www.elboletin.com

Los grandes bancos sueltan 65.000 millones de euros de lastre inmobiliario en el último año

Grúas de obra
Ampliar
Grúas de obra

Así es la letra pequeña de los contratos que han convertido a los fondos buitres en amos del ladrillo español.

jueves 19 de julio de 2018, 11:44h

Banco Santander, BBVA, CaixaBank y, ahora, el Sabadell. En el transcurso del último año los grandes bancos españoles han pisado el acelerador para quitarse de encima el ladrillo que lastraba sus balances, y que ha pasado a manos de fondos buitre como Blackstone, Lone Star o Cerberus. En conjunto, los acuerdos han permitido a las entidades desconsolidarse unos 65.000 millones de euros brutos en activos improductivos, si bien mantienen participaciones en las compañías de nueva creación a las que han ido a parar estos activos.

La senda la marcó en verano del año pasado el Santander, que apenas unos meses después de hacerse con Banco Popular llegaba a un acuerdo con Blackstone para desprenderse del ladrillo que acumulaba la entidad que fue resuelta. La entidad llegó a un acuerdo en agosto del año pasado para vender al fondo estadounidense el 51% de la cartera de inmuebles adjudicados, créditos dudosos procedentes del sector inmobiliario y otros activos relacionados con la actividad que tenía el banco -un paquete de un valor bruto de 30.000 millones de euros-, además de la totalidad del capital de Aliseda, portal inmobiliario del Popular.

En concreto, se creó una nueva sociedad, participada al 51% por Blackstone y un 49% por Aliseda, a la que se traspasaron activos con un valor bruto contable agregado de 30.000 millones de euros, de los cuales 10.000 millones provenían de los activos españoles, y el 100% de Aliseda. La gestión del patrimonio de esta compañía fue asumida por el fondo estadounidense.

La última operación de este tipo se ha conocido hoy mismo, protagonizada por Banco Sabadell, que ha acordado la transmisión de la “práctica totalidad” de su exposición inmobiliaria a una filial de Cerberus Capital Management. Los activos inmobiliarios objeto de la operación tienen un valor bruto contable conjunto aproximado de 9.100 millones de euros y un valor neto contable conjunto aproximado de 3.900 millones de euros.

La operación se estructurará mediante la transmisión de los activos a una o varias compañías de nueva constitución, cuyo capital se aportará y/o venderá de forma que Cerberus participe directa o indirectamente en el 80% del capital de las mismas y Banco Sabadell en el 20% restante. Banco Sabadell y Cerberus suscribirán un acuerdo para regular sus relaciones como socios de estas compañías. En este caso, Solvia, la inmobiliaria del Sabadell, continuará prestando los servicios de gestión integral (servicing) de los activos en régimen de exclusividad.

Hace apenas tres semanas, CaixaBank firmaba su propio acuerdo, en este caso con Lone Star, para dar salida a unos activos inmobiliarios por valor de 12.800 millones de euros (unos 6.700 millones de valor neto contable). En concreto, la entidad que preside Jordi Gual, que acababa de anunciar la recompra de un 51% de Servihabitat, aportará el negocio inmobiliario a una nueva compañía de la que posteriormente venderá el 80% a Lone Star, reteniendo una participación del 20%.

Como parte de la operación, Servihabitat seguirá prestando servicios a los activos inmobiliarios del grupo CaixaBank “durante un período de cinco años en virtud de un nuevo contrato de servicio.

También BBVA ha optado por una fórmula similar. En noviembre del año pasado el banco que preside Francisco González alcanzaba un acuerdo con Cerberus Capital Management para crear una sociedad conjunta de negocio inmobiliario, compuesta por unos 78.000 activos inmobiliarios con un valor bruto contable de aproximadamente 13.000 millones de euros. El banco controla un 20% de esta nueva sociedad, mientras que la participación del fondo estadounidense asciende al 80%.

La transacción incluyó también un acuerdo entre BBVA y la sociedad del grupo Cerberus Haya Real Estate para que ésta última presta servicios de servicing inmobiliario de la cartera de inmuebles.

Las prisas que les han entrado a los bancos para soltar lastre tienen mucho que ver con las advertencias de las autoridades de supervisión, tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo (BCE). Las entidades acumulan en sus balances activos inmobiliarios por un valor de 58.000 millones de euros, frente a los 80.000 millones de valor contable bruto que tenían al cierre de 2013, de acuerdo con el último informe anual del Banco de España.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.