www.elboletin.com

Gobierno y Generalitat: cronología de un enfrentamiento que ha polarizado a la sociedad

Gobierno y Generalitat: cronología de un enfrentamiento que ha polarizado a la sociedad
Ampliar

Intervención de las cuentas, manifestaciones, detenciones de altos cargos y envío masivo de policías. Esto ha pasado en Cataluña en la última semana.

domingo 24 de septiembre de 2017, 07:00h
Las semanas vacacionales – para quien disfruta o sufre un trabajo – tienen la misma duración que la que termina este domingo. Siete días que no parecen el mismo tiempo. Lo acaecido esta semana en Cataluña compila casi tantos acontecimientos como las otras cincuenta y una del año. Intervención de las cuentas, manifestaciones, detenciones de altos cargos y envío masivo de policías (sin parangón en democracia) son solo unos ejemplos del tiempo vivido y del que está por venir.
Fuente: Sindicato de Estudiantes de Cataluña
Ampliar
Fuente: Sindicato de Estudiantes de Cataluña

Lunes 18 de septiembre

La semana empezaba con la publicación en el diario oficial de la Generalitat de la suspensión de la ley del referéndum y con la amenaza de ejecución del ultimátum lanzado por Cristóbal Montoro en el consejo de ministros del viernes 15 planeando el aire.

El ministro de Hacienda dio 48 horas al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que aceptara un acuerdo de no disponibilidad con el que el Gobierno pasaba a gestionar directamente (en virtud de la “estabilidad financiera”) las cuentas catalanas. Una aplicación “por la puerta de atrás” del famoso artículo 155, denunció el Govern.

Ante esta circunstancia, la Generalitat presentó un recurso ante el Tribunal Supremo pidiendo medidas cautelares contra el control de pagos impuesto por Montoro. Al mismo tiempo, el PSOE dejaba la puerta abierta para aplicar el artículo 155 en Cataluña.

Martes 19 de septiembre

Comienzan a desfilar por la Fiscalía Superior de Cataluña los primeros alcaldes investigados por apoyar y dar cobertura al referéndum del 1 de octubre. Marc Solsona y Albert Batalla, alcaldes de Mollerusa y Seu d’Urgell (Lleida), son recibidos entre vítores y se acogen a su derecho a no declarar. El fiscal del caso les exige responder al interrogatorio en castellano y no en catalán.

Horas más tarde, el Tribunal Supremo admite a trámite el recurso presentado por la Generalitat contra la orden ministerial de Montoro, que supone la intervención más que parcial de sus cuentas, ya que Cataluña deberá justificar todos sus gastos (incluidas las instituciones públicas) y no recibirá la mensualidad (cerca de 1.4000 millones) correspondiente a la financiación de la administración.

Sin embargo, la decisión del Supremo no tiene efectos suspensivos. Aun así, fuentes del Govern aseguran a EL BOLETÍN que el Ejecutivo catalán seguirá su hoja de ruta y no justificará los gastos que procedan de sus arcas.

Ese mismo día, Ciudadanos no consigue que el Congreso respalde al Gobierno frente al 1-O. PSOE y Unidos Podemos lideran el ‘no’ a la PNL de Ciudadanos por la que se rogaba a los partidos políticos a apoyar institucionalmente al Gobierno en las medidas adoptadas para hacer frente al referéndum del 1 de octubre.

Miércoles 20 de septiembre, el día

El conflicto entre la Generalitat y el Estado alcanzaba cotas inexploradas. El día comenzaba con la detención de catorce altos cargos de la Generalitat (acusados de malversación, prevaricación y desobediencia) y el registro de cuatro consejerías, que se unen a decenas de imprentas y varios medios de comunicación. Entre los detenidos, el número dos de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové Llado, al que la Guardia Civil acusa de sedición. Un delito que atisba condenas de hasta 15 años de prisión.

Este despertar influye directamente en el pleno del Congreso, donde el representante de ERC, Gabriel Rufián parafrasea a Jon Idigoras y exige a Rajoy que “saque sus sucias manos de las instituciones catalanas”. Los republicanos y el PDeCAT abandonan el Congreso ante “la ocupación” de la Generalitat por la Guardia Civil.

