www.elboletin.com

El proyecto de ‘banco malo’ de Deutsche Bank se enfrenta a las primeras críticas

Sede del Deutsche Bank
Ampliar
Sede del Deutsche Bank

La creación de este banco malo obligará a inmovilizar un capital que podría haber generado ingresos de hasta 500 millones al año, según fuentes consultadas por Reuters.

miércoles 24 de julio de 2019, 14:50h

La nueva estrategia de Deutsche Bank, basada en buena medida en la eliminación de 288.000 millones de euros en activos no deseados, que se agruparán en una especie de ‘banco malo’. Sin embargo, según publica la agencia Reuters, este plan está recabando las primeras críticas, que ya obligaría a inmovilizar capital que podría haber generado ingresos de hasta 500 millones al año.

El CEO de Deutsche Bank, Christian Sewing, anunció a principios de mes que el mayor banco de Alemania crearía un banco malo para albergar activos, incluyendo acciones, créditos y derivados de tipos de interés. El banco dijo que quiere librarse de la mayoría de sus derivados para 2020. Los ejecutivos que manejan el libro pueden vender posiciones o permitir que éstas se vayan reduciendo gradualmente con el tiempo, dependiendo de cuál sea la más rentable.

En ese sentido, el banco estaría planeando una subasta de su cartera de derivados de renta variable a corto plazo, habiendo recibido ya “importantes expresiones de interés”, según las fuentes consultadas por Reuters. Sin embargo, los derivados de crédito y tipos de interés podrían ser más difíciles de limpiar. Deutsche Bank habría mantenido conversaciones continuas con compradores potenciales de algunos de esos activos en los últimos dos años, pero las ventas no se produjeron porque los precios ofrecidos habrían supuesto cientos de millones de euros en pérdidas para el banco, aseguran las fuentes a la agencia.

La decisión del banco de mantener los derivados, en lugar de venderlos a los valores actuales del mercado, fue estratégica, señala el tesorero del grupo, Dixit Joshi, a Reuters, descartando cualquier comentario sobre la cifra de 500 millones de euros. “La métrica que observamos es cuánto capital estamos liberando de la unidad, neto de cualquier costo asociado a eso”. “Al final del proceso, la CRU (unidad de liberación de capital) liberará un capital sustancial que nos permitirá llevar a cabo la reestructuración”.

Los derivados en sí mismos no están creando pérdidas, pero las regulaciones globales introducidas tras la crisis financiera han forzado al banco a tener más capital en su contra, lo que significa que Deutsche Bank no puede utilizar ese dinero para inversiones más rentables, señalan sin embargo los críticos, que cifran en 500 millones el dinero que podría ingresar el banco.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.