www.elboletin.com

Telefónica, Santander, Repsol e Iberdrola: el póker para arrancar mayo con buen pie

Telefónica, Santander, Repsol e Iberdrola: el póker para arrancar mayo con buen pie
Ampliar

Los analistas apuestan por los ‘pesos’ pesados del Ibex en este arranque de mes.

lunes 06 de mayo de 2019, 07:30h

Tras cerrar abril con un avance del 3,6%, la bolsa española arranca un nuevo mes marcada por los altibajos. Ante estas dudas los analistas apuestan por los ‘pesos pesados’ del parqué y recomiendan invertir en Telefónica, Santander, Repsol e Iberdrola. Estos valores conforman el póker ganador de los expertos consultados, que apuntan a IAG, ACS y Caixabank como compañías de las que alejarse.

José Ramón Sánchez Galán, analista independiente, apuesta por Repsol, ya que “prevé lograr este año un resultado bruto de explotación (EBITDA) ajustado (descontado el valor de las existencias) de 8.000 millones de euros, el 5 % más que el de 2018”. “Y lo hará”, afirma, “apoyado en el crecimiento del suministro de combustibles para barcos menos contaminantes”. Según explica este experto, “sus refinerías ya están adaptadas para fabricar esos nuevos combustibles”. A esto hay que sumar que la petrolera espera “que el pozo de Buckskin, en aguas del Golfo de México, entre en producción a lo largo del tercer trimestre y que antes de que acabe el año se tome la decisión final de invertir o no en el desarrollo de Akacias, en Colombia”. Por si esto fuera poco, “desde noviembre, cuando creó su filial Repsol Electricidad y Gas, ha sumado 100.000 nuevos usuarios”.

En un análisis más técnico Sánchez Galán expone que la compañía “trata de reestructurarse al alza, intentando superar una tendencia bajista de largo plazo desde el pasado mes de octubre de 2018”. Por el momento, “las subidas no son del todo consistentes, ya que persiste una figura de doble techo subyacente que tendríamos que determinar si termina de completarse y se trata de una figura de tintes bajistas”. En su opinión, “el dinero institucional está entrando, pero lentamente, de ahí que todavía la demanda no se ha decantado claramente sobre la oferta” y “no se aprecian síntomas de sobrecalentamiento en la subida”. “Esperemos a ver si fructifica”, remarca este experto, que sostiene que “por encima de los 15,26 con volumen sería una buena señal”. Por todo ello, aboga por “entrar con precaución a estas alturas”.

La otra apuesta de Sánchez Galán pasa por invertir en Iberdrola, aupado por las últimas noticias. Este analista independiente recuerda que la compañía “pondrá a lo largo de este año en marcha un nuevo parque eólico terrestre en Grecia, el país de Europa donde, tras España y Reino Unido, cuenta con más potencia instalada de eólica 'onshore', a partir del mes de julio”. Además, “se adjudicó también en Grecia el desarrollo del parque eólico de Pyrgari” y ha expresado su interés al Gobierno de Estados Unidos “para desarrollar cuatro parques eólicos marinos en las costas de California con una potencia conjunta de 8.000 MW, que a precios actuales exigirían más de 20.000 millones de euros de inversión”. La agencia S&P Global también ha puesto su granito de arena a estas buenas noticias conformando la calificación crediticia a largo plazo 'BBB+', con perspectiva 'estable' para Iberdrola, “respaldado por el ‘sólido’ desempeño operativo en 2018 y en el primer trimestre de este año del grupo”.

para Sánchez Galán la acción de Iberdrola “se encuentra en máximos históricos, pero no muestra síntomas de debilidad, por lo que es posible que asistamos a nuevas alzas”. Sin embargo, avisa, “el vértigo podría entrar en escena”. “La base del canal alcista desde octubre de 2018 se encuentra actualmente en la zona de los 7,9 euros”, explica este analista, que remarca que “los osciladores de tendencia siguen fuertes con el sesgo optimista”. “No obstante, el volumen ya no acompaña tan claramente al movimiento, así como una cierta reticencia al mantenimiento del dinero institucional en el valor”, continúa. Ante todo esto, defiende que “todavía se pueden realizar operaciones, pero cortoplacistas con ‘stop los’ en el entorno de los 7,69 euros (un 5% desde la cotización actual)”.

Borja Matilla, analista de Naga Brokers también tiene sus ‘elegidos’ para estos días. Entre ellos, ArcelorMittal. “Está siendo un año en el que el valor se muestra bastante lateral y afianzando la zona de soporte en torno a los 19 euros por acción, zona que ha venido manteniendo todo el año 2019”, asegura, “y que tras apoyar en ésta ha precedido siempre un nuevo rebote al alza por lo que deberemos siempre mantener estos niveles muy cerca y vigilados ante posibles movimientos”.

Otras de sus recomendaciones es Telefónica, que “está tratando de afianzar la zona de 7,40 euros por acción y parece estar lográndolo en vistas del cierto debilitamiento que viene ofreciendo en las últimas sesiones y ante la más que probable zona de acumulación que está realizando para preceder a un nuevo intento de sobrepasar los 8 euros”. Para este analista hay que “tener muy presente que la barrera de los 7,40 euros es una zona muy conocida por el valor en el pasado y que devolvió al valor nuevamente al alza y a sucesivas sesiones alcistas”.

Para terminar se fija en el Banco Santander. Tras repetidas subidas la entidad presidida por Ana Botín realizó en las últimas sesiones “una corrección sobre soporte, y afianzar éste, para continuar con su subida con vistas a realizar un nuevo mínimo creciente en la barrera de los 4,90 euros”.

En el lado contrario el analista de Naga Brokers advierte sobre IAG ante la incertidumbre que acompaña a la compañía en relación con el Brexit. Estas dudas parecen “alargarse cada vez más” y “hace probable que una vuelta hasta el nivel de los 6 euros en el corto plazo sea muy posible”. Para Matilla habría que” vigilar dichos niveles ya que una pérdida de dicho nivel podría suponer una bajada hasta los 5,80 euros”.

Gamesa es otro de los valores sobre los que este experto pone el acento. “Pese a la subida continuada desde finales del mes de diciembre, una consolidación en torno a los niveles de los 15 euros se hace muy probable”, afirma.

Dicho esto se fija en ACS, compañía que “lleva intentando romper resistencias desde principios del pasado mes de abril sin mucho éxito”. “Es por ello”, explica, “que creemos que si quiere romper dichas resistencias debe tomar un mayor impulso lo que implica una corrección en el activo hasta niveles de los 39,55 euros”.

Por su parte, Sánchez Galán pronostica malos días para Caixabank, cuyos “resultados extraordinarios suelen pasar factura tras su efecto”. La entidad, recuerda, “ha obtenido un beneficio de 533 millones de euros en el primer trimestre de 2019, un 24,3 % menos que en el mismo período del año anterior (744 millones) a causa, entre otras cuestiones contables, de la ausencia de ingresos extraordinarios, como los vinculados a la venta de Repsol”. “Además de la no atribución de los resultados de Repsol y BFA (63 y 76 millones respectivamente)”, continúa, “el resultado se ve también afectado por la revaloración en 2018 de la participación de Banco Portugués de Investimento en Viacer (54 millones) y por el cambio en la atribución contable del Banco de Fomento de Angola”. Todo esto, “a pesar de que presenta sólidas posiciones financieras, en concreto, respecto al crédito, el bruto a la clientela se sitúa en 226.432 millones (+0,8% en el trimestre), con un crecimiento de la cartera sana del 0,9%, 1.952 millones”. Asimismo, remarca que la morosidad se reduce hasta el 4,6% y los saldos considerados dudosos “descienden 212 millones y se sitúan en 10.983 millones”.

En un análisis más técnico considera que “a muy largo plazo el valor presenta una posible doble corrección que le llevaría a niveles preocupantes en la zona de los 2 euros”. “Por el momento, los 2,74 euros se antojan un punto de apoyo en un movimiento claramente descendente, instalado desde septiembre de 2018, en su mayor expresión”, destaca. Además, “los osciladores de tendencia no muestran signos de recuperación, así como el volumen, que trata de confirmar el sesgo bajista”. Para este analista el valor está “por debajo de sus medias” y “podría resultar útil hacer algo de caja en la situación presente”.

Mismo destino podría correr CIE Automotive, según este experto. “La reducción de una actividad a costa, eso sí, de aumentar ingresos pero extraordinarios, supuso para la compañía un cierto retroceso en presencia de mercado, algo que el mercado suele penalizar”, defiende este analista, que recuerda que el grupo se ha desprendido de la totalidad de sus plantas de fabricación de biocombustibles, cesando de esta manera en dicha actividad. La operación de venta al grupo Gunvor de las plantas Bionor y Biosur fue anunciada el pasado 28 de enero y entonces la compañía, recoge Sánchez Galán, “destacó que concentraría sus esfuerzos en su negocio principal, la automoción, sector en el que pretende seguir creciendo”.

Dicho esto, en su opinión, “parece estar en un compás de espera que se encuentra en un soporte de cierta consideración en el nivel de los 24,70 euros, punto coincidente con una tímida tendencia alcista con origen en diciembre de 2018 y que resurgió, tras una corrección, hacia finales de marzo de este año”. Sin embargo, “la posibilidad de una recuperación manifiesta se encuentra en el nivel de los 25,40 euros, aproximadamente un 2,17% desde los niveles actuales”. “¿Es posible?”, se pregunta. Cuestión que él mismo responde. “Por el momento hay divergencias con los osciladores de tendencia, que no terminan de creérselo, así como los distintos tipos de inversores que no se animan a mantener posiciones en el valor, de ahí el debilitado volumen de negociación, en las correcciones alcistas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios