www.elboletin.com

Un hombre con buena suerte

Un hombre con buena suerte
Ampliar

Realmente el regalo nos lo hace él a sus lectores, que después del éxito de “El declive de los dioses”, cada vez somos más.

sábado 22 de diciembre de 2018, 12:36h

Mariano Guindal, flamante premio de periodismo económico Carlos Humanes, fundador de EL BOLETIN, nos está facilitando la elección de un buen regalo navideño -- un regalo de los que se disfrutan y valoran --, con la publicación de su nuevo libro, “Un hombre con buena suerte”, editado por Península, que ya está a la venta en las librerías de toda España.

Realmente el regalo nos lo hace él a sus lectores, que después del éxito de “El declive de los dioses”, cada vez somos más. Mariano, que estrenó sus cualidades de gran periodista como alumno y luego maestro destacado de la escuela de Manu Leguineche, es un experto excepcional especialista en información económica. Además de conocer la materia, una de las más delicadas del periodismo, cuenta las noticias con admirable claridad y, lo que parece más difícil cuando se trata de temas como el déficit o inflación, hasta con amenidad.

Son dos de los primeros detalles que se observan al hojear las páginas de su libro. Partiendo desde su propia infancia, juventud y trayectoria profesional, Guindal nos ofrece un relato, siempre realista pero siempre optimista, con el que consigue a transmitir a los lectores su pasión y su capacidad de análisis en la profundización de la actividad, que tanto incide en nuestras vidas, económica y financiera.

Fue uno de los pioneros reporteros, en años en que informar no era fácil de nada que resultase comprometido para la Dictadura, que se dedicó por entero a la a primera vista áspera información económica. El éxito le acompañó desde los primeros trabajos: su biografía profesional está repleta de exclusivas. Para él nunca han existido secretos en la actividad económica, y cuando se tropezó con ellos, enseguida se valió de su talento y capacidad investigadora para descubrirlos, contarlos y, cuando fue necesario, denunciarlos.

Su trayectoria personal no fue fácil ni la profesional tranquila. Tuvo que vivir muchos momentos sabiendo que su independencia y libertad estaban amenazadas, pero respaldado siempre por la tranquilidad de conciencia que le proporcionaba el respeto a la verdad y el rigor. Por eso, para sus colegas es un ejemplo a imitar. Y más en los momentos que atraviesa el periodismo. “Un hombre con buena suerte” es, desde luego, un buen regalo navideño, si.

Pero sobre todo es un libro riguroso, tierno y duro al mismo tiempo, interesante en su fondo y entretenido en su forma. Es un elogio de la vida cuando se dedica a algo con pasión expuesto entre recuerdos y experiencias personales que ya son parte de nuestra historia reciente. Un relato del acontecer en blanco y negro de varias décadas, desde la censura y la Transición que la envió la baúl de los recuerdos, hasta la aparición de Villarejo en la sociedad de la corrupción lacra que, por supuesto, Mariano Guindal describe de manera admirable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.