www.elboletin.com

Cospedal pone a Casado ante su primera gran crisis al frente del PP

El presidente del PP, Pablo Casado, en su intervención en el Pleno del Congreso.
Ampliar
El presidente del PP, Pablo Casado, en su intervención en el Pleno del Congreso. (Foto: Congreso)

Las conversaciones entre Cospedal y Villarejo hacen ya mella en el PP. Su labor de oposición se ha visto empañada y los audios están marcando la agenda a Génova.

jueves 01 de noviembre de 2018, 07:30h

El presidente del PP, Pablo Casado, se está enfrentando a su primera gran crisis desde que se hizo con las riendas del partido hace ahora 100 días. Los audios de la reunión secreta entre María Dolores de Cospedal y José Manuel Villarejo en Génova 13 han desatado un auténtica tormenta en la formación conservadora, que se ve incapaz de sofocar este incendio. El líder de los populares se enfrentó en su día al 'caso máster', pero este escándalo es diferente y está poniendo a prueba su liderazgo.

Desde el lunes los populares han venido desayunando con las grabaciones realizadas por el excomisario tanto a la exministra de Defensa como a su marido, Ignacio López del Hierro. Unas conversaciones que han empañado cualquier iniciativa de los populares. Su labor de oposición ha quedado ensombrecida por este asunto, como se evidenció este miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, donde Cospedal, pese a ausentarse, fue la gran protagonista. Villarejo y sus audios han marcado desde entonces la agenda a Génova. Y esto no ha gustado a algunos sectores.

En el seno del PP hay quienes ya ponen sobre la mesa la salida de la exsecretaria general. Que dimita ante este escándalo. Están convencidos de que la ‘tormenta’ no va a amainar y temen que este asunto vaya a más complicando el discurso de regeneración del que ha hecho gala Casado desde que se alzó con la Presidencia del partido.

Frente a esta postura la dirección nacional se muestra, por ahora, prudente e instan a María Dolores de Cospedal a dar explicaciones ante los últimos audios que apuntan, entre otras cosas, al encargo de “trabajos puntuales” a Villarejo. El líder del PP y los suyos no quieren cometer “errores del pasado” y se oponen a que rueden cabezas antes de tiempo. Según defienden, hasta el momento no se ha demostrado que se haya cometido delito y esa es su ‘línea roja’. La decisión de dimitir la dejan en estos momentos en manos de Cospedal.

Esta primera crisis al frente del PP ha mostrado al Casado más mudo. Durante todos estos días se ha mostrado esquivo y ha sorteado a los medios de comunicación. No ha respondido a ninguna pregunta al respecto. Un silencio que romperá este jueves durante su visita a Andalucía. El presidente de los populares viaja a Huelva donde tiene previsto dar una rueda de prensa poco después del mediodía y todas las miradas están puestas en sus palabras sobre la exsecretaria general.

El código ético del PP y la reunión en Génova

Hace apenas dos semanas Pablo Casado imponía un nuevo código ético en el PP. Una “actualización y mejora de los anteriores textos básicos”, según el propio documento. Esto se traduce en un endurecimiento de las normas de comportamiento interno de obligado cumplimiento para todos los empleados y cargos del partido.

Entre otras cosas, establece que los populares “no aceptarán ningún trato de favor o situación que implique privilegio o ventaja en su condición de miembros del PP” y se rechaza “cualquier beneficio del Partido o de sus integrantes que tenga que ver con tráfico de influencias”.

“Nunca se utilizará el nombre del Partido Popular para influir en el desempeño de actividades públicas o de resoluciones administrativas”, se recoge en este documento, que fija que “está prohibido ejercer cualquier tipo de influencia desde el Partido en funcionarios, empleados públicos, cualquier tipo de agente público o autoridad para conseguir cualquier tipo de actuación que pueda generar directa o indirectamente un beneficio económico al Partido Popular o a algún integrante o donante del Partido Popular”.

La duda es si el encuentro de Cospedal con Villarejo en su despacho de la calle Génova choca o no con este código ético, que además no se sabe si es retroactivo.

Gustavo García

Periodista adicto a los pasillos del Congreso de los Diputados y a algún cafetillo y pincho de tortilla en la Cafetería de la Cámara baja entre comparecencia y comparecencia. Los gin-tonics los dejo para los diputados... PSOE, PP, IU, UPyD, Podemos, nada se me escapa. Tampoco le hago ascos a la política local y, en especial, a lo referente a la Comunidad de Madrid, que siempre da mucho juego: Esperanza Aguirre, Ignacio González, Tomás Gómez,... Al pie del cañón en ElBoletin.com desde 2007.

Google Plus de Gustavo García

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.