www.elboletin.com

Archivada la investigación para averiguar quién es la “juez amiga” que dio un soplo sobre la Lezo

Ignacio Gónzalez, expresidente de la Comunidad de Madrid
Ampliar
Ignacio Gónzalez, expresidente de la Comunidad de Madrid

La Justicia madrileña archiva la causa después de que “no ha sido posible averiguar la identidad de la ‘magistrada amiga de la casa’ que reveló que el investigado Ignacio González estaba siendo objeto de escuchas".

viernes 02 de febrero de 2018, 19:51h

Ignacio González sabía que la Policía le estaba investigando por el ‘caso Lezo’. O al menos eso es lo que los investigadores acreditaron después de que una “magistrada amiga de la casa” advirtiese al expresidente de la Comunidad de Madrid, a través de Mauricio Casals, de que sus teléfonos estaban intervenidos. Sin embargo, tras meses de investigación, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid, Ramiro García de Dios Ferreiro, ha archivado la causa.

Según ha podido conocer Europa Press, el juez ha aseverado que tras las actuaciones practicadas no “existen motivos suficientes para atribuir” la comisión de un delito de revelación de secretos. Y más después de saber que “no ha sido posible averiguar la identidad de la ‘magistrada amiga de la casa’ que reveló que el investigado Ignacio González González estaba siendo objeto de escuchas telefónicas dentro de un proceso penal seguido en la Audiencia Nacional”.

El diario ABC, al poco de estallar el ‘caso Lezo’, aseguró que los investigadores tenían acreditado la existencia de ese “chivatazo” porque el propio González se lo contó en una conversación al expresidente de la Comunidad Valenciana Eduardo Zaplana. En concreto, la Policía señaló que Casals, el que fuera directivo de La Razón, fue quien recibió el soplo de la magistrada.

No obstante, en el careo celebrado el pasado 29 de enero en los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid entre González y Casals no se ha conseguido conocer el nombre de esa magistrada. Según el magistrado García de Dios Ferreiro, Casals “no ha querido revelar a la autoridad judicial la identidad” de la juez en cuestión, ya que Ignacio González se ratificó en las declaraciones prestadas en dos ocasiones anteriores en ese mismo juzgado.

Y es que, según se ha destacado en el auto, el expresidente madrileño reconoció el contenido de la conversación con Zaplana donde comentan que han sido advertidos de posibles pinchazos telefónicos. De hecho, Casals en el careo, según han informado a Europa Press, fuentes jurídicas presentes, matizó que nunca dijo “magistrada amiga” y que, en todo caso, fue para intentar tranquilizar a implicados en la causa como a Edmundo Rodríguez Sobrino, al que también señaló que tenían mano en la Justicia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios