www.elboletin.com

La guerra comercial se vuelve en contra de los votantes de Trump

Donald Trump, presidente de EEUU
Ampliar
Donald Trump, presidente de EEUU

Las exportaciones de soja de EEUU a China se hunden un 80%, golpeando a los agricultores y complicando la reelección de Trump en 2020.

martes 25 de junio de 2019, 07:00h

El año pasado, en lo que entonces eran los primeros pasos de la guerra comercial, China decidió elevar al 25% los aranceles a la soja estadounidense. El movimiento del gigante asiático parecía dirigido a atacar a uno de los puntos débiles del presidente de EEUU, Donald Trump: los estados eminentemente agrícolas que le auparon a la Casa Blanca. Y el impacto ha sido demoledor, con un desplome del 80% en las ventas de esta legumbre.

El presidente Trump se enfrentará el próximo año a su reelección, y buena parte del éxito que tenga en su proyecto volverá a depender de los agricultores estadounidenses, que se han visto seriamente perjudicados por la ruptura con China, además de por unas condiciones climáticas muy desfavorables tras las inundaciones en el Medio Oeste.

“Lo que empezó como un conflicto comercial se ha convertido en una auténtica guerra”, señalan en un informe los analistas de DWS. “Al principio, se aplicaron aranceles sobre ciertos bienes, como lavadoras, paneles solares o aluminio. Pero el alcance de los aranceles punitivos se ha ido ampliando, hasta el punto de que EEUU ha amenazado con aplicárselos a todos los productos importados desde China. Como el volumen de exportaciones de productos estadounidenses a China es comparativamente pequeño, a Pekín le ha resultado difícil pagarle a Washington con la misma moneda”.

Sin embargo, recuerdan los expertos de la división de gestión de Deutsche Bank, el gigante asiático ha encontrado otras formas de responder a estos ataques, por ejemplo, comprándoles soja a otros países. Las exportaciones de soja estadounidense a China han caído un “alarmante 80%”. “No es de extrañar que los agricultores estadounidenses lo estén pasando mal, a lo que se ha sumado el mal tiempo”, señala Darwei Kung, head of Commodities en DWS.

EEUU es el gran vendedor de soja del mundo, mientras que China es el principal comprador, con unas importaciones que representan más del 60% del total mundial. Pero mientras reducía sus compras a EEUU, aumentaba las importaciones de Brasil y Argentina, a los que aplica unos aranceles del 3%.

Todas las miradas se dirigen ahora a los presidentes de EEUU y China, Donald Trump y Xi Jinping, que presumiblemente se reunirán esta semana en Osaka (Japón) durante la cumbre del G20. “Esperemos que sean capaces de llegar a algún tipo de compromiso. De lo contrario, el daño podría extenderse a otros sectores de la economía estadounidense o incluso ir más allá”, avisan los expertos de DWS.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.