www.elboletin.com

De Vodafone a Alcoa: los ERE amenazan a miles de trabajadores en el inicio de 2019

Trabajadores
Ampliar
Trabajadores (Foto: Jaime Pozas)

Muchas empresas justifican su decisión en una supuesta falta de rentabilidad.

viernes 11 de enero de 2019, 05:00h

Este jueves se supo en cuestión de horas que miles de trabajadores podrían ser despedidos en España en los próximos meses. Por un lado, Vodafone informó sobre la puesta en marcha de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría al 25% de la plantilla (1.200 trabajadores). Por el otro, Alcoa trasladó una propuesta al comité de empresa donde plantea el despido de dos tercios de los trabajadores de la planta de Avilés.

Dos conflictos laborales paralelos que chocan de bruces con el evangelio comercial de la competitividad. Tanto la empresa multinacional francesa (Vodafone) como la compañía norteamericana de aluminio (Alcoa) aseguran no poder competir en las circunstancias actuales y reclaman una reducción en los costes laborales, la primera decisión que se suele tomar en estas circunstancias.

Vodafone se ampara en la caída de los ingresos en España, motivada en parte por la presión de los nuevos paquetes de bajo coste, mientras que Alcoa asegura que las fundiciones que tiene operativas en Avilés y A Coruña son “deficitarias”. En total, 1.200 y 700 trabajadores, respectivamente, en riesgo evidente de quedar desempleados.

El caso de la empresa de aluminio indigna aún más a un sector amplio de la sociedad, habida cuenta Alcoa es la compañía que compró Inespal, la empresa pública de aluminio que privatizó José María Aznar en 1998 a cambio de 19.000 millones de pesetas.

Hasta el momento, los trabajadores y los delegados sindicales de Alcoa han rechazado las propuestas de ERE planteadas por la compañía.

Arcelor, H&M y otros más

La dirección de ArcelorMittal propuso hace pocas semanas a los sindicatos seguir durante tres años más con el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) vigente en todas las fábricas de la multinacional. Un acuerdo que acabaron firmando los principales sindicatos y que afectan a un total de 12.000 empleados repartidos en 17 plantas.

Según denunció el sindicato LAB, los ERE son una medida excepcional ante situaciones económicas difíciles o por falta de trabajo. Sin embargo, ArcelorMittal “ha declarado en lo que llevamos de año un beneficio respecto al año anterior de más del 12 % y está adquiriendo acerías en el mundo como la italiana Ilva”, asegura, según recogió Eitb.

El sindicato vasco afirma que ArcelorMittal ha destruido en los últimos cuatro años 915 puestos de trabajo en las acerías vascas, más del 40 % del empleo total. Por otro lado, medios de comunicación asturianos informaron que esta compañía aplicará un ERE a más de 1.600 trabajadores de la región durante el primer trimestre de 2019.

Otra empresa que ha decidido desligarse de algunas de sus ‘propiedades’ (alquiladas) es H&M, que ha anunciado el cierre en el primer semestre de 2019 de seis tiendas situadas en Oviedo, A Coruña, Barakaldo, Talavera de la Reina y San Fernando. No obstante, la compañía de moda sueca asegura haber ofrecido una recolocación a los cerca de 150 trabajadores afectados.

El medio de comunicación Playground anunció esta semana la puesta en marcha de un ERE que afectará al 55% de su plantilla, a 70 trabajadores. Además, la empresa automovilística estadounidense Ford aseguró este jueves el recorte de miles de puestos de trabajo en sus plantas europeas, sin especificar si éstos afectarían a la que tiene la empresa en Almussafer (Valencia).

Los ERE que llegan a la banca con el nuevo año

El recorte laboral acometido por el sector financiero desde el estallido de la burbuja inmobiliaria no se ha detenido en ningún año desde 2008, y todo parece indicar que este 2019 tampoco cambiará la tendencia: por lo pronto, hay varios ajustes ya puestos sobre la mesa.

Este jueves la dirección de CaixaBank se reunió con los sindicatos para comenzar a negociar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en el marco del nuevo Plan Estratégico 2019-2021, que contempla una reducción del 18% de la red de oficinas. El ajuste que podría plantear la entidad rondaría los 2.000 empleados.

Otro ajuste que se presenta en el horizonte es el del Santander, una vez acometida la integración de Banco Popular, si bien el gigante bancario español esperará a que se celebren las elecciones sindicales en febrero antes de sentarse a negociar. El pasado mes de noviembre, el banco firmó con los representantes de los trabajadores un protocolo en el que se comprometía a evitar cualquier salida traumática.

Tampoco habrá salidas traumáticas finalmente en Unicaja, que el pasado mes de diciembre acordó con los sindicatos un plan de prejubilaciones voluntarias para 760 trabajadores que contempla además 200 traslados y el cierre de 250 sucursales.

Desde el inicio de la crisis, los bancos españoles no han parado de recortar sus plantillas. De acuerdo con las últimas cifras disponibles en el Banco de España (de 2017), el recorte asciende al menos a más de 85.000 personas, las que van de los 278.301 trabajadores que había en el sector en 2008 –su pico máximo- y los 192.695 que había al cierre de 2017.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.