La situación influye directamente en las negociaciones de los presupuestos de 2018. El PNV aparca la negociación por “la gravedad de la situación” en Cataluña.

La actuación de la Benemérita y la Policía Nacional (rodeando la sede de la CUP en Barcelona) provoca que miles de ciudadanos salgan a las calles y a las plazas de Cataluña en señal de repulsa. Movilizaciones masivas y pacíficas que desembocan en concentraciones indefinidas, como la de la Universidad de Barcelona.

Todo esto sucede en un día en el que la Generalitat da marcha atrás y decide enviar facturas a Montoro para que pueda sufragar nóminas y otros servicios públicos esenciales.

Por otro lado, el Ministerio del Interior, la Guardia Civil y la Policía Nacional acuerdan suspender las vacaciones de miles de agentes y se decide premiar a los que sean destinados a Cataluña. Los sindicatos, las direcciones generales de los cuerpos e Interior pactan una mejora en las condiciones de los agentes desplazados a cambio de “remar hacia un mismo lado”. Hasta ese momento había policías durmiendo en pensiones o en sofás.

La idea es reunir a más de 5.000 miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. Un dispositivo equivalente al de las visitas del Papa o al de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Jueves 21 de septiembre

Hacienda ejecuta por primera vez en la historia de la democracia el control sobre las cuentas de una comunidad autónoma (objetivo: ley de estabilidad presupuestaria y evitar el referéndum) y de casi 300 sociedades e instituciones.

Centros médicos, educativos, deportivos o culturales forman parte de una lista elaborada por el Ministerio de Hacienda – y compartida a los bancos – donde señalan centenares de centros presuntamente susceptibles de poder financiar el referéndum. El control de las tarjetas de crédito dificulta el pago de gestiones tan superfluas como la de un taxi.

Pacto fiscal para Cataluña

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirma en el periódico Financial Times que España está dispuesto a discutir con Cataluña un nuevo pacto fiscal con más presupuesto y mayor autonomía financiera si la región retrocede en sus demandas de independencia.

Este día, los estibadores de Barcelona decidían no abastecer a los cruceros que alojan a los policías y la Generalitat lanzaba una web – con dominio en el Caribe – con toda la información sobre el 1-O: ¿Dónde y cómo votar? https://onvotar.garantiespelreferendum.com/. Esa es la página web a la que pueden acceder desde ese momento los residentes en Cataluña para consultar dónde podrán votar en el referéndum del próximo 1 de octubre.

Viernes 22 de septiembre

El Govern destituye al número dos de Junqueras, Josep Paría Jové, para "protegerle" del Constitucional y de la multa diaria de 12.000 euros impuesta por el alto tribunal. Más tarde, la Justicia dejaría en libertad a Jové. El viernes se supo además que la Generalitat nacionalizará a 825.000 personas si gana el sí el 1-O y que cerca de 3.000 estudiantes tomaron el edificio histórico de la Universidad de Barcelona. Por otro lado, la Fiscalía decidió denunciar por sedición los ataques contra la Guardia Civil sucedidos en distintas partes de Cataluña. El más emblemático, la toma de un coche de la Benemérita cubierto de pegatinas publicitarias del 1-O.

El punto más delirante de la semana sucedió en la noche del jueves al viernes. Lo que en un inicio parecía broma resultó al final ser algo muy serio. Un crucero disfrazado de personajes de dibujos animados de los Looney Tunes es uno de los ‘hoteles flotantes’ (con cuartos de 9 metros cuadrados y cuatro camas) que hospeda a miles de agentes antidisturbios. A la noche, varios grupos de neonazis y de extrema derecha se movilizaron en municipios de Cataluña.

Sábado 23 de septiembre

El Ministerio de Interior asume el control de los Mossos d’Esquadra. Reticentes al trabajo de la policía autonómica, la Fiscalía otorga al coronel de la Guardia Civil y director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos, la dirección para coordinar a los Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil.

La Generalitat siente la decisión como una agresión a su autonomía y soberanía y advierte al Ejecutivo de Rajoy que no aceptan la intervención estatal sobre los Mossos.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios