www.elboletin.com

Wanabet, Casino Gran Madrid, Codere y otros sitios de juego online enfrentan dura competencia

Wanabet, Casino Gran Madrid, Codere y otros sitios de juego online enfrentan dura competencia
Ampliar

Panorama bastante dudoso para los operadores más pequeños y locales de casino en línea y apuestas deportivas.

miércoles 07 de agosto de 2019, 12:33h

Los casinos y sitios de apuestas deportivas españoles, como el reconocido operador Wanabet, Casino Gran Madrid, Codere, Casino Barcelona, entre muchos otros operadores, enfrentan un momento de competencia alto, particularmente por la reciente entrada de otros operadores de juego a España.

En especial, grandes compañías internacionales, como la grande sueca LeoVegas Group y GiG, ambos con sede en Malta, han recibido licencias por parte de la Ordenación del Juego, en conjunto con otros 9 operadores más, lo que deja un panorama bastante dudoso para los más pequeños y locales sitios de casino en línea y apuestas deportivas.

Operadores y casas de apuestas en España

La sociedad española ha ido aceptando los operadores y las casas de apuestas, y ahora son vistas por la sociedad como una forma de ocio diferente que puede reportar beneficios. Algunas de estas empresas eran casinos físicos que, debido a la importancia del mundo digital, decidieron apostar también por la versión online de sus servicios.

Este es el caso de Casino Gran Madrid, que durante muchos años ha sido uno de los casinos más visitados por los madrileños, y ahora ofrece sus juegos de azar no solo en su sede de Torrelodones, sino en todo el territorio español a través de Internet. Lo mismo ha ocurrido con el casino Codere, con sede en Melilla y con salas de apuestas en diferentes ciudades de España; aunque también tiene presencia internacional con salas de juego en países como Argentina, México, Italia y Uruguay. Ahora, ofrece todos sus juegos tanto en su web como en su app para móvil.

Wanabet, otro operador de juego online español al igual que Casino Gran Madrid y Codere, ofrece sus juegos a cualquier español a través de Internet.

¿Pero qué más tienen en común estas tres empresas de juegos de azar? Son empresas españolas, de menor capital que las ya mencionadas LeoVegas y GiG, y al ser más pequeñas que otras empresas similares tienen menos revenue y se encuentran en una clara desventaja para la reinversión en publicidad y otros mecanismos de marketing.

El mercado del juego online se está convirtiendo en uno más competitivo y los casinos españoles deben sustituir sus métodos tradicionales e innovar fuertemente en tecnología, como oferta de aplicaciones móviles para jugar.

La ventaja con la que cuentan los casinos locales en España es, por supuesto, los años que llevan operando en el mercado y el reconocimiento que ésto implica.Adicionalmente, los casinos españoles como Codere, cuentan con el conocimiento del aparato jurídico y político para “suavizar” y ajustar las restricciones hacia el sector del juego online. Los nuevos operadores tendrán que invertir un buen presupuesto para hacerse conocer en España. Pero por supuesto,no será difícil pues su fama les precede de manera internacional.

Los nuevos casinos y casas de apuestas: sus grandes capitales

LeoVegas ya opera oficialmente en España y próximamente sitios de casino como Casumo, Mr. Green y Rizk lo harán también. Pero estos casinos y casas de apuestas no son nuevos en el mundo del juego, aunque sí lo sean en España.

LeoVegas, por ejemplo, se estrenó en los países nórdicos, ya que es una empresa que se creó en Suecia hace ocho años. Después de su éxito en estos países, decidió expandirse y ofrecer sus juegos de azar en otros sitios, siendo desde hace poco el turno de España.

Casumo, por su parte, se creó en Malta, un país conocido por tener bastantes empresas dedicadas al mundo del juego, tanto directa como indirectamente. Mr. Green, otra empresa regulada por las autoridades de Malta que si bien aún no ha recibido la aprobación de la Ordenación del Juego, ya ha solicitado la correspondiente licencia. Y siguiendo en Malta, Rizk se fundó en esta isla del Mediterráneo hace tan solo cuatro años a través del conglomerado de empresas GiG, cuando el éxito de los casinos online en Europa estaba despegando.

¿Qué tienen en común todas estas empresas de juegos de azar que han llegado a España? Son operadores de juego y casas de apuesta que empiezan a operar en España después de haber tenido éxito en otros países y vienen con un capital mucho mayor que el de los casinos locales: dispuestos a convertirse en líderes del mercado español. ¿El objetivo? Conseguir que España sea otro país del que obtienen grandes beneficios.

¿Qué problema surge para Wanabet, Codere y otros locales?

En definitiva, Wanabet, Codere, Casino Gran Madrid, Casino Barcelona y una lista larga de casinos locales, de base capital totalmente española, no estarán muy contentos. Los nuevos operadores de juego suponen un problema para las casas de apuestas y casinos online desde el lado competitivo, poniendo en desventaja clara a los casinos españoles. Es decir, todos los sitios de juego online cuyo origen sea 100% español tendrán que convivir y compartir clientes con grandes multinacionales y hacer frente a una dura competencia de más amplio presupuesto..

El comportamiento usual del jugador español es ser fiel a un casino por un largo tiempo, así que la batalla por llevarse el “corazón del jugador” puede ser acérrima. Principalmente se espera que los bonos de casino y ofertas sen el puntapié de competencia en este nuevo y competitivo panorama.

Esta situación supone un gran riesgo para las empresas de juego online españolas, pues su nueva competencia directa son empresas bastante reconocidas a nivel mundial y cuentan con un capital mucho más elevado. Este capital no es sino una muestra del éxito que han tenido en otros países, como en los países escandinavos, y ahora están dispuestos a repetir ese éxito en España.

Las empresas de juegos de azar más pequeñas y que dispongan de un capital pequeño, es decir las que son españolas y aún no tienen proyección internacional, tendrán que ingeniárselas ante el panorama que se les avecina, un panorama muy competitivo en el que las empresas grandes pueden tirar de su capital para atraer más clientes y llevarse los de las empresas más pequeñas, por ejemplo, a través de campañas publicitarias en medios masivos, que requieren de un presupuesto elevado, un presupuesto que no todos los operadores de juego online españoles tienen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.