www.elboletin.com

Irma y Alfonso

Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de España
Ampliar
Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de España

Ya hoy debe regresar Alfonso a Madrid y al mismo tiempo comenzar el azote de Irma, un huracán al máximo de potencia ( vientos de 300 km/h).

jueves 07 de septiembre de 2017, 09:53h

La parejita del momento. Uno, para fortalecer unas las relaciones que en el plano económico serían vitales porque España es el tercer socio comercial de Cuba y primero en Europa; y esa terrible tormenta de voraz poder llamada Irma, afilándose los dientes para una devastación en más de la mitad del archipiélago insular que pudiera no tener precedentes.

Así estamos de contrastes en estos días.

De la visita oficial del canciller español Alfonso Dastis se ha hablado en los medios oficiales de La Habana, donde no tardó mucho en declarar el socorrido “sentirse como en casa” para más tarde ser recibido por el presidente Raúl Castro y catalogar como de “muy productiva” su visita. Sin embargo, no será de esperar que se conozca el resultado del propósito principal, si será Mariano Rajoy o Felipe VI quien ponga primero un pie en la isla, ahora con unos 200.000 cubanos con pasaporte ibérico gracias a la Ley de Memoria Histórica.

Ya hoy debe regresar Alfonso a Madrid y al mismo tiempo comenzar el azote de Irma, un huracán al máximo de potencia ( vientos de 300 km/h) según los especialistas quienes no han dudado en afirmar que es “extremadamente peligroso” y situarlo entre los diez más grandes formados en la historia del océano Atlántico.

Para el domingo se espera que Irma esté tocando la península de La Florida. Más negro, lluvioso, con poderosos vientos, olas entre 4 y 6 metros de altura y penetraciones del mar, no habrá otro fin de semana más siniestro en buen tiempo en casi la mitad del territorio nacional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.