www.elboletin.com

Siguen los recortes: los hospitales públicos continuaron perdiendo camas con Cifuentes y Garrido

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, y Ángel Garrido, portavoz del Gobierno
Ampliar
Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, y Ángel Garrido, portavoz del Gobierno

La sanidad madrileña cierra camas año tras año, pese al aumento de la población a atender y de urgencias e ingresos. En esta legislatura se han perdido 701 camas.

miércoles 05 de junio de 2019, 06:00h

Los años de crisis ya no sirven de excusa. Los hospitales madrileños siguen perdiendo camas año tras año. Así se desprende de los datos oficiales de la Memoria del SERMAS de 2018 que cifran en 14.334 el número de camas instaladas, lejos del patrimonio anterior a los recortes. Sin ir más lejos, en esta última legislatura pactada entre PP y Ciudadanos se han perdido 701.

El cierre de camas no es solo cuestión del verano, el promedio de camas funcionantes (las que en realidad están operativas en un hospital) deja en mal lugar la comparación interanual. De un año para otro, de 2017 a 2018, los hospitales de la Comunidad de Madrid –independientemente de quién los gestione- han dejado de contar con 117 camas.

En concreto, los centros hospitalarios tienen 2.088 camas completamente paradas y cogiendo polvo. Esto es la diferencia entre las camas instaladas y las realmente funcionando: de las 14.334 instaladas a las 12.246 funcionantes. Un año atrás había 14.339 unidades instaladas y 12.363 operativas.

Sin embargo, la pérdida es mayor al mirar más allá de 2017 y de esta legislatura. Los primeros datos que facilita la Comunidad de Madrid datan de 2012. Y en ese año los hospitales contaban con 15.531 camas instaladas (no hay datos de funcionantes), lo que supone que en la actualidad se han quedado por el camino 1.197 unidades (7,7%), aunque se haya ganado un nuevo hospital como es el de Villalba con sus 209 camas actuales.

Los hospitales madrileños perdieron en 2016 el mayor número de camas desde el inicio de los recortes

Leer más

Y es que hay que mencionar esta peculiaridad: los primeros datos de camas en el Hospital de Villalba (que en la actualidad sí se cuentan) son de 2014 con 164. Pese a ello, esta inclusión en las cifras oficiales no supuso un aumento de camas en total, ya que de 2013 a 2014 la sanidad madrileña volvió a perder 62 camas.

Aún con este hospital más, no ha habido un año en el que la sanidad madrileña no haya perdido camas. 15.531 instaladas en 2012; 15.194 en 2013; 15.132 en 2014; 15.035 en 2015; 14.536 en 2016; 14.339 en 2017; y las 14.334 de este último año.

En cambio, lo que sí ha ido ganando la sanidad madrileña ha sido presión asistencial y población a atender. Esto mismo se aprecia en una de las unidades más sobrecargadas como son las Urgencias han crecido de 2012 a 2018 con 602.569 casos más; ahora ya se ha alcanzado una cifra récord de 3.378.220.

Un incremento que podría encontrarse en el crecimiento de la población a atender en Madrid. De los primeros a los últimos datos (2012 – 2018), la cifra de madrileños con derecho a asistencia médica se ha disparado un 6% (412.756). A día de hoy, siempre según los datos oficiales, ya se ha tocado la cima de 6.784.804 ciudadanos, 49.537 más que en 2017.

Por su parte, los ingresos hospitalarios también han vivido un crecimiento con los años, pese a la pérdida de camas. Si en 2012 se registraron 499.463 ingresos, en 2018 esta cifra ya aumentaba hasta los 525.421. En la comparación interanual, se han realizado 2.383 ingresos más.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.