www.elboletin.com

Carmena ya tiene hoja de ruta para 'desenchufarse' de las eléctricas como Colau

Manuela Carmena e Inés Sabanés.
Ampliar
Manuela Carmena e Inés Sabanés. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Ahora Madrid crea un plan de inversiones que permitirá la autosuficiencia energética de 900 edificios municipales en 2030.

lunes 02 de julio de 2018, 13:51h

El informe ‘Hoja de ruta hacia la sostenibilidad energética’ marca las pautas a seguir para conseguir la autosuficiencia energética en 2030 en todo el parque inmobiliario de la ciudad de Madrid, “para lograr un suministro de energía 100% renovable y autosuficiente, y alcanzar emisiones cero en sus edificios”, explica el consistorio que dirige Manuela Carmena.

Los técnicos municipales han elaborado junto a la Fundación Renovables el documento que han presentado hoy la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés, y el delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, junto al vicepresidente de la Fundación, Sergio de Otto.

Y se basa en dos pilares: por un lado, en la reducción de los consumos mediante la rehabilitación energética y la mejora de la eficiencia, lo que supondría reducir en un 50% la demanda de energía y la sustitución progresiva del uso de combustibles fósiles por otros más eficientes. Este escenario se denomina como “eficiencia”.

Por otro, apunta a cubrir “parte del consumo energético mediante la generación municipal de energía renovable fotovoltaica el mismo punto de consumo y el suministro eléctrico a partir de fuentes de energías renovables, generadas en emplazamientos lo más cercanos posibles al punto de consumo”, dentro del escenario denominado de “autosuficiencia”.

Este plan se conoce casi al mismo tiempo que la noticia sobre el "desenchufe" de Barcelona: desde ayer, el consistorio y el resto de edificios municipales de la Ciudad Condal, así como los semáforos y farolas, han empezado a conectarse a la nueva empresa pública Barcelona Energía, propiedad del propio consistorio que dirige Ada Colau. Se desenchufan así de las eléctricas convencionales, en concreto, de Endesa, la compañía que tenía el contrato.

Las inversiones que el Ayuntamiento de Madrid tendría que realizar en ambos escenarios con objetivo a 2030 se situarían entre los 23 millones de euros al año de mínimo y los 38 millones de euros máximo. “Teniendo en cuenta que los costes anuales de la factura energética de las instalaciones y edificios municipales son actualmente de 33 millones de euros, muy cerca de las necesidades de inversión, se demuestra la oportunidad económica que supone el avance en autosuficiencia a largo plazo, a la vez que se hace una apuesta sostenible y responsable con el medio ambiente y la ciudadanía”, esgrime el consistorio.

Estudio del parque inmobiliario

Para desarrollar este proyecto se ha analizado el conjunto del parque inmobiliario municipal y sus consumos energéticos asociados en 2016 respecto a electricidad, gas natural y gasóleo C. De los 1.600 edificios e instalaciones de los que dispone el Ayuntamiento de Madrid se han seleccionado los 900 con mayor consumo, que suponen el 95% de la demanda de energía. El coste total ese año sumando los tres tipos de suministros ascendió a 33.691.138 euros, el consumo ascendió a 346.324.970 kWh y las emisiones (kg CO2) a 96.326.586.

El análisis de los datos respecto al consumo por función de los edificios municipales (administrativo, cultural, deportivo, educativo, seguridad, servicios sociales y otros) indican que un 51% del consumo total fue para las instalaciones educativas (26%) y deportivas (25%). El documento también pone de manifiesto el peso de la climatización en el consumo de cada edificio, superando el 70% todas las tipologías excepto en los edificios administrativos (48%). Ello significa que se deberán priorizar la electrificación de los sistemas de climatización, al tener una mayor repercusión en el ahorro total.

El estudio también ha identificado las características de cada espacio para la implantación de energías fotovoltaicas, estudios que son utilizados para las actuaciones de instalación que se están poniendo en marcha.

Eficiencia energética

En iluminación, se apuesta por la automatización y el cambio a LED; y en climatización, por la mejora de los cerramientos, la introducción de la tecnología de las bombas de calor reversibles y las mejoras de eficiencia en equipos de calor como calefactores eléctricos. Por su parte, en agua caliente sanitaria (ACS) el documento propone potenciar la energía solar y mejorar la eficiencia en equipos obsoletos como son los calentadores eléctricos.

Si las premisas anteriores se cumplen, con el objetivo de reducir la demanda de energía en un 50%, los edificios del Ayuntamiento de Madrid pasarían de los 346 GWh de 2016 entre electricidad, gas natural y gasóleo C, a un consumo de electricidad de 173 GWh en 2030. Así, la reducción en iluminación sería de un -45%, en climatización -55%, en agua caliente sanitaria -60% y en “otros” -10%, lo que significaría un -50% respecto al consumo de 2016.

Inversiones para la autosuficiencia energética

La variable de la autosuficiencia energética en la hoja de ruta supone una apuesta clara por el aprovechamiento del potencial de la producción de energía eléctrica con la solar fotovoltaica en las azoteas de los edificios municipales. En concreto se han contabilizado más de 1,2 millones de metros cuadrados de azoteas en los 900 edificios municipales evaluados, de los que 735.000 serían aprovechables para instalar sistemas de autoconsumo fotovoltaico, con una potencia instalada de 75 MWp/año y una cobertura del 61% de la demanda de electricidad prevista en 2030 que supondrían un coste hasta 2030 de 96,5 millones de euros

Para alcanzar el 100% de la demanda habría que instalar sistemas fotovoltaicos en espacios públicos, aparcamientos disuasorios y terrenos municipales y el coste total hasta 2030 implica invertir 140 millones de euros.

Sistema de Gestión Energética

Para planificar y ejecutar esta transformación energética en el parque inmobiliario municipal, el documento señala la necesidad de implementar un Sistema de Gestión Energética Municipal (SGE), que coordine información, recursos y planes, junto con el desarrollo de las herramientas de gestión de los diferentes parámetros energéticos y llevar a cabo una serie de actuaciones.

Para ello, en los próximos meses, el Ayuntamiento de Madrid tendrá en marcha un acuerdo marco para la monitorización de las instalaciones, la elaboración de auditorías energéticas y la elaboración de planes de actuación de eficiencia energética.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.