www.elboletin.com

Los problemas con las pruebas de emisiones afectan a las cuentas de Volkswagen

Herbert Diess, presidente del grupo Volkswagen, en la presentación del balance económico de 2018
Ampliar
Herbert Diess, presidente del grupo Volkswagen, en la presentación del balance económico de 2018 (Foto: Christophe Gateau/dpa)

Para la marca principal, Volkswagen, los ingresos operativos cayeron de 3.300 a 3.200 millones de euros.

martes 12 de marzo de 2019, 14:13h

El gigante automovilístico alemán Volkswagen notó los problemas de los nuevos protocolos de emisiones en el balance económico de 2018, según los datos presentados hoy por el máximo ejecutivo de la compañía, Herbert Diess.

Diess anunció que quiere prestar mayor atención a mejorar la eficiencia. "Lo hemos hecho bien a pesar de los contratiempos", opinó. Las marcas del grupo Volkswagen han trabajado duro, señaló, para a continuación decir que "ahora es el momento de intensificar estos esfuerzos".

Diess no concretó qué tipo de esfuerzos, pero desde la semana pasada en Wolfsburgo se anuncia una nueva disputa con el comité de empresa. El diario económico "Handelsblatt" informó que Diess quiere eliminar 5.000 o más puestos y ahorrar miles de millones de euros.

Por su parte, el presidente del comité de empresa, Bernd Osterloh, señaló graves "errores de gestión", principalmente debido a los problemas con los protocolos WLTP, y exigió responsabilidades personales.

El grupo Volkswagen perdió parte de sus beneficios el año pasado, principalmente debido a la introducción de los protocolos WLTP, que impidió ofrecer muchos modelos durante algún tiempo.

Para la marca principal, Volkswagen, los ingresos operativos cayeron de 3.300 a 3.200 millones de euros (de unos 3.700 a 3.600 millones de dólares), a pesar de que la facturación subió un 6,8 por ciento, hasta unos 84.600 millones de euros.

El margen de beneficio cayó a un 3,8 por ciento. De este modo, Volkswagen no alcanzó el objetivo autoimpuesto de llegar al menos al cuatro por ciento.

Volkswagen cifró el coste de sus problemas con el protocolo WLTP en más de 1.000 millones de euros, además de los pagos por descuentos, y el bono ambiental para sustituir los viejos coches diésel.

También los efectos del tipo de cambio y los pagos por adelantado para la promoción de los nuevos modelos eléctricos tuvieron un impacto negativo en las cuentas.

Las ventas de Audi cayeron a 59.200 millones de euros, el resultado operativo cayó de 5.100 a 4.700 millones de euros. Audi vendió menos automóviles en 2018 y también tuvo que dar mayores descuentos porque muchos clientes no obtuvieron los modelos deseados.

La filial de autos deportivos Porsche es la perla del grupo: aumentó sus ventas en un 9,2 por ciento hasta 23.700 millones de euros, y el resultado operativo aumentó un 2,7 por ciento hasta 4.100 millones de euros. La marca de Stuttgart es la más rentable, aunque la rentabilidad se redujo ligeramente.

Mientras tanto, Diess impulsa los esfuerzos en movilidad eléctrica. El grupo quiere comercializar más modelos: en 2028, espera tener unos 70 nuevos coches eléctricos a la venta, 20 más de los previstos.

En la próxima década, Volkswagen quiere construir 22 millones de vehículos eléctricos en sus propias plataformas y en los próximos cinco años planea invertir 44.000 millones de euros en nuevas tecnologías: motores eléctricos, conducción autónoma y digitalización.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.