www.elboletin.com

Cartas echadas

jueves 01 de septiembre de 2016, 00:00h
Política transicional
Política transicional
Esto lo hago el 1° de septiembre en la madrugada. En las carreteras de Venezuela hay cientos de autos y autobuses dirigidos a Caracas.
Escribo y los hechos avanzan. Con cartas echadas. La de muchos es la unión política cívico-militar para la fuerza de la Constitución original, con base en los artículos 328°, 333° y 350°. Es más que eso; pero, en ese núcleo duro normativo está la solución al más que terrible drama nacional venezolano.
 
Esto lo hago el 1° de septiembre en la madrugada. En las carreteras de Venezuela hay cientos de autos y autobuses dirigidos a Caracas. Muchos de ellos, obstaculizados o detenidos. Argucias diversas del régimen han sido desplegadas desde días (nosotros mismos fuimos víctimas, hace dos) para impedir la  presencia masiva de demócratas en calles de la ciudad capital, inicialmente convocada por una plataforma electoral partidista, llamada MUD; pero, que hoy es bastante más la expresión del amplio descontento nacional y la intención de un cambio rápido de gobierno. A la MUD le queda grande la política necesaria.
 
El drama de los venezolanos lo sintetizo en el “Triángulo de la Crisis Venezolana Actual”: 1°) una dramática contingencia social compleja, 2°) el colapso económico nacional y 3°) múltiples exigencias al Marco de Gobernanza (Gobierno y Asamblea Nacional) no atendidas. Ésa es la llama ardiente en la cara de los venezolanos de hoy, que expresa la gravedad y urgencia de la situación presente.
 
Muchos problemas y ninguna solución. Venezuela requiere cambio ya. Y la Constitución lo permite. Pues, proponemos imponer su vigencia. Para lo cual, tenemos: 1°) el basamento normativo; 2°) la conjunción de sectores, factores y criterios para hacerlo valer y 3°) las propuestas alternativas para el manejo del país. Esta misma columna ha sido uno de los canales para su conocimiento. Toca darles vida.
 
#DecretoGramckoYA sigue siendo el canal de expresión. Maduro es ilegítimo y debe irse. La Asamblea Nacional (AN) debió procurarlo y no lo hizo. La conjunción de sectores y factores que pide su salida, hoy activados en la política, crea otro marco de condiciones, favorable a una solución. Permite la fuerza que la AN no convocó y viabiliza el desconocimiento previsto en el Artículo 350° constitucional.
 
Y lo cito: “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, DESCONOCERÁ cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos”.
 
Solo la demencial conducta del régimen puede ser responsable de interpretaciones y acciones que vean en lo anterior una iniciativa golpista, que pueda tener un costo en sangre. No hay conspiración ni violencia en lo expuesto. Sí hay una exigencia de actuación institucional. A todo el Marco de Gobernanza. Cada quién tendrá que asumir su cuota de responsabilidad.
 
Mientras, 1°) la crisis aprieta, 2°) el país se moviliza, 3°) las redes y medios revientan y 4°) muchas formas organizativas formales e informales están activadas. Hay un claro momento transicional. Ahora sí, no antes. Y no se sabe si mañana. Es el día de un gran llamado de la patria. Y debería ser atendido, no solo por circunstancias políticas, sino por profundas razones éticas.
 
Ayer, gracias a Don José Zepeda y su equipo de Radio “Media Naranja”, de Holanda, hice un largo análisis sobre las razones de lo que pasa, extensamente difundido en redes. Don Henrique Aristeguieta Gramcko hizo llamados muy apropiados a la actuación precisa frente a las circunstancias y posibilidades. Y las minorías de la MUD han hecho una invitación responsable a la actuación amplia permitida por la Constitución. Las cartas están echadas. Solo toca saber jugar.
 
Santiago José Guevara García
Valencia, Venezuela
sjguevaragarcia@gmail.com / @SJGuevaraG1
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.