www.elboletin.com

El Banco de España constata que la reforma laboral no ha servido para reducir la temporalidad

Trabajadores
Ampliar
Trabajadores

La tasa de conversión de trabajadores temporales en indefinidos fue en 2018 inferior a la de 2006, antes del inicio de la crisis.

viernes 15 de marzo de 2019, 16:03h

Las reformas laborales acometidas por los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero (2010) y Mariano Rajoy (2012) no han servido para revertir la “excesiva temporalidad” de la que adolece el mercado laboral español. Así lo ha puesto de relieve un reciente informe elaborado por el Banco de España a partir de la información de flujos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

“El mercado laboral español sigue adoleciendo, a pesar de los profundos cambios normativos observados a lo largo del período considerado, de una excesiva temporalidad y rotación del empleo, algo que incide negativamente no solo sobre la productividad, sino también sobre la desigualdad de los ingresos laborales, lo que sugiere la conveniencia de potenciar el atractivo de la contratación indefinida, sin que ello vaya en detrimento de la creación de empleo”, señala la institución que dirige Pablo Hernández de Cos.

A pesar de encontrarse ya “más afianzada” la recuperación económica, “la tasa de temporalidad de las entradas al empleo no ha mostrado signos de moderación y se ha mantenido estable en un nivel ligeramente superior al observado en 2006”. Sí se ha observado, en cambio, “un repunte en el porcentaje de puestos temporales que se convierten en indefinidos a partir de 2017, a pesar del cual este porcentaje se situaba a finales de 2018 en el 8%, un nivel claramente inferior al observado antes de la crisis, cuando llegó a alcanzar valores próximos al 13%”.

Para el Banco de España, la “resistencia a la baja en la temporalidad” de las entradas al empleo es generalizada en todas las ramas de actividad, si bien es “algo más marcada en la construcción que en el resto”. Asimismo, en todas las ramas, “la tasa de conversión de trabajadores temporales en indefinidos era en 2018 inferior a la de 2006, especialmente en los servicios privados y en la industria. En la construcción ha repuntado en el último año y se ha acercado al nivel de 2006”.

Por lo que respecta a la destrucción de empleo, “son también mayoritariamente los trabajadores con un contrato temporal quienes la padecen”. En concreto, “la proporción que representan los ocupados con contrato temporal respecto a los asalariados que pasan a estar en paro se situó durante la crisis en valores más reducidos que los observados al final de la anterior fase expansiva, evolución que es coherente con el aumento de la probabilidad de despido que, independientemente del tipo de contrato, cabe esperar en los peores momentos de una recesión”.

“Al inicio del actual período expansivo, este porcentaje volvió a crecer, como es habitual en las etapas alcistas del ciclo, hasta que se estabilizó en 2016, y desde entonces permanece en un nivel similar al observado en 2006, de forma generalizada por ramas de actividad”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.