www.elboletin.com

Hipoteca joven: haberlas, haylas... pero hay que buscarlas (mucho)

Hipoteca
Ampliar
Hipoteca

Los bancos ofrecen pocos productos dirigidos a quienes quieren comprar una casa antes de los 35 años, pero pueden mejorar las condiciones hipotecarias estándar.

lunes 06 de agosto de 2018, 06:00h

Expertos del sector inmobiliario consideran que una buena opción para ayudar a los jóvenes a comprar su primera vivienda sería que los bancos hicieran hipotecas a su medida. Aunque existen préstamos hipotecarios dirigidos a este segmento de la población, aparecen en el mercado con cuentagotas y de manera muy discreta.

Maica López, responsable de Comunicación de CrediMarket, informa que “si bien antes de la crisis la mayoría de los bancos disponían de hipotecas para jóvenes, ahora no es un producto tan generalizado” e indica que han notado que “la oferta es más bien escasa”. “De hecho, y según tenemos constancia, apenas una entidad tiene una específica para ese colectivo. Se trata de la hipoteca Oasis, de Globalcaja”, señala la representante de este comparador bancario. No obstante, aunque “a día de hoy no nos consta en nuestra base de datos ninguna hipoteca con esta etiqueta ofertada por alguna de las grandes entidades que operan en España, eso no quiere decir que no las ofrezcan a sus clientes más jóvenes que buscan financiación. Es posible que, a la hora de contratar una hipoteca, si se cumplen con los requisitos establecidos por cada una de las entidades, se pueda conseguir una hipoteca joven”.

Lorena Romero, responsable de la sección de financiación del portal financiero Rankia, también coincide en destacar que los bancos no suelen promocionar como tales dichas hipotecas: “Todos las tienen pero hay que pedirlas” ya que “el tema de los jóvenes es complicado por la solvencia financiera”. Así, este tipo de productos “son un poco misteriosos y en las webs no suelen aclarar sus condiciones específicas”. Explica que el único banco que “alardea de una hipoteca joven propiamente dicha es Kutxabank, que ofrece una hipoteca de adquisición de vivienda habitual para clientes de hasta 35 años, con una reducción del 0,25% del tipo de interés (normalmente Euribor -0,90) hasta que el mayor de los titulares cumpla 35 años. Con una comisión de apertura del 0,25% y una financiación de hasta el 80% del valor de tasación, que pueden subir un poco dependiendo del perfile del hipotecado”.

Al igual que Maica López, Lorena Romero pone de manifiesto que ello no significa que las entidades financieras no afinen sus ofertas a las necesidades de este sector de población con mejores condiciones y mayor flexibilidad en los pagos, sino que lo hacen es dar un tipo de interés estándar en su páginas web, que luego te pueden adaptar a la baja tras una visita a la sucursal. Por ello, aclara que este tipo de productos para jóvenes “no se pueden contratar vía online, puesto que los bancos hacen una estimación mucho más exhaustiva de los riesgos de los más jóvenes. “Si ahora ya miran con lupa toda las hipotecas, con este segmento de población son más estrictos y suelen pedir un aval”, remarca esta experta en financiación.

Características

Las hipotecas para jóvenes están destinadas a personas que no superan los 34 años y tienen ciertas ventajas respecto al resto de hipotecas:

Pueden ofrecer un mayor porcentaje de financiación. Se entiende que, al ser joven, no se ha tenido tanta capacidad de ahorro y, por eso, facilitan un mayor importe de dinero, que puede alcanzar el 100% del valor de tasación o compraventa del inmueble.

Mayor plazo de amortización: la mayoría de hipotecas que se comercializan en España exigen que, al acabar de abonarla, al menos uno de los titulares tenga menos de 75 años y facilitan plazos de amortización de hasta 30 años. En las hipotecas jóvenes los plazos se pueden alargar hasta los 40 años (los que faltan entre los 35 y los 75 años).

Vinculaciones menos rígidas: Puede darse el caso que, para obtener las mejores condiciones posibles, a las personas de menos de 35 años se les pidan menos vinculaciones que a una más mayor.

Más carencias: también puede darse el caso que el banco dé ciertas ventajas o facilidades de pago a las personas más jóvenes, ya que sobreentiende que no han tenido tiempo para ahorrar lo suficiente de cara a hacer frente a los gastos iniciales. Serían, por ejemplo, los tiempos de carencia, en los que sólo se abonan intereses o se amortiza capital.

Posibilidad de bonificaciones en el tipo de interés sobre los tipos estándar de la entidad.

Ayudas y subvenciones promovidas por el Estado y los Ayuntamientos de financiación más favorables para los jóvenes.

Respecto a este último aspecto, la representante de Rankia recuerda que el Plan Estatal de Vivienda para el periodo 2018-2021 contempla ayudas de hasta 10.000 euros para la compra de vivienda habitual a menores de 35 años en municipios de menos de 5.000 habitantes, para viviendas que cuesten hasta 100.000 euros. Indica que para tener derecho a dicha subvención hay otros requisitos como el que la unidad de convivencia tenga ingresos anuales inferiores a 22.558,77 euros y no ser propietario o usufructuario de otra vivienda en España.

Pau Monserrat, profesor de Economía de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y economista de enfintech.com hace otra precisión a tener en cuenta: el plazo de amortización de la hipoteca, ya que aunque a los más jóvenes se les están ofreciendo productos hipotecarios a 30 y 40 años, este experto opina que “llegar a los 65 años con una hipoteca es una mala idea”. También avisa del riesgo que puede suponer para los padres avalar a los hijos, por lo que recomienda reflexionar si el banco exige avalistas para conceder la hipoteca.

Este profesor de Economía resalta que las hipotecas jóvenes solo tienen el nombre, pero entiende que realmente no hay un producto específico para este sector de la población y cree que precisamente ahí hay un nicho importante. Critica que actualmente la oferta es muy estándar lo que cree “perjudica a los colectivos que tienen alguna dificultad para acceder a la compra”. Uno de los colectivos que considera está siendo perjudicado por esta falta de hipotecas “personalizadas” es el de los autónomos, “con lo que si dan las dos variables –ser joven y emprendedor- no te dan hipoteca de forma general, aunque el cliente pueda ser el próximo Bill Gates”, lo que considera una “disfunción del mercado hipotecario”. El representante de enfintech.com recuerda que hay muchas formas de personalizar las hipotecas y estima que esta “carencia” es mala para la economía y para la banca.

Ana M. Pastor

Convencida de que “la información es poder” pero no para los periodistas sino para todos los mortales, he convertido la manía de escribir noticias en mi modo de vida y de pagar facturas. “Peleada” con los números y la economía, me centro en la información nacional y de Madrid, esa que llaman “local” pero que es la que puede resultar más útil por ser la más cercana. Los problemas sociales, laborales y vecinales son mi pan de cada día. Con un objetivo: dar “cancha” a las minorías.

Google Plus de Ana M. Pastor

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

?