www.elboletin.com

La moción Aristeguieta-Paredes

jueves 11 de agosto de 2016, 00:00h
Política transicional
Política transicional
El castrismo dominante y sus peones en el gobierno juegan duro y profundizan su autoritarismo.
La política venezolana se mueve esta semana entre escenarios diversos, en los cuales –ojalá que no pase- cabe una agudización de los problemas nacionales y la posibilidad de mayores conflictos. El castrismo dominante y sus peones en el gobierno juegan duro y profundizan su autoritarismo. Y el viejo principio newtoniano de acción-reacción hace presumir acciones de similar fuerza en sus contrarios.
 
El punto está en saber quiénes son esos contrarios. La oposición “oficial” –la leal oposición al régimen- acaba de regalarle lo que los anglosajones llaman un “political gaffe”: un inconmensurable error, de amplio impacto público: un ultimátum de casi un mes de plazo, para un asunto que no podía darse el lujo de tenerlo.
 
Y el régimen respondió. Ni esperó el plazo, ni concedió lo pedido. Y usó el anuncio, hecho el martes pasado, para anular una jugada en la cual un sector de la oposición “oficial” y una naciente articulación de nuevos factores opositores, agrupados alrededor de “Venezuela Soberana”, la “Vía Diferente” e iniciativas liberales, plantearían, no el manido medio del Referéndum Revocatorio, sino la declaratoria de la ilegitimidad de Maduro, en razón de su nacionalidad colombiana y sus descubiertas mentiras con relación al asunto.
 
Una salida por esa vía representaría, de inmediato, el desconocimiento de Maduro y la convocatoria a una elección. Eso abre otro juego de escenarios. Desde la posibilidad de cambios positivos y normalidad institucional, hasta la de que el sistema se desestabilice profundamente.
 
Sin embargo, con lo anterior, refiero lo que podría pasar si Maduro sale del juego. Porque, ahora mismo está planteado otro distinto y previo. Pues, aún no sabe qué jugará el resto de la oposición. Tampoco la implicación de una nueva realidad opositora, en ciernes. Menos, el hecho de que la iniciativa de desconocimiento haya contado con el apoyo y presencia de voceros militares; en retiro, pero expresión de la conciencia institucional de ese mundo. Por si no lo perciben, es su entrada en los afanes opositores actuales, con significado más allá de lo simbólico: la posibilidad de una política nacional de amplio espectro social.
 
La que llamaremos la “Moción Aristeguieta-Paredes”, para el desconocimiento de Maduro, es la iniciativa de la Diputada Melva Paredes, de uno de los cuatro partidos de la cúpula de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la oposición representada en la Asamblea Nacional, con base en el llamado “Decreto Gramcko”, del Dr. Enrique Aristeguieta Gramcko, de “Venezuela Soberana” y la “Vía Diferente”, iniciativas opositores emergentes, que consiste en un proyecto de Decreto Legislativo que permite remover del cargo a Maduro “por no cumplir con los requisitos de ser venezolano por nacimiento y sin otra nacionalidad”.
 
Básico, ¿verdad? Promisorio en varios aspectos, ¿verdad? Útil para salir del terrible atasco político nacional, ¿verdad? ¡Ah! Pero, enfrenta la terrible realidad del océano de intereses propios del mundo de la dirigencia de la oposición partidista. Eso, frente al hastío y cansancio de la sociedad, por esos intereses; pero, que ve repotenciada la posibilidad de volcar el entorno a favor de la iniciativa y avanzar a la recuperación de la normalidad nacional. Ésa es la fuerza que hace falta. Y beneficia la política opositora.
 
Porque es que a la MUD, muchos le descubrieron sus juegos: 1) electoralista, por espacios de poder y 2) utilitarista, por los beneficios materiales que esos espacios permiten. La MUD no tiene vocación transicional. De hecho, su última campaña presidencial, no solo no incluía el asunto, sino que le hacía férrea oposición.
 
Lo sufrí en carne propia, en 2011-12, como Jefe de Programa de Diego Arria, promotor pionero de una transición a la democracia en el país, por la vía de una constituyente. Pues bien, así, como se maneja la MUD, no se cambia a Venezuela. Ese cambio –de todos- se inicia con la “Moción Aristeguieta-Paredes”
 
Santiago José Guevara García
Valencia, Venezuela
sjguevaragarcia@gmail.com / @SJGuevaraG1
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.