www.elboletin.com

“Cosidó coordinó la operación para rescatar los papeles de Bárcenas sobornando al chófer”

Ignacio Cosidó, ex director de la Policía
Ampliar
Ignacio Cosidó, ex director de la Policía

El entonces director general de la Policía y actual portavoz del PP en el Senado niega su participación en los hechos.

miércoles 14 de noviembre de 2018, 11:50h

“Ignacio Cosidó, el actual portavoz del Partido Popular en el Senado, fue el alto cargo ministerial que coordinó desde su despacho del Ministerio del Interior la operación para recuperar documentos sensibles en poder de Luis Bárcenas”. Por lo menos eso es lo que asegura okdiario.com, que explica que “los documentos estaban relacionados con Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Javier Arenas”.

Afirma el digital que “Cosidó, entonces director general de la Policía, era quien recibía los informes de los comisarios José Villarejo, primero, y Enrique García Castaño, después, tras pasar por la Dirección Adjunta Operativa, cuyo titular profesaba una lealtad absoluta al entonces “número tres” del Ministerio”.

Y explica que “para poder llevar a cabo con éxito la misión Villarejo captó como topo a Sergio Ríos Esgueva, que trabajaba como chófer para la familia Bárcenas”. Asegurando okdiario.com que “entre 2013 y 2014, el tiempo que duró su papel de infiltrado, el conductor sobornado recibió como premio 48.000 euros de los fondos reservados y un puesto de funcionario en el Cuerpo Nacional de Policía”. Y que “a cambio facilitó la recuperación de papeles, notas y grabaciones que conservaba el ya ex tesorero del PP”.

Y hace notar dicho medio de que “Cosidó, al margen de que figurara en el tercer lugar en el organigrama ministerial de la línea de mando, tras el titular Jorge Fernández Díaz y el secretario de Estado, Francisco Martínez Vázquez, estaba considerado como un hombre de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Además, mantenía línea directa con el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán”. Y añade que dirigente del PP, en la actualidad senador del grupo popular y uno de los colaboradores más directos de Pablo Casado, ha sido señalado por, al menos, tres de los responsables de la operación policial como la persona que daba las instrucciones a través de la cúpula de la Dirección Adjunta Operativa.

Según publica okdiario.com el director de la Policía “estaba al tanto de que esa operación secreta para recuperar los papeles de Sáenz de Santamaría, Cospedal y Arenas estaba siendo financiada con dinero cargo a los fondos reservados. Y señala que dichos fondos utilizan para sufragar las operaciones contra el crimen organizado y la lucha contra el terrorismo y “no podían ser destinados a financiar una misión sobre un caso de corrupción política y, mucho menos, un operativo extrajudicial para sustraerle documentos al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas.”

Además, sostiene que “el Ministerio del Interior sabía de antemano que los 2.000 euros que pagaba al mes al chófer Sergio Ríos contravenían la ley 11/1995 del 11 de mayo, de Regulación de la utilización de los créditos destinados a gastos reservados

Cosidó lo niega

Okdiario dice que “a primera hora de la mañana de este miércoles, Ignacio Cosidó ha enviado un comunicado a través del partido en el que ha negado “rotundamente” su vinculación con la operación y asegura que desconocía de la existencia de esta trama y manifiesta que de haber tenido conocimiento “no la hubiera aceptado sin autorización judicial“.

Cosidó ha asegurado que “no es la primera vez” que sufre “calumnias” por parte del ex comisario Villarejo “incluyendo querellas que nunca han sido admitidas a trámite”, ha apuntado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.