www.elboletin.com

Menos médicos y más pacientes: los datos que explican la indignación en la Atención Primaria

Marea blanca
Ampliar
Marea blanca (Foto: Jaime Pozas)

En los últimos años, hay 338.826 personas más con tarjetas sanitarias en una Atención Primaria que no crece al mismo ritmo en personal y en presupuestos.

miércoles 16 de enero de 2019, 06:00h

Algo se mueve en la Atención Primaria en Madrid. Los sindicatos se han plantado ante el plan de la Comunidad de Madrid de reducir los horarios de consulta en los centros de salud a las 18:30 horas. Y este miércoles se celebran las primeras movilizaciones de este inicio de año movido en la sanidad madrileña.

La indignación se puede explicar en datos -más allá del proyecto de horarios de la Consejería de Sanidad- y en un hecho: la Asamblea de Madrid tendrá en las próximas elecciones tres diputados más al haber más población en Madrid. Esto mismo se reproduce en los centros de salud.

Las tarjetas sanitarias individuales se han disparado en los últimos años. Los últimos datos oficiales de tarjetas sanitarias individuales en Madrid son de 2017 y hablan de una cifra récord: 6.735.267 personas con tarjetas individuales con derecho a asistencia sanitaria.

La comparación con años atrás es contundente: los primeros números que aparecen son de 2009 y en aquella ocasión había 6.396.441 tarjetas. De esta manera, de 2009 a 2017 hay 338.826 personas más con tarjetas sanitarias. Por el contrario, en ese mismo periodo, la sanidad madrileña contó con una menor cifra de profesionales.

Si en 2009 había 71.836 trabajadores, en 2017 (para comparar con los pacientes) había 70.582. Actualmente, según los últimos datos de noviembre de 2018, en la sanidad pública trabajan 71.967 trabajadores. Así, mientras las tarjetas sanitarias se disparan, la sanidad no puede decir lo mismo con sus trabajadores.

En los últimos daños, esa diferenciación la ha tenido que ir asumiendo el médico o el pediatra. Frente que en 2016 había 1.736 tarjetas sanitarias por médico de familia de Atención Primaria; en 2017 este guarismo aumentaba hasta los 1.770.

Misma situación se repite en Pediatría: 7.343 tarjetas por pediatra en los centros de salud y al año siguiente, en 2017, 7.706. Por otra parte, la evolución presupuestaria en Atención Primaria, en 2017 (últimos datos de tarjetas sanitarias) aún tampoco se había recuperado la dotación de 2011.

Los Presupuestos de 2017 en la Comunidad de Madrid destinaron 1.894 millones para Atención Primaria y, en 2011 (de los últimos años con mayor partida), fueron de 1.912 millones. Sin embargo, las cuentas de seis años después tenían que generar recursos para hacer frente a 329.310 personas más con tarjeta sanitaria. Menos presupuesto que en 2011, pero más gente con derecho a asistencia.

En la actualidad, las cuentas de 2019 diseñadas por PP y Ciudadanos dejan para los centros de salud 1.979 millones. Se supera ligeramente a 2011. Aun así, no se acerca a lo que se gastó realmente (la liquidación) en 2016 y en 2017: en este primer año la liquidación fue de 2.069 millones y al año siguiente fue de 2.066 millones.

Este desbarajuste entre lo presupuestado y lo gastado realmente viene siendo duramente criticado por la oposición. De hecho, como denunció José Manuel Freire, portavoz sanitario del PSOE, es mejor hablar de “presupuestos ficticios” y “mala gestión” que en la empresa privada sería “motivo de despido”.

“Es incapaz de seguir el rastro del dinero”, reprochaba la portavoz de Podemos en la Comisión de Sanidad, Mónica García.

HEMEROTECA: Cifuentes presupuesta para los hospitales públicos 340 millones menos de lo que se gastan

Leer más

Por su parte, sindicatos y organizaciones han exigido en las últimas semanas que la Atención Primaria tenga un peso mayor en las cuentas de la Consejería de Sanidad. Se reclama un porcentaje de entre el 15 y el 25%. Hoy en día también se está lejos. Se sigue sin tocar el 11%. Para 2019, sin incluir el gasto en recetas, se estaría en el 10,68% del presupuesto total de Sanidad.

Respecto al gasto de personal, en 2017 no se había recuperado lo de 2009. Mientras que en 2009 se destinaba a esta partida en los centros de salud 670,10 millones; en 2017 el número se situaba en 664,7 millones. Al igual que con los presupuestos y los trabajadores: menor gasto, pero muchas más tarjetas sanitarias individuales.

Para 2019, aunque no hay datos de tarjetas, se ha presupuestado 725 millones de euros al gasto personal en Atención Primaria. No obstante, al igual que con la partida total para los centros de salud, se continúa sin alcanzar lo que realmente se dedicó en esta partida en 2016 cuando la liquidación se asentó en los 771 millones de euros.

La precariedad tampoco pasa desapercibida en la Atención Primaria. Y menos para los pediatras. Actualmente, el 35,5% de los pediatras convive con un puesto precario, es decir, con un contrato eventual o es interino. En octubre de 2018 los centros de salud contaron con 927 pediatras, de los cuales 330 eran interinos o eventuales.

Tan solo en los últimos tres años, la sanidad madrileña ha podido sumar 20 pediatras para la Atención Primaria: de 907 en diciembre de 2016 a los 927 de los últimos meses de 2018.

De tal manera que el 36 % tienen un puesto de trabajo precario, pero, además, el número de Pediatras solo ha aumentado en 20 en los últimos tres años.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.