www.elboletin.com

Nueva York limita las VTC y establece un salario mínimo para los conductores de Uber

Uber
Ampliar
Uber

El Ayuntamiento de la localidad estadounidense ha aprobado un proyecto de ley para paralizar durante un año la concesión de nuevas licencias.

jueves 09 de agosto de 2018, 13:30h

Nueva York ha decidido tomar la delantera en la polémica sobre el impacto de los plataformas de vehículos de alquiler con conductor en el negocio de los taxis, un debate que también está al rojo en ciudades como Madrid, Barcelona o Londres. La localidad estadounidense se ha convertido en la primera gran ciudad en limitar la concesión de licencias VTC, las que utilizan compañías como Uber y Lyft (o Cabify en España).

El Ayuntamiento que lidera Bill de Blasio acaba de aprobar un proyecto de ley para paralizar durante un año la emisión de nuevas autorizaciones de este tipo, con algunas excepciones como en el caso de vehículos accesibles en silla de ruedas. Durante este período se estudiará el impacto de este servicio en el sistema de transportes urbano.

Pero esta no es la única nueva medida relacionada con las VTC, sino que forma parte de un paquete regulatorio que incluye también el establecimiento de un salario mínimo para los conductores de Uber o Lyft. Según han revelado varios estudios, los ingresos de los chóferes de estas compañías en EEUU son muy bajos, algo con lo que pretende luchar Blasio.

“Nuestra ciudad se enfrenta directamente a una crisis que está llevando a los neoyorquinos trabajadores a la pobreza y nuestras calles a un estancamiento. El crecimiento sin control de las compañías de vehículos de alquiler exigía una actuación, y ahora ya está aquí. Más de 100.000 trabajadores y sus familias verán un beneficio inmediato de esta legislación”, ha afirmado el alcalde de Nueva York en un comunicado que recoge la agencia Efe.

La limitación de las licencias para los próximos doce meses supone un duro golpe para Uber, pues Nueva York supone el mayor mercado de la compañía. Al respecto, desde el Ayuntamiento defienden que los único que están haciendo es “pausar” nuevas autorizaciones para un negocio al que hasta ahora se ha dejado crecer “sin las comprobaciones o regulaciones apropiadas”.

Desde 2015, el número de VTC en Nueva York se ha duplicado hasta los 130.000 vehículos, frente a los 13.500 taxis amarillos que hay en la ciudad y los 4.000 taxis verdes, que operan fuera de Manhattan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

?