www.elboletin.com

La Bolsa impulsa a los fondos entre los productos de ahorro mas rentables

Bolsa de Madrid
Ampliar
Bolsa de Madrid (Foto: Jaime Pozas)

En un contexto de bajos tipos de interés los productos de inversión más populares, como los depósitos, apenas son rentables.

viernes 25 de mayo de 2018, 07:00h
En un entorno de tipos de interés bajos, marcado por Banco Central Europeo (BCE), la rentabilidad que ofrecen algunos productos de inversión como los depósitos o las cuentas remuneradas es mínima. Por ello, es recomendable hacer un estudio de los diversos productos que ofrece el mercado para poder sacar rendimiento a nuestros ahorros. Lendix, plataforma europea de préstamos para empresas (conocido como crowdlending), ha hecho un análisis de los productos de ahorro de inversión para conocer cuáles son los que ofrecen un mayor retorno en función de su nivel de riesgo, los costes de las comisiones a los que están sujetos, y otras variables que se deben de tener en cuenta a la hora de sacar partido al dinero.

Según este análisis, que se basa en datos a diciembre de 2017, las acciones bursátiles (9,49%) se perfilan como el activo de mayor rentabilidad durante el pasado año, seguido por el crowdlending, cuya rentabilidad por prestar a empresas de manera directa sin recurrir a los bancos fue de 6,25%. Los fondos de renta variable también presentan un rendimiento atractivo, del 3,23%, mientras que en el caso de los pagarés de empresa a 1 año se sitúan en el 2,15%.

En el caso de las cuentas remuneradas, a diciembre de 2017 la rentabilidad nominal media se situó en el 0,04%, mientras que para los depósitos a plazo alcanzó el 0,08%. En cualquiera de los dos casos, al restar la tasa de inflación, que fue de 1,2% en dicha fecha, el resultado de la inversión fue de una rentabilidad negativa para el inversor en términos reales.

Respecto a las letras del Tesoro y Obligaciones del Estado, la financiación del déficit público mediante la adquisición de deuda pública española es un instrumento de inversión con una rentabilidad muy limitada, ya que los tipos de interés están vinculados al riesgo de insolvencia del Estado, considerado prácticamente nulo ya que es casi seguro que el Estado devuelva el capital invertido y los intereses pactados. Su evolución depende de la coyuntura económica que en los últimos años se ha visto marcada por la recuperación de la economía española, una situación que ha influido en la bajada de la prima de riesgo. A diciembre de 2017, el rendimiento medio máximo que se esperaba de las obligaciones del Estado a 10 fue de 1,49% y el de las Letras del Tesoro a 1 año, fue negativo (-0,38%).

Un producto que sí arrojó algo de rentabilidad el pasado año fue la renta fija privada. El funcionamiento de este mercado es muy parecido al de la deuda pública, solo que sus títulos son emitidos por empresas privadas para financiar sus actividades o refinanciar su deuda fuera del circuito bancario, explican desde Lendix. En el caso de los pagarés, la rentabilidad depende de la diferencia entre el valor nominal del mismo y su precio de adquisición. A finales de 2017, se encontraba en el 2,15%. Mientras que, las obligaciones ofrecen tipos de interés que varían en función de la capacidad de pago de la empresa, del plazo del crédito y de su importe. A diciembre de 2017, su rendimiento fue del 2,07%.

Respecto a los fondos de inversión, estos instrumentos de ahorro que reúnen el capital de un conjunto de inversores para maximizar rentabilidad, seguridad y liquidez son gestionados por inversores profesionales. El dinero se coloca en diferentes activos financieros de renta fija, variable o mixta, y según el Banco de España, la rentabilidad media a 12 meses fue del 2,42% a finales de 2017. Entre los diferentes tipos de fondos hubo algunos con rendimientos positivos y otros negativos. Por ejemplo, la rentabilidad de los fondos de renta variable alcanzó en diciembre de 2017 los 3,23%, un poco más atractiva que la media, en cambio los fondos de renta fija contaron con tipos de interés reales negativos (-0,13%).

Pero sin duda, como se ha dicho más arriba, lo más rentable es invertir directamente en acciones cotizadas en mercados secundarios (Ibex 35). Las acciones son títulos de valores que representan una participación en el capital de una empresa y que cotizan en una Bolsa de Valores. El Ibex 35 es el principal índice bursátil español y se utiliza como referente para conocer la situación de la bolsa española. Son instrumentos que sin ser muy complejos cuentan con un importante componente de riesgo, por lo que es recomendable tener amplios conocimientos sobre las operaciones realizadas. A su cierre en diciembre de 2017 obtuvo una rentabilidad media del 9,49%.

Por último, el crowdlending. Se trata de la financiación de proyectos empresariales que activan la economía real y se caracteriza por un riesgo controlada, siempre que el inversor diversifique correctamente su cartera. El crowdlending representa un nuevo tipo de activo que ofrece un equilibrio entre el impacto económico y la rentabilidad. La rentabilidad media de la cartera de préstamos del crowdlending fue en diciembre de 2017 de 6,25%.

Rentabilidad
Rentabilidad (Foto: Lendix)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.