www.elboletin.com

El nuevo cheque-guardería vuelve a penalizar a las mujeres desempleadas

CCOO denuncia que los baremos del cheque-guardería profundizan la desigualdad de género
Ampliar
CCOO denuncia que los baremos del cheque-guardería profundizan la desigualdad de género

CCOO denuncia que la ayuda favorece a las familias con empleo y perjudica la reinserción laboral, especialmente la femenina.

sábado 16 de marzo de 2019, 10:00h

Las familias cuyos hijos hayan nacido antes del 1 de noviembre de 2018 pueden solicitar el cheque-guardería para el próximo curso desde este miércoles, una beca -de 100 o 160 euros mensuales dependiendo de la renta- que concede la Comunidad de Madrid y que otro curso más vuelve a estar rodeada de polémica. La causa es que la baremación para concederla prioriza a las familias en las que ambos progenitores trabajan a tiempo completo, con lo que se discrimina a los parados, a los que se perjudica en su tarea de buscar empleo, y especialmente a las mujeres, sin tener en cuenta que uno de los principales escollos que tienen las mujeres para la reinserción laboral es el cuidado de los niños pequeños.

CCOO denuncia que el “cheque guardería”, tal como aparece desarrollado en la convocatoria de solicitud, da ventaja a las familias cuyos dos miembros trabajan, mientras que discrimina a aquellas en las que uno de ellos, o los dos, están en paro, pues se considera que, al no trabajar, pueden hacerse cargo de sus hijos.

El sindicato cree que este hecho constituye, “un tremendo lastre e inaugura un círculo vicioso del que es difícil escapar, pues condiciona y perjudica a quien debe buscar empleo, que se queda sin tiempo para ello porque no puede dejar a sus hijos en una Escuela infantil”. Y denuncia que “se trata, además, de una circunstancia que supone, sin duda alguna, un perjuicio añadido para las mujeres, que son quienes suelen hacerse cargo de los cuidados y quienes mayoritariamente deben sacrificar sus expectativas laborales en favor de la crianza”. Criticando que “una vez más, y a pesar de tener tan cerca el 8 de marzo, la Administración sigue tomando medidas que profundizan en la desigualdad”.

El argumento que año tras año ha dado la Consejería de Educción de que las ayudas para una escuela infantil son para facilitar la conciliación familiar y laboral y que si el padre o la madre están en paro puede asumir el cuidado de sus hijos, nunca han convencido a los padres desempleados que no olvidan la importancia educativa de las Escuelas Infantiles,

Una recriminación que comparte CCOO, que pide recordar que las Escuelas Infantiles no son un espacio para que las familias dejen a sus hijos sin más, “sino que representan una etapa fundamental en el desarrollo formativo y personal posterior. En este sentido, el sindicato está convencido de que la escolarización temprana es una etapa esencial para el desarrollo cognitivo y emocional de niños y niñas”. “De hecho, no solo los organismos internacionales –informa el sindicato- avalan la importancia de esta etapa, sin sino que incluso la propia Comunidad de Madrid, en su informe sobre resultados de las pruebas externas en Primaria y Secundaria, destaca como una de sus conclusiones principales que el alumnado que ha estado escolarizado en el primer ciclo de infantil tienen mejores resultados.”

Además, el sindicato critica que la Administración autonómica favorezca a centros privados en lugar de impulsar la educación pública. Considera que los más de 36 millones del presupuesto público que se dedican a financiar la escolarización en centros privados se deberían utilizar para incrementar la red de Escuelas Infantiles de la Comunidad de Madrid. "Se está hablando, dicen, de presupuestos públicos, financiados con el dinero de los contribuyentes y que deberían ir dirigidos a mejorar los servicios públicos y la calidad de vida de todas y de todos, madrileños y madrileñas”.

El escándalo Figar

En cuanto a las condiciones salariales de los beneficiarios, la organización sindical afirma que “no es cierto que beneficie per se y prioritariamente, como sería esperable, a las familias con menos ingresos. Recuerda, por ejemplo, que "la ex consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, recibió en su día la ayuda, lo que demuestra que el sistema de concesión es totalmente regresivo si permite que altos cargos de la Administración, con altos salarios, puedan beneficiarse de una ayuda que no llega a personas”.

Y es que CCOO no olvida la polémica que provocó Figar por autoconcederse en 2014 una beca de 1.100 euros para su hija a pesar de la elevada renta familiar. Un año después, dimitió de su cargo como consejera de Educación, Juventud y Deportes tras ser imputada por delitos de corrupción en el marco de la Operación Púnica, precisamente por desviar presuntamente fondos públicos para ocultar en Internet las noticias negativas sobre el cheque guardería que se autoconcedió. Concretamente, a Figar se le investiga por los contratos que la Consejería de Educción habría firmado con una de las empresas del presunto 'conseguidor' de la red Púnica, Alejandro de Pedro, a cambio de una campaña de mejora de reputación online para contrarrestar ésta y otras noticias negativas.

Convocatoria

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid ha publicado este martes la convocatoria para la concesión de las ayudas conocidas cheques-guardería para el próximo curso 2019/20, que llegarán a un total de 33.300 niños madrileños de entre 0 y 3 años.

En la resolución de la Consejería de Educación, se disponen 20 días hábiles a partir de este miércoles como plazo para presentar solicitudes.

El pasado 26 de febrero, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado destinar más de 36,6 millones de euros para la convocatoria del 'cheque guardería' el curso que viene, con 100 o de 160 euros mensuales, en función de la renta.

Se tratan de ayudas para la escolarización en el primer ciclo de Educación Infantil en centros de titularidad privada que cuenta con autorización de la Comunidad de Madrid para impartir dicha etapa educativa.

Estas becas están destinadas a familias cuyos hijos hayan nacido antes del 1 de noviembre de 2018 y vayan a matricularse en cualquiera de los cursos del primer ciclo de Educación Infantil en centros de titularidad privada autorizados por la Comunidad de Madrid.

Para obtener estas ayudas la renta per cápita familiar no podrá superar el límite de 25.000 euros con el objetivo de favorecer que alcancen al mayor número de personas que lo necesiten. De esta forma, por ejemplo, una familia compuesta por dos adultos y dos hijos que supere los 100.000 euros de renta anual no podrá acceder al cheque guardería.

Tendrán 7 puntos las familias en las que los padres trabajen a jornada completa, cuando exista un solo progenitor y también trabaje todo el día o cuando uno de los padres o tutores esté trabajando a tiempo completo y el otro tenga un impedimento para atender a su hijo.

Las mismas situaciones anteriores se valorarán con 5 puntos si se trabaja a tiempo parcial. También se puntuará a las familias numerosas y a los padres o hijos con discapacidad y las situaciones socio familiares justificadas por los Servicios Sociales. Además, se dará más facilidades para acceder a las ayudas a las familias con víctimas de violencia de género.

Asimismo, podrán optar de forma excepcional al cheque guardería los niños mayores de 3 años que deban permanecer escolarizados un año más en el primer ciclo de Infantil por tener necesidades educativas especiales acreditadas por el Equipo de Atención Temprana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.