www.elboletin.com

El Sindicato de Inquilinas convierte los Santos Inocentes en un día de lucha contra los desahucios

El Sindicato de Inquilinas convierte los Santos Inocentes en un día de lucha contra los desahucios
Ampliar

Los activistas por el derecho a la vivienda pretenden que se renueve el alquiler de tres familias, dos de ellas con menores a su cargo.

jueves 27 de diciembre de 2018, 08:16h

El Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid ha organizado para el próximo viernes, Día de los Santos Inocentes, una acción doble para frenar los desahucios de inquilinos en la capital. Y es que este colectivo de activistas por el derecho a la vivienda está convencido de que el decreto ley que aprobó el pasado viernes 14 de diciembre el Consejo de Ministros para modificar la Ley de Arrendamientos Urbanos, no va a resolver el problema.

Avisa el denominado Sindicato de inquilinos que -“en un contexto de burbuja, en el que solo en 2016 se produjeron 34.193 desahucios de alquiler en el conjunto del Estado español, 4.760 de los cuales solo en Madrid- dicho decreto-ley “no resuelve la problemática de las no renovaciones injustificadas de contrato, factor principal de inestabilidad y precariedad para el inquilinato”.

Denuncian que “una semana después de la aprobación del decreto-ley, la situación sigue agravándose y las expulsiones injustificadas siguen sin detenerse”. Y aseguran que el caso del edificio de Juan de Vera 13, ubicado en el barrio madrileño de Delicias, es un nuevo ejemplo de ello, ya que los propietarios del inmueble pretenden dejar en la calle a dos familias con menores a su cargo, las de Edison y Ana, a quienes se ha dado una semana de plazo para abandonar su domicilio, según explica José Luis Rodríguez, miembro del Sindicato de Inquilinos.

La historia de los desalojos de este bloque comenzó cuando el fondo Tessa Ibérica, junto a la colaboración de una gestora y un bufete de abogados, adquirió el edificio y “aprovechándose de las facilidades que da la actual Ley de Arrendamientos Urbanos, empezaron a mandar burofaxes a sus inquilinos comunicándoles que daban por finalizados sus contratos, con el objeto de vaciar el edificio y sacarlo de nuevo al mercado a precios desorbitados o, directamente, tirarlo abajo para impulsar una operación inmobiliaria en el barrio”, señala el portavoz de esta colectivo.

Rodríguez informa que “muchos de los inquilinos a los que no se renovó el contrato se vieron obligados marcharon, pero Edison y Ana han decidido que no se van y que, aunque Tessa les dio una semana para abandonar sus hogares y amenace con desahuciarles, se van a quedar en sus casas”.

En su postura de resistencia ambos inquilinos serán respaldados por el Sindicato de Estudiantes que ha convocado movilizaciones el día 28 de diciembre la por la mañana frente sede de Tessa Ibérica, a la Calle Columela, 17, protestas con las que quieren forzar a la propiedad a negociar.

Y como los desalojos de los inquilinos de sus hogares no entienden de fiestas navideñas, el Sindicato de Inquilinas realizará ese mismo día otra acción para intentar que la gestora AYPE 3, en Carabanchel Alto, de marcha atrás y renueve el contrato a Imelda, “a la que se quiera echar de la casa en que lleva viviendo doce años”. En este caso, según José Luis Rodríguez, la propiedad insistió en firmar un nuevo contrato que, por un defecto de forma intencionado puede hacer que expulsen a Imelda de su casa.

Ana M. Pastor

Convencida de que “la información es poder” pero no para los periodistas sino para todos los mortales, he convertido la manía de escribir noticias en mi modo de vida y de pagar facturas. “Peleada” con los números y la economía, me centro en la información nacional y de Madrid, esa que llaman “local” pero que es la que puede resultar más útil por ser la más cercana. Los problemas sociales, laborales y vecinales son mi pan de cada día. Con un objetivo: dar “cancha” a las minorías.

Google Plus de Ana M. Pastor

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios