www.elboletin.com

Carmena recompra un edificio municipal que Gallardón ‘malvendió’ a Sacyr

miércoles 21 de diciembre de 2016, 00:00h
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
La sede del Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, que costaba 18.000 euros diarios, pasa a titularidad pública.
El Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid estaba ubicada en un edificio (calle Alcalá, 45) cuyo alquiler costaba más de 18.000 euros diarios a las arcas municipales. A día de hoy, el área económica del consistorio continúa en ese mismo lugar, pero sin tener que pagar ningún alquiler.
 
El Ayuntamiento de Madrid acaba de adquirir el inmueble donde se ubica el área económica del consistorio por 104 millones de euros. De esta manera, el equipo de Carmena remunicipaliza un espacio que pasó a manos privadas en 2004 tras una polémica venta del Ejecutivo de Alberto Ruíz-Gallardón.
 
Aquel año, el gobierno municipal del PP autorizó vender a Testa, filial de patrimonio inmobiliario perteneciente a Sacyr Vallehermoso, varios inmuebles pertenecientes a los madrileños. Entre ellos, el edificio de la calle Alcalá, 45, que fue comprado por 99,78 millones de euros. Lo curioso es que el Ayuntamiento pasó de propietario a inquilino en cuestión de horas.
 
El equipo municipal de Ahora Madrid denuncia el severo sobrecoste que ha supuesto para Madrid el alquiler de ese edificio a lo largo de estos años, que para más inri, estaba blindado – el alquiler – hasta el 2019. “El precio del alquiler anual de Alcalá 45 es de 6.675.000 euros (18.422 euros diarios), lo que equivale a 28,37 euros por metro cuadrado, un precio que está muy por encima del de mercado en esa zona, que se sitúa en 16,6 euros/m2. Esto arroja un sobrecoste superior al millón y medio de euros” asegura el equipo de Manuela Carmena en un comunicado.
 
En ese sentido, la compra del inmueble supondrá la recuperación de un edificio público y un ahorro próximo a los 23 millones de euros, correspondientes a los alquileres que ya no se tendrán que pagar hasta 2019. Eso supone, además, que la partida dedicada a alquileres de edificios en el Presupuesto General pasará de 27.354.000 euros en 2016 a 20.679.042 en 2017.
 
Por último, el consistorio afirma que “se evitará el traslado de los más de 600 trabajadores públicos, con el sobrecoste añadido que esto ocasionaría, y podrán acometerse obras para optimizar el espacio”.
 
El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, afirma que el Ayuntamiento de Madrid actual apuesta por recuperar espacios públicos y ahorrar dinero a los madrileños, en detrimento de la política “de enajenar patrimonio público y suscribir contratos de arrendamiento, en muchos casos elevadisimos y blindados” llevada a cabo, dice, por el PP y Alberto Ruíz-Gallardón.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

?