www.elboletin.com

La importancia de contar con un buen TPV en hostelería

La importancia de contar con un buen TPV en hostelería
Ampliar

Descubre todas las ventajas que puede tener para tu negocio disponer de un buen Terminal Punto de Venta.

lunes 23 de abril de 2018, 11:10h

El verano está a la vuelta de la esquina, y cada vez nos apetece más salir y disfrutar de la buena temperatura, del sol y de la gente. Por ello, el sector de la hostelería, en especial, debe estar preparado para atender de la forma más adecuada a los clientes, sea cual sea el tipo de establecimiento, en terrazas y en chiringuitos de verano, en pubs y discotecas, en bares o en restaurantes.

Lo más importante para convertir tu local en un lugar atractivo para los clientes es contar con personal capacitado y con los recursos tecnológicos adecuados, que permitan realizar el trabajo con una mayor eficacia y rapidez.

Uno de los elementos que se han vuelto imprescindibles en este tipo de negocios son los TPV para hostelería. A continuación, te mostramos qué son los terminales punto de venta, su utilización en el sector de la hostelería y todas las ventajas de las que se pueden beneficiar los negocios.

¿Qué son las terminales punto de venta?

Un Terminal punto de venta es un dispositivo que se utiliza para la realización de transacciones a través de dispositivos electrónicos. Permite además, la gestión de las tareas de un determinado establecimiento de venta al público, en especial, las tareas relacionadas con el proceso de venta, con la obtención de facturas, de tickets, etc.

Por lo tanto, se trata de una herramienta sumamente eficaz para la organización de todas las tareas relacionadas con el proceso de venta y para acelerar las operaciones comerciales. Es decir, ayuda en la realización de algunas de las tareas que hacían las antiguas cajas registradoras, pero de una forma mucho más rápida, organizada y eficaz.

Los TPV, por lo general, están compuestos por una pantalla táctil, un cajón portamonedas, una impresora de tickets y un programa de gestión, que está especialmente indicado para el sector de la hostelería. Mediante todos estos componentes, los negocios de hostelería agilizar y facilitar mucho las tareas diarias.

Dentro de los TPV, hay disponibles diferentes modelos, y dependiendo del tipo de local, serán más adecuados unos u otros. Por ejemplo, se pueden encontrar equipos de TPV compactos, que son los que están integrados en el equipo informático, o equipos de TPV modulares.

El TPV compacto es el modelo más tradicional, y en este caso, se puede instalar el software en el equipo informático para realizar las operaciones comerciales que se requiera, combinándolo con otros elementos de hardware, como una impresora de tickets.

Los TPV táctiles son los más adecuados para su uso en el sector de la hostelería, para atender a los clientes en las terrazas, en restaurantes o en otro tipo de negocios, ya que permiten una mayor rapidez de gestión al no ser necesario el uso de teclado ni ratón.

Ventajas de disponer de un TPV táctil en el sector de la hostelería

Los Terminales punto de venta permiten facilitar y agilizar mucho las tareas en todo tipo de negocios, como hemos comentado, y son especialmente útiles en el ámbito de la hostelería, como en las terrazas, los chiringuitos, los restaurantes, etc.

En primer lugar, los TPV táctiles son muy fáciles de manejar por los empleados del establecimiento, ya que hoy en día todo el mundo está acostumbrado a utilizar pantallas táctiles como las que incorporan los teléfonos móviles, por lo que no implicará ningún esfuerzo aprender a trabajar con ellos.

También, reducen considerablemente el tiempo que se emplea en la toma de comandas, debido a que ya no es necesario navegar por complejos menús con el ratón y el teclado. Simplemente, se pulsa en pantalla las imágenes de los productos solicitados por el cliente y listo.

Un TPV también ayuda a que haya un mayor control sobre los ingresos. Con esta herramienta, se manejan todas las operaciones de manera automática, el cobro, las facturas o los tickets a los clientes, etc., por lo que, aunque en el negocio trabajen una gran cantidad de personas, no habrá ningún problema a la hora de gestionarlas y de llevar un control sobre ellas, al grabarse todos los datos automáticamente.

Por otro lado, los terminales punto de venta consiguen agilizar todas las operaciones relacionadas con el proceso de venta y permite que el pago sea mucho más cómodo para los clientes.

Gracias a esta herramienta, es posible ofrecer un servicio más rápido que con las antiguas cajas registradoras. Se reducen los tiempos en cada parte del proceso de venta, desde la impresión de tickets para el cliente, hasta las autorizaciones de una transacción con tarjeta de crédito. Por lo que no lo dudes, un TPV para hostelería hará que tu negocio sea mucho más competitivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios