www.elboletin.com

Cuatro consejos para ahorrar y recuperarte del verano

Cuatro consejos para ahorrar y recuperarte del verano
Ampliar

Uno de los factores que hacen que la cuesta de septiembre pueda resultar especialmente difícil es el hecho de tener que comprar material escolar.

La cuesta de enero es la más conocida, pero la “cuesta de septiembre” ni mucho menos resulta menos empinada, en especial para los que toman sus vacaciones en agosto. El verano es periodo de disfrute, pero también de sequía y estiaje, y esos estados muchas veces se pueden trasladar a nuestro bolsillo. Para capear un poco ese temporal y ayudarte a que te recuperes cuanto antes, Viaconto te ofrece unos unos consejos fáciles de poner en práctica.

Parte del material escolar, déjalo comprado

Uno de los factores que hacen que la cuesta de septiembre pueda resultar especialmente difícil es el hecho de tener que comprar material escolar. Por ello, para que no resulte un trago tan difícil de digerir, es recomendable no dejar toda la compra para septiembre, sino ir adelantando algunas cosillas antes de irse de vacaciones.

Haz tu propia hucha de ahorro en vacaciones

Las vacaciones son periodos de consumo, pero también podemos usar esa dinámica a favor del ahorro con métodos que se adapten perfectamente y saquen provecho de esa dinámica, como crear una hucha de ahorro donde meter un determinado tipo de monedas. Por ejemplo, todas las monedas de 50 céntimos que nos den ayudarán a que a lo largo de nuestras vacaciones ahorremos bastante.

Mira tu relación ingresos/gastos

“Las gallinas que entran por las que salen”. Para recuperarse de un periodo de gasto excesivo es necesario ingresar más de lo que se gasta. Como aumentar a voluntad nuestra capacidad de ingresos suele ser complicado, es mejor comenzar por ver de qué gastos podemos suprimir temporalmente para así ahorrar. El plantearse quitar un vicio siempre es buena idea y no solo a principios de año. Una lista de buenos propósitos post vacacionales también es una excelente opción.

Vacaciones financiadas de antemano

Finalmente, para que el periodo postvacacional no resulte tan duro para nuestras economías, una opción es dejar ahorrado durante el resto del año el dinero que tenemos pensado gastar en nuestras vacaciones y no tratar de salirnos en exceso de esas lindes.

No obstante, muchas veces este último deseo el muy difícil de cumplir porque durante las vacaciones pueden sobrevenir imprevistos y gastos inesperados que no podemos eludir y que tenemos que pagar a la vuelta.

Tanto si surge un imprevisto que hace que necesitemos un dinero extra, como si no hemos sido capaces de ahorrar durante el año para las vacaciones, conviene valorar si conviene pedir un préstamo. En Viaconto son expertos en atender este tipo de necesidades urgentes y específicas de liquidez. Además, te ayudan a profundizar en tu ahorro doméstico si visitas su página de promociones para aprovecharte de los diferentes descuentos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.