www.elboletin.com

Cómo reparar el aire acondicionado del coche

Cómo reparar el aire acondicionado del coche
Ampliar

El sistema del aire acondicionado en los vehículos va por gas, y su recarga es habitual cada dos años.

miércoles 27 de septiembre de 2017, 10:07h

Los meses de verano dan sus últimos coletazos con la llegada de septiembre y aun a estas alturas hay un compañero de viaje indispensable al conducir: el aire acondicionado. Julio y agosto hicieron mella en la temperatura y climatizar el vehículo era imprescindible para poder conducir, pero todavía hoy y hasta el comienzo del otoño hay que procurar que esta parte del coche siga en el mejor estado posible. Existen diversos talleres para reparar aire acondicionado en Madrid, pero hoy además vamos a enseñar a hacerlo por si se estropea y el conductor se ve en un apuro.

El aire acondicionado no solo sirve para viajar con comodidad y sin sufrir el agobiante calor de estos meses. Es además un elemento de seguridad, ya que ayuda a que el conductor y los pasajeros disfruten del viaje sin el cansancio que produce ir por carretera con mucho calor. En los meses fríos, en los cuales hay más posibilidad de que se empañen los cristales, esta parte del vehículo ayuda también a mejorar la visibilidad en carretera al aclarar las lunas.

El sistema del aire acondicionado en los vehículos va por gas, y su recarga es habitual cada dos años, pero aun así se puede estropear por pérdidas pequeñas de gas, fallos del ventilador o el condensador. Para reparar aire acondicionado en Madrid, como hemos mencionado, existen talleres que pueden hacerlo, pero para evitar el coste vamos a ver cómo lo puede hacer un conductor. Eso sí, siempre se advierte que al llevar gas su reparación puede suponer un riesgo y lo mejor es acudir a un especialista.

Lo que se debe hacer antes de revisar el resto de componentes como el condensador, el ventilador, el evaporador o la válvula de expansión, es seguir el recorrido de los conductos. Esto se hace para cerciorarse de que no existen pequeñas fisuras que provoquen pérdidas ocasionales de gas y el consecuente mal funcionamiento del aire acondicionado. Si la pérdida es de gas, se deberá acudir a un taller especializado para subsanarlo lo más pronto posible.

En estos centros cuentan con máquinas específicas para subsanar el problema de fugas de gas, mediante la comprobación de si hay o no fisuras y terminando con su reparación adecuada. Esto se vuelve aún más importante al tener en cuenta que el gas en el ambiente unido a la combustión del motor puede dar lugar a un problema muy serio en el vehículo y que quede inutilizado, más allá del riesgo que supone esta situación.

Por otra parte se deben revisar el resto de materiales que componen el circuito del aire acondicionado y observar que no presentan fallas. Aquí aparece la importancia de las revisiones periódicas, ya que si alguna de esas partes lleva estropeada sin darnos cuenta durante mucho tiempo, al final el coste de su reparación sube y también se complica su perfecta reposición.

Si se quiere disfrutar de los últimos viajes de este verano antes de que llegue el otoño, es muy importante mantener el sistema del aire acondicionado en buen estado. Es uno de los elementos de seguridad y confort más importantes de todo vehículo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.