www.elboletin.com

Educación ignora a los rectores y mantiene el 5,5 de nota mínima para acceder a las becas

viernes 25 de abril de 2014, 00:00h
José Ignacio Wert, ministro de Educación
José Ignacio Wert, ministro de Educación
La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, afirma que esta medida no atenta contra la igualdad de oportunidades como han defendido los rectores.
El Ministerio de Educación ha hecho 'oídos sordos' a la petición de los rectores, que hoy mismo, en el Consejo de Universidades, han pedido que se rebaje la nota para acceder a una beca de exención del pago de matrícula desde el 5,5 actual hasta el 5. La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, que ha presidido la reunión, ha rechazado esta propuesta y ha anunciado que el departamento que dirige José Ignacio Wert mantiene su plan de aumentar a un 6,5 dicha nota de cara al curso que viene.

Así lo ha indicado Gomendio en la rueda de prensa posterior a su reunión con los rectores. Estos ya habían anunciado su intención de solicitar una bajada de la nota para “facilitar la equidad entre los estudiantes”, pero el Ministerio de Educación ha rechazado esta propuesta. Según ha dicho la 'número dos' de Wert, se ha debatido sobre la interpretación que dice que el aumento de la exigencia sobre el rendimiento académico atenta contra la igualdad de oportunidades, aunque en el Ministerio “entendemos que de ninguna forma lo hace” ya que “se mantiene un derecho al que se tiene acceso siempre que se cumplan unos requisitos académicos y de renta”.

Es más, la secretaria de Estado ha recordado que “no se pide el mismo nivel de exigencia para los distintos niveles de apoyo económico” que da el Gobierno, y ha afirmado que lo único que se pide al alumno es que se “corresponsabilice del esfuerzo que hace la sociedad para que pueda estudiar”.

Tal y como ha dicho, “los estudiantes, en cuanto se modifican las reglas del juego, mejoran sus resultados”, y actualmente “no se pide la misma nota para estudiar distintas titulaciones”, por lo que “si se entiende que esta medida no atenta contra la igualdad, no entendemos que se argumente esto para estar exentos sobre el pago de tasas”.

Gomendio ha dicho que en el curso 2011-2012, cuando no había una exigencia rendimiento para el acceso a las becas, “el 40% de los alumnos obtenían la beca y el 20% abandonaban los estudios”. Algo que ha cambiado radicalmente, ya que actualmente “el sistema está dotado de una cuantía enorme de recursos y es importante garantizar la eficacia y que son los estudiantes dispuestos a realizar un esfuerzo los que obtienen la beca”.

“Todas las políticas del Gobierno están encaminadas a incentivar el esfuerzo”, ha dicho la secretaria de Estado, que ha afirmado que “todos los estudiantes universitarios son becarios de alguna forma, puesto que sólo pagan el 25% del coste real de los estudios que están cursando”. Asimismo, ha señalado que “aumentar el coste a medida que los alumnos iban repitiendo” se ha convertido en una buena forma de concienciar a los estudiantes, que han mejorado la nota media.

Tras ello, ha recordado que “se nos pidió hace un año que el aumento de la exigencia académica de 6,5 se retrasase un año. Así lo hicimos y ahora tengo que manifestar mi enhorabuena a los estudiantes por cómo han mejorado los resultados en un tiempo tan corto, en un curso académico”. Por ello, el Ministerio de Educación mantiene su previsión de aplicar esta nota mínima para el acceso a las becas.

Asimismo, Gomendio ha dicho que en España tenemos “becas a fondo perdido, mientras que en otros países hay un sistema de préstamos que tienen que devolver si acceden a empleos por encima de un determinado nivel de renta”.

Y ha finalizado su intervención aseverando que el Ministerio se preocupa por las familias con rentas bajas y que “por eso la dotación presupuestaria para las becas es tan alta, de 1.400 millones de euros”. Además, ha recordado que desde el Gobierno se ha rectificado cuando se ha visto que las exigencias eran demasiado altas. En este sentido, ha recordado que para los alumnos de ciencias e ingenierías se ha disminuido la exigencia “del 50% de créditos aprobados al 40%”.

En cuanto a los repetidores no becados, Gomendio ha dicho que “se ha fomentado el mayor esfuerzo incrementando el precio del crédito”, algo que a su entender “es una buena política que ha contribuido a la mejora del rendimiento” ya que ahora los universitarios son “más cuidadosos a la hora de elegir cuántos créditos pueden cursar cada año”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios