano.

Una ausencia de protagonismo que no consigue tampoco en la Asamblea de Madrid, donde lleva desde 2015 denunciando los casos de corrupción política y empresarial que han asolado la región en las últimas décadas.

Aguirre declaró el viernes por la Púnica y apenas tuvo repercusión tras años esperando este momento.

Llega tarde el trabajo de la Justicia, pero más vale tarde que nunca, porque es muy importante trasladar a la opinión pública y a los ciudadanos que la Justicia termina ajustando las cuentas a aquellos políticos que parecen estar implicados en todas las tramas de corrupción de la Comunidad de Madrid desde hace 20 años.

Llega tarde, y terminará tarde.

Sí, porque esto no es más que el principio de una larga serie de citaciones. Está la operación Lezo, donde Aguirre volverá a ser llamada. Nos felicitamos de que declare y sea imputada por satisfacción ciudadana. El que la hace, la paga.

Usted ha trabajado mucho contra la corrupción política y empresarial en la Comunidad de Madrid. ¿Le ha afectado eso en su vida privada?

Sí, he tenido retornos positivos y negativos. Por ejemplo, un día me llamaron por teléfono diciéndome si me podía interesar un contrato firmado por Esperanza Aguirre y Norman Foster. Lo pregunté ‘¿quién eres?’, y me dijo que era una ciudadano que había escuchado mi intervención sobre la ciudad de la Justicia.

Le dije que me interesaba, pero me entró una aprensión un poco extraña. Recibo una llamada de alguien que no sé, me ofrece un documento que puede ser una prueba…claro, yo no había sido más que un trabajador de CCOO, y quise ser prevenido.

¿Cómo llegó a sus manos el contrato?

Se me ocurrió quedar en la plaza que hay enfrente de la estación de Atocha, por aquello de las películas que donde hay mucha gente parece que no puede pasar nada. Según estaba esperando, una furgoneta para en medio de la plaza, me señala y me dice que me acerque.

Me acerco y por la ventanilla me sacan una carpeta. Le digo ‘oye, perdona…’ y me contesta rápidamente ‘no, no, no tengo nada más que hablar’. Cojo la carpeta y, efectivamente, ahí estaba el contrato.

Ese es uno de los documentos que aportamos a la fiscalía en relación a la ciudad de la Justicia.

¿Y alguna experiencia negativa?

Un día, después de comer en la Asamblea tras la comisión dedicada al estudio de la deuda, un periodista me dijo ‘oye Eduardo, hay una persona, que le has citado en la comisión, que te quiere saludar’.

Le dije que le dijera a su vez a esa persona que pasara, pero que no, que no quería pasar. Ingenuo yo, acompaño al periodista hasta la puerta de la Asamblea y me encuentro a una persona que era policía, vestido de paisano, y que había trabajado en la ciudad de la Justicia.

Además de comentar el asunto de la ciudad de la Justicia, me hizo referencia a que yo había sido profesor y ahí reparé en que esta persona había indagado en mi vida, y me di la vuelta y me volví a la Asamblea.

Cuando entré de nuevo, compañeros de comunicación me dijeron que tenía que tener más cuidado con mi integridad, ya que estaba haciendo afirmaciones sobre tramas de clientelismo y de saqueo.

¿Le ha ocurrido más veces?

He sido más precavido. No me gusta estar en la diana, tampoco mediática. Me gusta estar en segundo plano.

Le gusta estar en segundo plano pero, ¿es el ‘gurú económico’ de Errejón?

No. No. La palabra gurú hace referencia a un conocimiento referido a una disciplina mística. La economía no es ni una ciencia, ni tiene mística.

No hay duda de que usted sí que es uno de los responsables de la parte económica del partido. El propio Iñigo Errejón le mencionó como tal en La Sexta.

Uno de los responsables, al lado de Segundo González. Yo lo que quiero es dejar abierto el paso a los jóvenes. Por eso, de verdad, que lo hago junto a Segundo y a Carmen Lizárraga.

Vuelve a estar en boca de muchos políticos el artículo 155. ¿Tiene algún artículo favorito de la Constitución?

El 31, que es que todos los españoles contribuirán de forma progresiva y proporcional al sostenimiento de los gastos del Estado.

¿Y el 128? Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.

Sin duda. Es algo que se olvida muy a menudo. La propiedad privada está ahí, y tiene sentido que la haya. Lo que no puede ser es que la acumulación millonaria de riqueza esté al margen de las aportaciones para las necesidades del país

¿Cuál es la ideología económica de Más País?

No somos muy escolásticos. Estamos más bien en la línea de los últimos Premios Nobel. Estas personas han incorporado como método económico el contraste experimental y empírico, que es muy diferente a esas escuelas económicas que tienen un modelo y tienen que intentar incorporarlo a la realidad como sea.

¿No se ubican entonces en ninguna escuela clásica?

Hay escuelas que todo lo giran en torno al precio, o al volumen de transacciones, creen que ese punto agota todo lo que se necesita saber, y no. Las empresas van detrás de la maximización del beneficio, que lo alcanzan en mercados de escasez.

Cuando hay escasez de agua, las empresas suben el precio. Pero las empresas no incorporan que se está agotando un recurso. Igual con el aire contaminado. De ahí que el sector público tiene que tener una labor de dirección de la economía. No de propietario.

Para eso está la CNMC.

El Gobierno de Mariano Rajoy reformó todos los organismos que había, estaba la Comisión Nacional de Energía, y los dejó todos en la CNMC. Esa reforma ha generado un superorganismo regulador que tiene muy pocas capacidades y que pone multas a oligopolios y cárteles que se tardan 10 años en cobrar.

Además, esas multas están siempre por debajo de las ganancias que han obtenido. Los organismos reguladores deben garantizar la concurrencia en los mercados. Por eso apostamos por organismos especializados, por sectores y despolitizados.

Entonces, para cerrar puntos. Más País está a favor de la intervención del Estado.

A favor de regular los mercados para los ciudadanos, para las pymes y los autónomos, no para las empresas. Queremos poner coto al poder desmesurado que han alcanzado muchas grandes empresas que trabajan al margen de la ley y que consiguen unos márgenes abultados.

¿Habla de las eléctricas?

Por ejemplo, queremos cambiar el sistema diseñado por la patronal eléctrica que Rodrigo Rato incorporó a la ley.

¿La economía, para que sea satisfactoria, siempre tiene que crecer?

Tiene que cambiar el modelo de actividades de las empresas privadas respecto a los recursos naturales. Probablemente muchas de las actividades actuales tengan que decrecer y otras aumentar.

Puede ocurrir que estemos entrando en un escenario que denomino como la ‘japonización’, que consiste en que la UE tenga bajos crecimientos del PIB en medio y largo plazo. Además, baja inflación y tipos de interés bajos. Es lo que ocurre en Japón desde hace 25 años.

Esto ocurre en economías muy endeudada, se estancan. Muchas actividades decrecerán y otras necesitarán el impulso de elementos como el Green New Deal, por ejemplo, para compensar.

¿La actitud de los bancos centrales bajando los tipos no es también un motor para la creación de burbujas?

No tanto. Podría ocurrir. Nosotros llevamos un impuesto donde queremos desincentivar las operaciones intradía en los mercados de dinero al contado, que tienen una motivación meramente especulativa.

También se baraja un impuesto sobre transnacionales para que se devenga en aquellos lugares donde se genera el servicio, con independencia de que esté o no instalada la multinacional. Te pueden dar un servicio desde Hong Kong pero tú lo pagas en España.

Esto es algo de lo que se lleva hablando tiempo en Bruselas y no hay manera de ponerse de acuerdo entre los países.

Hay posibilidades de que salga adelante porque los Estados más afectados por estos servicios digitales o de distribución son Alemania y Francia. Son países grandes que consumen mucho. Las digitales como Google o Netflix, por ejemplo, facturan mucho allí, pero no pagan ahí.

Presentaron un avance de programa llamado “Lo que no puede esperar”. Me sorprendió que no saliera nada de Sanidad, tieniendo en cuenta la presencia de alguien tan dedicada al sector como Mónica García en sus filas.

Porque vamos por bloques, claro que la habrá. Este miércoles presentamos ‘Justicia Social’, que tiene que ver con la economía, pensiones y mercado de trabajo.

¿Hay alguna medida estrella?

La renta garantizada, que también está presente en otros programas como el de Unidas Podemos. Vamos a proponer también la escolarización de 0-3 años y la mejora de la regulación de las subcontratas.

Las grandes empresas tienen una red de contratistas con las que fijan unos concursos a la baja que determinan que las pymes y autónomos, y pequeñas empresas tengan unos márgenes jodidísimos.

Apenas pueden competir en los concursos públicos.

Además, este modelo repercute en unas condiciones laborales pésimas. Por tanto, la subcontratación debe tener unas responsabilidades para el subcontratista. Toda contratación pública debe tener unas cláusulas sociales. Los concursos no solo deben incorporar el criterio precio, sino criterios laborales, sociales y medioambientales.

¿Cómo es la renta básica que proponen?

Va a ir dirigida a todo hogar que tenga un ingreso de un 60% inferior a la renta media nacional. Los complementos serán de unos 600 euros, más 100 euros por hijo. No tendrá límite de tiempo siempre que la persona siga en esa situación.

¿Cuánto dinero supondrá para las arcas del Estado?

Podría costar unos 10.000 millones, una vez que se consolide. Se pondrá en marcha a través de una curva de aprendizaje. El primer año puede que sean 2.000 millones, el siguiente unos 4.000 millones , y así progresivamente.

¿Estas no son políticas transferidas a las Comunidades Autónomas?

Creemos que la financiación tiene que ser estatal, pero la implementación operativa administrativa tiene que ser autonómica, porque conocen mejor las especificades demográficas y económicas.

La situación de Euskadi no es la misma que la de Extremadura, por ejemplo.

Hablando de Euskadi, ¿le parece insolidario el concierto económico vasco?

No.

¿Más País estaría a favor de que Cataluña tuviera su propio concierto económico?

No. Las singularidades del concierto vasco son excepcionales y tienen un origen. Lo que sí habría que hacer es revisar las aportaciones del concierto vasco a la caja común.

Se refiere a aumentar la cantidad aportada en el cupo.

Sí. Los cálculos de ahora hay que revisarlos.

En relación a la propuesta que anunciaron de la jornada laboral de 32 horas semanales o cuatro días laborales. ¿Cómo se llevará a cabo?

A través de la negociación colectiva de convenios provinciales y sectoriales, que son los que conocen la realidad de cada trabajo. Con la reforma laboral de 2012, la prioridad normativa fue para los convenios colectivos de empresa. ¿Eso qué significa? Si tu fragmentas a los trabajadores, éstos no están en condiciones de igualdad.

El trabajo no es un bien como otro cualquiera.

Pero no todas las actividades podrán acoplarse a esa medida.

En ese caso, que se explique las razones por las que no. Porque existen en esos convenios cláusulas de descuelgue. Estos mensajes políticos también ayudan a las empresas a pensar en cómo se organizan y dar satisfacción a los trabajadores.

Un pequeño comercio, si ya lo tiene complicado, ¿cómo lo va a hacer para enfrentarse a las grandes empresas?

Ahí entra la liberalización de los horarios comerciales. Hay que hacer políticas mixtas, como derogar la reforma laboral de 2012 y la liberalización de los horarios comerciales.

Siento ser reiterativo, pero esto son políticas transferidas a las Comunidades Autónomas, ¿qué puede hacer Más País por ello?

En el caso de la liberalización de los horarios es una recomendación, claro.

¿Plantear lo de las 32 horas en un mercado poco competitivo como el español no conlleva un riesgo?

Esa afirmación, ‘el mercado español es poco competitivo’, tenía sentido cuando existían divisas nacionales. Ahora todos tenemos la misma unidad monetaria, el Euro. Ya no se compite vía moneda, ahora es vía empresa. Las empresas compiten entre ellas para ganar concursos, no los países.

Casi la mitad de las grandes empresas españolas compiten fuera. El resto, sus mercados de referencia son, o la ciudad, o la región o, en algunos casos, el país. Sus competidores no están en la economía global.

¿La banca pública sigue siendo una opción?

Sí, nosotros planteamos recuperar el carácter público de Bankia y de BMM. También planteamos la creación de un Banco de Transición Ecológica que emitiría unos bonos dirigidos a aprovechar la ola de inversores que quieren financiar inversiones de impacto, acciones que mitiguen el cambio climático. Forma parte del New Green Deal que proponemos.

¿Cuánto dinero y quién lo va a poner en ese New Green Deal?

30.000 millones de euros en inversión público-privada. No iría a gasto corriente sino a gasto financiado.

¿Pero qué cálculo han hecho de inversión del Estado?

De unos 6.000 millones de euros en forma de subvenciones. El resto sería financiación privada.

¿Qué incentivos va a tener un inversor privado para financiar estas acciones?

Los organismos reguladores y grupos financieros sostienen que no hay una inversión ahora mismo que tenga garantizada de forma tan estable los retornos financieros. Por ejemplo, si haces una intervención de aislamiento térmico en un inmueble y consigues reducir la factura energética en un 40% durante 20 años, es una inyección de renta sostenida.

Hay una disposición en los mercados de dinero a favor de esta materia porque hay una rentabilidad asegurada.

¿El sistema de pensiones actual es insostenible?

Es sostenible. Lo que ocurre es que la caja de la Seguridad Social está soportando entre 7.000-8.000 millones de euros de complementos a mínimos y de bonificaciones, de las famosas políticas activas de empleo, y algunas cosas más que se podrían trasladar a otros órganos.

Además, hay que destopar las entradas de ingresos a través de bases de cotización. Yo mismo, la Asamblea de Madrid me paga 3.800 euros, y cotizo 3.400, que es la base máxima. Hay que destopar.

Pero la curva demográfica no se puede destopar.

La base demográfica también influye porque ahora están entrando muchos pensionistas. Los que dicen que es insostenible argumentan que los muchos pensionistas nuevos que han entrado lo hacen con pensiones altas y que los que se van las tienen más bajas. Cierto.

Lo que ocurre es que la curva demográfica actual está afectada por el Baby Boom de los años 50 y 60, que se moderará en los próximos años.

¿Entonces cuál es el problema?

El mercado de trabajo. Las cotizaciones son esporádicas, discontinuas.

¿Está a favor de expropiar viviendas a los grandes tenedores y fondos buitre?

No, expropiar no. Creo que hay muchas herramientas fiscales y de penalización. Por ejemplo, planteamos multiplicar el IBI de aquellos inmuebles de fondos de inversión que se alquilan bajo precios desorbitados.

En cualquier caso, apostamos por una competencia municipal.

¿Qué propone Más País respecto a las casas de apuestas?

Hay que regularlas urgentemente. Hay que prohibir que haya estos establecimientos a menos de un kilómetro de un instituto o un colegio. Luego, regular toda la publicidad en televisión, prohibiendo la publicidad de grandes personajes. Y aun menos en horarios de audiencia infantil.

Además, hay que regular todo el negocio asociado que es el asunto de los microcréditos. No son sino una máquina de generar ludopatías. Están aplicando intereses hasta del 1.000% si los llevas a tasa anual.

Queda menos de un mes para las elecciones y ni siquiera ha pasado uno desde que anunciaron que se presentarían a estos comicios. ¿Ha cometido errores el partido en su accidentada expansión?

Estamos aquí y estamos corriendo, atándonos los cordones al mismo tiempo. Nosotros no teníamos intención de estar aquí, habíamos planeado un otoño para dar forma a Más Madrid. Sin embargo, el 23 de septiembre se supo que no iba a haber Gobierno y le dije a Iñigo que teníamos que presentarnos.

Él me preguntó cómo lo veía, le dije que sí, que lo veía, por responsabilidad. Tenemos que trasladar a la gente que se puede, que se puede hacer política en donde uno deje lo que le gustaría que le trajeran los Reyes Magos y lo que la realidad luego te permite.

¿No estaba seguro Errejón de presentarse a estas elecciones?

Por eso decía que esa decisión no estaba tomada. Esa decisión la tomamos cuatro días después del 23 de septiembre, y todavía estamos en octubre. Corriendo y a contrarreloj.

** Aclaración post entrevista sobre la escuela económica donde se ubica Más País:

"Se llama economía institucional o escuela institucionalista (norte)americana a la aproximación a estudios económicos que se centra en la comprensión del papel del proceso evolutivo y el papel de las instituciones sociales en la formación del comportamiento económico.
El Institucionalismo ve las relaciones de mercado como resultado de la interacción compleja de diversas instituciones (por ejemplo, las normas sociales y jurídicas, empresas, estados, etc, todas las cuales afectan el comportamiento de los individuos). Esta tradición continúa en la actualidad como una de las aproximaciones o percepciones principales de la economía heterodoxa".

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.