www.elboletin.com

El mercado de deuda empresarial se frena en seco

Billetes de Dólar
Ampliar
Billetes de Dólar

La emisión total de bonos corporativos, incluyendo grado de inversión y ‘bonos basura’, ha alcanzado una cifra de 1,34 billones de dólares en 2018.

domingo 23 de diciembre de 2018, 07:00h

El fin de la era del dinero barato toca a su fin, y la resaca promete ser fuerte. Mientras las bolsas se encaminan a su peor año en una década, en los mercados de renta fija hay otros síntomas igual de preocupantes: la emisión de bonos corporativos a escala mundial se redujo a su nivel más bajo en siete años durante este 2018. Detrás de este frenazo se encuentran las subidas de tipos, la retirada de los estímulos de los bancos centrales y la creciente preocupación por el excesivo endeudamiento.

La emisión total de bonos corporativos, incluyendo tanto las que cuentan con calificación de grado de inversión como de ‘bono basura’, ha alcanzado una cifra de 1,34 billones de dólares en 2018, su cifra más baja desde 2011, según datos de Refinitiv consultados por Reuters, en lo que ha sido un año para olvidar en los mercados. El final del ejercicio ha sido particularmente difícil para la deuda empresarial, ya que los volúmenes de nuevas emisiones de bonos en diciembre apuntan a su peor mes en al menos una década, según estos datos.

Aunque las cifras finales podrían cambiar, ya que algunas operaciones de diciembre estarían todavía sin registrar, el montante total de 2018 sería el peor desde los 998.000 millones de dólares de 2011.

El frenazo en seco del mercado de deuda empresarial se produce tras unos años de lo que quizás ha sido exceso de oferta, después de que los agresivos programas de compras de bonos de los bancos centrales llevasen a los inversores a buscar rentabilidades en los bonos corporativos más arriesgados, ofreciendo a las empresas una forma relativamente barata de endeudarse.

Ahora, con el fin de los programas de estímulos, los riesgos se han hecho más patentes que nunca, teniendo en cuenta además que todo parece indicar que viene un período de menor inflación y crecimiento económico.

El Banco de Pagos Internacionales (BIS) avisaba en su último informe trimestral de que el aumento de la deuda corporativa con calificación B-triple (bonos con calificación justo por encima del de basura) “se cierne como una nube oscura sobre los inversores” después de que tanto dinero se acumulara en el sector. “Si esta deuda se redujera, una vez que la economía se debilite, está obligada a ejercer una presión considerable en un mercado que ya es bastante ilíquido y, en el proceso, generar olas más amplias”, destacaba el banco central de los bancos centrales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.