www.elboletin.com

Crece el descontento policial con Interior: la medalla a la Virgen se reservaba solo a los agentes muertos en atentado

miércoles 26 de febrero de 2014, 00:00h
Miembros de la Policía Nacional
Miembros de la Policía Nacional
El SUP acusa al ministro de "burlarse" de los agentes fallecidos por otorgar a la Virgen una condecoración que siempre se había concedido a título póstumo.
Miembros de la Policía Nacional
Miembros de la Policía Nacional
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha concedido la Medalla de Oro al Mérito Policial, la más alta condecoración del Cuerpo Nacional de Policía, a la Virgen, en concreto a Nuestra Señora María Santísima del Amor, lo que el Sindicato Unificado de Policías (SUP) considera una “burla” al ser una condecoración que estaba “reservada a aquellos compañeros que mueren en atentado terrorista”.

El portavoz del SUP, José María Benito, señaló en declaraciones a elboletin.com que esta medalla siempre se ha concedido “a título póstumo” a los miembros de la Guardia Civil y de la Policía que fallecían en un atentado, lo que explicaría la “polvareda” que ha provocado en el cuerpo el hecho de que el titular de Interior haya concedido a una Virgen.

“A la Virgen le podemos dar lo que queramos, llevarle flores, convertirla en la patronal de nuestro pueblo, pero no darle una medalla al mérito policial y menos una medalla reservada aquellos funcionarios policiales que pierden la vida en un atentado”, recalcó Benito, quien dejo claro que la polémica hubiera sido menor si el ministro hubiera concedido a la Virgen del Amor por ejemplo la medalla roja que está destinada a quienes fallecen en cualquier acto de servicio como por ejemplo un atraco.

E insistió en el malestar que ha provocado esta decisión entre los agentes ya que ningún otro Gobierno ha concedido nunca una medalla policial a una Virgen “siempre se han dado a una persona y el ministro no la debería haber concedido por mucho que se lo pidiera una hermandad o cofradía”.

Además, el representante del sindicato policial dio otras pistas sobre la deriva ‘religiosa’ que el creyente Fernández Díaz está imponiendo a la Policía al informar que en la jura de nuevos inspectores que se celebra el próximo viernes en Ávila se entonará un cántico católico en el homenaje a los caídos, concretamente: La muerte no es el final”, que es una canción que se interpreta en los actos militares.

José María Benito explica que lo habitual en este tipo de actos era que sonara la marcha fúnebre de Chopin mientras se recitaban unas palabras emotivas, pero laicas, y no un “cántico religioso militar como se va a obligar a hacer ahora”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.